Corrupción

Una empresa de la que Rato era accionista secreto reclamó a Bankia 9 millones por un pelotazo frustrado

Rodrigo Rato durante su detención el día en que se registraron sus casas y su dspacho.

Las proclamas de inocencia que Rodrigo Rato lleva lanzando más de un año a través de su entorno han chocado contra un informe de la Guardia Civil que confirma cómo en diciembre de 2011, durante su etapa al frente de Bankia, utilizó su cargo y su voto en el consejo de administración para otorgar préstamos y avales por 347 millones de euros a un grupo promotor, Aedifica, del que secretamente era copropietario. 

El dinero, que finalmente se quedó en la caja de Bankia por decisión del nuevo equipo directivo de la entidad, había de servir para financiar un formidable pelotazo urbanístico con los terrenos del histórico estadio del Valencia, el Mestalla. En 2013, después de que el nuevo equipo directivo de Bankia hubiese abortado la operación tras el rescate de 2012, la empresa de Aedifica que se había asociado con Bankia para aquella operación frustrada y en la que Rodrigo Rato participaba directamente, Hábitats del Golf SL, se fue a los tribunales.

En su demanda, Hábitats del Golf reclamaba a Bankia nueve millones más IVA por los gastos en que había incurrido como "gestor" del proyecto. 

La semana pasada, y en una sentencia a la que ha tenido acceso infoLibre, el juzgado de primera instancia número 14 de Valencia rechazó las pretensiones de Hábitats del Golf SL, cuyos accionistas mayoritarios, como en las demás sociedades de Aedifica, son los empresarios valencianos José Granell y Agustín Escandón. La sentencia puede ser recurrida ante la Audiencia valenciana.

Hábitats del Golf SL tuvo un papel esencial en esta historia desde el primer momento. Fue la elegida por Aedifica para asociarse con Bankia en una empresa mixta -Newcoval SL- participada por cada socio al 50% pero a la que solo la entidad financiera aportaría fondos. En la sesión del consejo de administración que el 12 de diciembre de 2011 aprobó la operación crediticia a Aedifica por 347 millones, Rato no se abstuvo. Ni alertó en ningún momento al banco de que tenía intereses directos en ese grupo. La Guardia Civil cree que su actuación reviste las características del delito de administración desleal.

Testimonios e emails

Tanto los testimonios aportados por distintos directivos de Bankia como los emails incautados delatan cómo Rodrigo Rato se encargó personalmente de impulsar aquel pelotazo urbanístico diseñado para que el grupo Aedifica no arriesgase ni un solo euro. Esos mismos testimonios y correos electrónicos demuestran cómo, después de abandonar la presidencia de Bankia en 2012, Rato siguió teniendo comunicación directa con el cabeza visible de Aedifica, José Enrique Granell, para interesarse por la operación del Mestalla y tratar de allanar el camino. 

En Hábitats del Golf, y una vez descorrida la cortina de una primera sociedad instrumental -VR Inversiones Residenciales SL-, la UCO ha acreditado cómo Rodrigo Rato participa en última instancia a través de una de las compañías que desde hace años reconoce como suya. Esa mercantil se llama Rafi Tealsa SL. Y, de hecho, la incluyó en su declaración de intereses cuando en enero de 2010 se convirtió en presidente de Caja Madrid.

En esa declaración de intereses, transcrita por la Guardia Civil en su informe, Rato no precisó qué porcentaje posee de Rafi Tealsa SL, compañía administrada por él mismo. 

El porcentaje es una incógnita. Pero no lo es que, desde luego, Rato no hizo en esa declaración ninguna referencia a Hábitats del Golf SL ni a las otras compañías del grupo Aedifica en las que también participa. La relación aparece detallada en el informe de la UCO:  Hábitats del Garraf SL; Barcelona Golf SA; Jardines de la Ribera del Tajo SL; Terrenys Beguda Alta SL; Terrenys del Penedés SL; y Hábitats del Golf SL. Al banco francés Lazard, para el que había trabajado antes de desembarcar en Bankia, Rato sí le comunicó que guardaba relación con tres de esas compañías.

Si su participación en Rafi Tealsa fuera del 100%, eso significaría que el antaño vicepresidente del Gobierno y luego director del Fondo Monetario Internacional (FMI) había logrado hacerse con el 9% de Hábitats del Golf SL y, por tanto, con el 4,5% de Newcoval SL. Otro 11% de Hábitats del Golf está en manos de sociedades igualmente administradas por miembros y colaboradores profesionales de su familia.

Que la operación se salía de los parámetros ordinarios y no solo por su abultadísimo importe lo han declarado ante el juez que investiga a Rato varios directivos y exdirectivos de Bankia. Para empezar, la operación del Mestalla se articularía a través de una sociedad mixta participada al 50% por Bankia y Aedifica, aunque Aedifica no pondría ni un céntimo. "El grupo Aedifica -relató a la UCO un directivo de Bankia- no aportaba a la operación más que sus conocimientos urbanísticos en la región, pero no aportaría ningún tipo de fondos".

Como desveló infoLibre en abril de 2015, ese pretendido pelotazo ya estaba bajo sospecha desde que dos informes periciales encargados por Bankia alertaron de que familiares de Rodrigo Rato participaban en varias sociedades del grupo Aedifica. 

La decena de casos que empujan a Rato hacia el banquillo

La decena de casos que empujan a Rato hacia el banquillo

Más sobre este tema
stats