Crisis del coronavirus

El Gobierno decreta el estado de alarma en Madrid: "La paciencia tiene un límite y ha habido que tomar medidas"

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, junto al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

El Consejo de Ministros extraordinario de este viernes aprobó esta mañana la declaración del estado de alarma para la Comunidad de Madrid. Así se lo hizo saber el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a la presidenta de la Comunidad de Madrid después de que el Ejecutivo regional decidiera hacer caso omiso al ultimátum lanzado la noche anterior por la Moncloa. "La presidenta de la Comunidad de Madrid ha decidido no hacer nada", resumió en ministro de Sanidad, Salvador Illa en rueda de prensa tras hacer un relato de los desencuentros entre los Gobiernos central y regional en las últimas semanas.

"La paciencia tiene un límite y ha habido que tomar medidas para que no se extienda el nivel de contagios en España", añadió en titular de Sanidad, que compareció acompañado por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

Las medidas son de aplicación. Pasadas las 16.30 fueron publicadas en el  Boletín Oficial del Estado este viernes. En esencia, los madrileños se encuentran, y así se esforzó en destacarlo Illa, ante la misma situación en la que estaban antes de que el TSJ de Madrid emitiera el fallo este jueves. Las restricciones, pues, afectan a los municipios de Alcobendas, Alcorcón, Fuenlabrada, Getafe, Leganés, Móstoles, Parla y Torrejón de Ardoz. El ministro destacó que, cuando transcurran los 15 días de este estado de alarma, esos municipios llevarán 21 días con las medidas. "Tal y como está evolucinando la situación y las medidas, pensamos que se puede conseguir una establización", mantuvo. De la lista de municipios afectados se ha caído el de Alcalá de Henares, al haber mejorado sus datos en los últimos días.

Según fuentes del Ejecutivo, Sánchez había trasladado a Isabel Díaz Ayuso que hay que "proteger" la salud pública y que se procede a aplicar el estado de alarma. La idea es que en los proximos 15 días los equipos sigan trabajando para avanzar en los escenarios futuros. En respuesta, la dirigente conservadora reclamó "más tiempo" al Gobierno. Pero Sánchez respondió que no se puede esperar más.

En la noche de este jueves, fuentes de la Presidencia del Gobierno informaban de que, a su vuelta de un viaje oficial a Argelia, el jefe del Ejecutivo se había puesto en contacto con la presidenta madrileña para abordar "las alternativas legales existentes para mantener las medidas previstas en la Orden revocada por el TSJ de Madrid por razones no de fondo, sino de mera habilitación legal para adoptarlas".

En esa conversación, Pedro Sánchez trasladó a Isabel Díaz Ayuso que "en este momento existen tres posibilidades". Una: "que la Comunidad de Madrid, como autoridad competente en materia sanitaria, dicte una Orden al amparo de lo establecido en el artículo 3 de la Ley Orgánica 3/1986, de 14 de abril, de Medidas Especiales en Materia de Salud Pública". Dos: "que solicite la declaración del estado de alarma para que sea el Gobierno de España conjuntamente con la Comunidad de Madrid quien lo declare y ratifique las medidas en cuestión. Y tres: "que sea el Gobierno de España quien declare el estado de alarma, sin necesidad de que se formule previamente una solicitud"

La intención del Ejecutivo era decretar el estado de alarma si desde la Comunidad de Madrid no se toman las riendas de las situación. La pelota, pues, estaba en el tejado de la dirigente conservadora porque la advertencia de Sánchez es clara. Y el Ejecutivo, en esta ocasión, optó por ir hasta el final.

"Las mismas medidas"

En cualquiera de estos tres casos, subrayaban en la Moncloa, "las medidas serían exactamente las mismas que ya se venían aplicando, pues lo único que cambiaría sería el instrumento legal por las que se adoptan, es decir, la cobertura jurídica".

"La presidenta de la Comunidad de Madrid, en una segunda conversación telefónica, ha dicho al presidente del Gobierno que necesita tiempo. Será hasta mañana por la mañana. Este viernes habrá, por lo tanto, un Consejo de Ministros extraordinario por la mañana", completan las citadas fuentes. Sánchez estaba en Barcelona este viernes a las 10.30 horas en el acto de entrega de premios de la primera edición de la Barcelona New Economy Week, acto al que acudió junto al rey Felipe VI. Y a las 11.45 ambos visitaron una incubadora de empresas de impresión 3D en la zona Franca. El Consejo de Ministros lo presidio Carmen Calvo.

Poco después de que desde la Moncloa se informara de esta conversación entre ambos líderes políticos, la Comunidad de Madrid trasladaba la siguiente "declaración" de su presidenta: "A las 22:15 de esta noche he quedado con el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, en hablar mañana. A primera hora nos reuniremos en la Comunidad de Madrid para ver alternativas. Nuestras zonas básicas estaban funcionando y pueden ser lo mejor. Esperamos pactar una solución que beneficie a los ciudadanos y dé claridad".

Una reunión que nunca se produjo

Tras conocerse la decisión judicial, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, había emplazado a las autoridades madrileñas a un encuentro para coordinar la acción entre ambas administraciones y retomar el diálogo. Pero no fue posible a lo largo de toda la tarde. Porque desde la Comunidad de Madrid se consideraba "una prioridad ineludible" antes de esa cita contar con una orden "trabajada y completa, pero sencilla" que preveía tener lista ya este mismo viernes y que recogería medidas "sensatas, justas y ponderadas" para la región, según la propia presidenta de la Comunidad.

La incertidumbre que se abría tras la decisión del TSJM se agravaba puesto que los madrileños están en las vísperas de un puente —el lunes, 12 de octubre es festivo— y tras el fallo podrían abandonar la ciudad para disfrutar de tres días fuera. Tanto la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, como el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, como el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, coincidieron este jueves en pedir a los madrileños responsabilidad y les instaron a permanecer en la ciudad. 

En la rueda de prensa de este viernes, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, anunció este viernes que más de 7.000 agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil iban a desplegarse de "de inmediato" en carreteras y principales infraestructuras de transportes públicos para controlar las restricciones de movilidad del real decreto del estado de alarma en la Comunidad de Madrid.

Madrid amplía las restricciones a zonas de Arganda del Rey, Collado Villalba, Colmenar Viejo y Coslada

Madrid amplía las restricciones a zonas de Arganda del Rey, Collado Villalba, Colmenar Viejo y Coslada

Más sobre este tema
stats