LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Ábalos complica a Sánchez la gestión política del 'caso Koldo' al aferrarse al escaño en el Grupo Mixto

26M | 'Superdomingo' electoral

Errejón decidirá en los próximos meses si extiende Más Madrid al resto de España

Íñigo Errejón, en el centro, durante el acto de cierre de campaña de Más Madrid en Vallecas.

Son tiempos de reposicionamientos en el espacio político a la izquierda del PSOE. La debacle de Podemos el 26M y el buen resultado obtenido por Más Madrid en las elecciones autonómicas –en las municipales es difícil saber qué parte se debe atribuir a Manuela Carmena– han abierto un proceso de reorganización de las fuerzas de la izquierda alternativa. Mientras la formación morada ha quedado muy tocada, el partido promovido por Íñigo Errejón y Manuela Carmena se ha erigido con el liderazgo de la izquierda a la izquierda del PSOE en la Comunidad de Madrid y, en los próximos meses, estudiará si replica su propuesta a nivel nacional.

El pésimo resultado de las fuerzas de la izquierda alternativa el 26M y, especialmente, de Podemos y sus aliados –que han perdido la mayor parte de su poder territorial– han dejado muy debilitado al partido morado en varios territorios, entre los cuales se cuenta la Comunidad de Madrid, donde la derecha ha conseguido retener el Gobierno. Allí, Unidas Podemos apenas reúne el 5,56% de los votos a nivel autonómico, una cifra que ya es muy mala, pero que resulta especialmente sangrante si se compara con el 14,65% conseguido por Más Madrid en la Comunidad. La lectura que hace la cúpula de Más Madrid es que, en palabras del propio Errejón, su formación ha conseguido "ensanchar la izquierda". Y, por ello, se plantean extenderla a nivel estatal.

Por el momento, el planteamiento es simplemente eso, una idea sin desarrollar y que aún debe definirse y debatirse antes de tomar una decisión al respecto, según explican los dirigentes consultados. Pero fuentes próximas a Errejón admiten que, tras los resultados de Más Madrid en la Comunidad, las llamadas y contactos procedentes del resto de España para convertir el partido en una formación de ámbito estatal se han intensificado. "Aunque no creo que se saque una conclusión pronto" sobre la conveniencia de hacerlo, advierte un dirigente.

Y es que, por el momento, Errejón tiene una tarea más urgente: convertir una marca electoral en un partido organizado y operativo. Las circunstancias excepcionales en las que se conformó Más Madrid, fundado tras la alianza de Errejón y Carmena y la ruptura de ambos con Podemos el pasado enero, no han permitido que la formación se haya dotado de órganos de funcionamiento, dirigentes o procesos de toma de decisiones. Así que, según explican los dirigentes consultados, Errejón y los suyos se van a dedicar en los próximos meses a levantar la organización poniendo en marcha esos mecanismos.

"Debemos enraizarnos en el teritorio, sedimentar, ampliar el bloque progresista e ir marcando la agenda" del resto de los partidos, enuncian otras fuentes de Más Madrid consultadas al ser preguntadas por la hoja de ruta a seguir en los próximos meses. Cualquier decisión sobre si extender la formación al ámbito estatal, señalan algunos los dirigentes consultados, vendrá después, y vendrá precedida de un debate sobre el "modelo de partido" que debe construirse para subsanar algunos de los problemas orgánicos de Podemos, cuyo hiperliderazgo ha sido criticado por el errejonismo desde el congreso de Vistalegre II.

Podemos reúne a su dirección pero Iglesias no dimite

Pero Más Madrid no es el único partido que tiene mucho en qué pensar en los próximos meses. Podemos, el principal derrotado de la noche del domingo, ha convocado un Consejo Ciudadano estatal –su máximo órgano entre congresos– para analizar unos resultados que el propio secretario general, Pablo Iglesias, calificó este lunes de "malos". Iglesias aludió en su valoración a la necesidad de "hacer autocrítica", pero de su boca no ha salido ningún reproche hacia su propia formación, y las fuentes del partido morado consultadas insisten en que será en la reunión del Consejo Ciudadano cuando se planteará un análisis para explicar la debacle del 26M.

En esa reunión estarán presentes los secretarios generales autonómicos de Podemos, la mayor parte de los cuales se habían organizado en los últimos meses como un embrión de contrapoder interno que ahora pierde peso a causa del mal resultado del domingo. De hecho, una de las principales cabezas de este grupo de barones, el castellanomanchego José García Molina, anunció el mismo domingo su dimisión después de que Podemos quedase fuera de las Cortes regionales. Iglesias rechazó imitarle este lunes y se limitó a señalar que su cargo está "a disposición de los inscritos".

No obstante, si ya hubo voces críticas el pasado enero, cuando Iglesias decidió confrontar con Errejón en la Comunidad de Madrid tras la alianza de éste con Carmena –interpretada por el equipo de Iglesias como una traición en toda regla puesto que ya había sido elegido para encabezar la candidatura de Podemos–, los malos resultados electorales han reabierto las críticas contra el secretario general. Quien las ha expresado con mayor claridad ha sido la rama andaluza de Podemos, una de las más críticas con la dirección estatal, que ha asegurado que debe tomarse "ejemplo" del resultado del partido en Cádiz, donde el alcalde José María González Kichi ha rozado la mayoría absoluta. 

Errejón vuelve a proponer un pacto a Cs: les insta a "abandonar la soberbia"

Errejón vuelve a proponer un pacto a Cs: les insta a "abandonar la soberbia"

El posible Vistalegre III

Tras meses de enfrentamiento con Iglesias, Podemos Andalucía ha querido sacar pecho de su estrategia de profundo hermanamiento con IU recordando que el de esa comunidad es "el mejor resultado de Podemos a nivel estatal". Y el responsable de la Secretaría Política y de Comunicación de Podemos Andalucía, Pablo Pérez Ganfornina, ha asegurado que la rama andaluza del partido morado tiene "la responsabilidad de empujar desde el sur un renacer de esta fuerza política a nivel estatal".

Por el momento, no obstante, en Podemos no se ha planteado ninguna suerte de "renacer" a través de la convocatoria de un congreso extraordinario, aunque lo cierto es que desde hace meses se barrunta la posibilidad de adelantar el congreso de Vistalegre III, que está programado para principios de 2020. El cofundador Juan Carlos Monedero apostó por ello hace unos meses y la propia número dos del partido, Irene Montero, sostuvo en marzo que "pronto el líder de Podemos será una mujer".

Más sobre este tema
stats