Elecciones europeas

Equo, Compromís y CHA aprueban su coalición Primavera Europea

Juan López de Uralde, líder de Equo, saluda a su candidato para las europeas, Florent Marcellesi, el pasado 22 de marzo, en el congreso del partido en Madrid.

El amplio espacio que cae a la izquierda del PSOE se va despejando definitivamente de cara a las elecciones europeas del 25 de mayo. IU concurrirá con ICV-EUiA, Anova, la navarra Batzarre, la Confederación de Los Verdes o Construyendo La Izquierda-Alternativa Socialista (CLI-AS), y tiene su lista aprobada. Este miércoles se presentó la segunda gran oferta, la coalición Primavera Europea, que lideran Compromís, Equo y Chunta Aragonesista (CHA), y que se completa con Participa, Por Un Mundo + Justo, Partido Castellano, Caballas (una formación ceutí) y Socialistas Independientes de Extremadura (SIEX). Tanto CHA como SIEX acudieron a las generales de 2011 con la federación de Cayo Lara. Los aragonesistas aún comparten con IU grupo en el Congreso, pero los extremeños han roto por completo con la federación por su "sucursalismo" al PP en la región. 

Los ocho fuerzas han suscrito un manifiesto en el que reflejan los diez puntos programáticos claves, y que lleva por título Por una Europa de las personas, al que desean que se sume la ciudadanía a través de su web. "Desde el Sur de Europa queremos terminar con los recortes y que paguen los responsables de esta gran estafa. Impuesto por una élite política y económica, el austericidio empobrece a millones de personas e hipoteca el futuro de las generaciones venideras. Esta Europa de la troika es cada vez más desigual e insostenible, y lleva, por desgracia, a que cada vez más gente pierda la confianza en el proyecto europeo", sentencian. En España, a su juicio, se vive de forma "aún más crítica" esta "nefasta dinámica", por el elevadísimo paro, la creciente desigualdad, la pobreza energética y "los vergonzosos casos de corrupción". Además, desde la reforma de la Constitución de 2011, "se prioriza el pago de la deuda antes que cualquier inversión social y ecológica". "Por si fuera poco, asistimos también a la vuelta a un Estado centralista y autoritario, que adopta sus decisiones en los niveles más alejados posibles de la ciudadanía, negando su plurinacionalidad y recortando democracia y autogobierno", subrayan.

Primavera Europea considera, por todas esas razones, que hace falta más que nunca una nueva UE que luche contra las multinacionales y los mercados, el cambio climático y los populismos xenófobos y excluyentes. "Como ciudadanía, queremos reinventar Europa desde la solidaridad, la democracia y la sostenibilidad. Queremos recuperar nuestra soberanía política y ejercerla a nivel supranacional para consensuar un nuevo horizonte de vida digna y responsable. Queremos aportar respuestas válidas para la mayoría de las personas y acordes con los límites del planeta. Somos la Europa de las personas que aman a su entorno y quieren sostenibilidad y solidaridad para hoy y mañana, en los países del Norte y del Sur. Somos la Europa de los pueblos que quieren compartir valores, cooperar para prosperar y conjugar la diversidad lingüística, cultural en un proyecto común de dignidad, paz y bienestar".

Convergencias y divergencias

El menú programático imprescindible de Primavera Europea se compone de estos diez ingredientes: rescate de las personas (políticas para la creación empleo y respetuosa con el medio ambiente y "tolerancia cero" contra la corrupción, el fraude, la evasión y los paraísos fiscales), democracia real (nuevo proyecto constituyente para construir una Europa "más democrática y transparente"), solidaridad (garantizar educación, sanidad, justicia y medio ambiente para todos), Europa de los Pueblos (apoyo y respeto de la Unión a la diversidad nacional, cultural y lingüística, "incluyendo a las minorías y naciones sin Estado"), derechos (espacio de libertad y seguridad para todos los individuos, "libre de discriminación, racismo y xenofobia"), economía verde (transición ecológica de la economía, camino hacia el Green New Deal y otro modelo productivo), jóvenes con futuro (una Europa que no condena a la juventud a la diáspora y combata el problema del paro), auditoría pública y ciudadana de la deuda (para no pagar la parte ilegítima), Europa sostenible (nuevo modelo energético, libre de energías fósiles y nuclear, sin fracking y basado en las renovables) y fraternidad global y promoción de la paz (convertir a la UE en una voz internacional fuerte y unitaria "en defensa de la solidaridad, la libertad y los derechos humanos, la erradicación de la pobreza y la dignificación de la migración interna y externa). 

Las claves del programa común son, pues, semejantes a las de IU o las de Podemos y el Partido X. A fin de cuentas, hay espacios ideológicos compartidos. Pero, como reconocen estas formaciones, aunque les unan sus programas, les separan algunas diferencias, el énfasis en ciertas políticas (el matiz verde en Primavera Europa es fundamental, por ejemplo) y los métodos. Esa es la diversidad de la izquierda. 

Vídeo para cambiar el voto rogado en "voto cabreado"

La lista estará encabezada por el alcalde de Burjassot (Valencia), Jordi Sebastià, y el activista Florent Marcellesi, los ganadores de las respectivas primarias abiertas de Compromís y Equo. El número tres es para CHA, que estaba hasta hoy inmersa en su proceso de primarias entre militantes. Quien ocupe esa plaza finalmente será Ángela Labordeta, vicesecretaria general de Comunicación e Imagen (e hija del mítico cantautor y diputado José Antonio Labordeta), puesto que fue la única que logró recabar los 150 avales necesarios (el 5% del censo). No lo consiguió la otra precandidata, Marta Carrés, exconcejal en Sallent de Gállego (Huesca). Así que no hará falta que se abran las urnas este viernes, 4 de abril. Labordeta será ratificada directamente el sábado en el Comité Nazional (máximo órgano de dirección) de CHA. 

Además, la Red Equo Joven (RQJ) ha lanzado una campaña (con vídeo incluido, el de aquí abajo) para fomentar el voto de los españoles en el exterior, con el nombre de No te quedes sin voz. Los jóvenes de Equo quieren vencer así los obstáculos que puso la última reforma de la Ley Electoral, de 2011, que introdujo el voto rogado. O sea, que los emigrantes que deseen emitir su sufragio deben registrarse hasta el 26 de abril. La RQJ cree de "vital importancia" incentivar la movilización de estos españoles exiliados, y convertir ese voto rogado en "voto cabreado", "capaz de canalizar todo el descontento de estos ciudadanos –según las estadísticas más 1.700.000 en 2013– contra aquellos que han llevado Europa a la crisis".

Chunta da portazo a IU y decide por un 86% aliarse con Equo y Compromís

Chunta da portazo a IU y decide por un 86% aliarse con Equo y Compromís

Más sobre este tema
stats