Crisis del coronavirus

El Gobierno ultima la estructura que repartirá los fondos europeos con la expectación empresarial desatada

Pedro Sánchez conversa con la presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín, en presencia de Pablo Iglesias tras la conferencia 'España puede'.

A la espera del ansiado dinero europeo, respiración contenida en el Gobierno, en las comunidades autónomas y en las empresas. La expectación es altísima, porque el dinero por venir es mucho. Y Moncloa se mueve. El Gobierno ultima la estructura para organizar el reparto de los fondos para la recuperación, que pretende tener definida en las próximas dos semanas, informan fuentes del Ejecutivo a infoLibre. La unidad incluirá a representantes empresariales a un "consejo consultivo". 

Pedro Sánchez anunció el 31 de julio la creación de una "Unidad de Seguimiento del Fondo de Recuperación" en el Gabinete de la Presidencia en la Moncloa, así como un "grupo de alto nivel" que articulará la "colaboración público-privada". La fórmula exacta para la mejor "gobernanza" de los fondos sigue en estudio, aunque las citadas fuentes prevén que esté concluida antes de dos semanas.

El tiempo apremia, porque la presión crece y se percibe "un apetito voraz", como señalan fuentes de la Vicepresidencia de Transición Ecológica y Reto Demográfico, que ofrecen un dato que ilustra el interés despertado por los fondos en camino: sólo al ministerio que dirige Teresa Ribera han llegado ya proyectos por valor de 96.000 millones de euros, a pesar de que ni siquiera está abierta todavía la "ventanilla" oficial para las ayudas.

Se trata, precisan estas fuentes, de proyectos vinculados a la "transición ecológica" y la "economía verde" tanto de administraciones públicas como de compañías privadas. La avidez no es sólo cosa de empresarios, también los gestores públicos se ponen a la cola.

Los expedientes se acumulan. Fuentes de la vicepresidencia cuarta señalan que la tramitación está dando "prioridad" a los proyectos que puedan financiarse con los 72.000 millones previstos en transferencias directas, es decir, no en préstamos, del total de los 140.000 millones previstos. La idea es recurrir lo menos posible a préstamos y exprimir las transferencias directas, dándoles ahora prioridad y agilizando expedientes.

Comisión interministerial y ventanilla

La "Unidad de Seguimiento del Fondo de Recuperación", que fue el nombre anunciado por el presidente Sánchez, empieza a tener ya letra pequeña. Tendrá varias patas. Habrá una "comisión interministerial", que pivotará en torno al Ministerio de Hacienda de María Jesús Montero.

Habrá una "ventanilla", un punto de recepción de las propuestas concretas, con epicentro muy probable en el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital de Nadia Calviño.

Una figura que tendrá peso en la unidad será la de Manuel de la Rocha, director del Departamento de Asuntos Económicos del Gabinete de la Presidencia, indican fuentes conocedoras del diseño de la estructura.

En cualquier caso, recalcan las fuentes, el presidente se reserva un papel protagonista, ya que toda la unidad actuará bajo su "liderazgo". Está previsto que el desarrollo de algunos proyectos llegue hasta 2026. Es un plan de más de una legislatura.

Consejo consultivo

Además de la "comisión interministerial" y la "ventanilla", habrá un "consejo consultivo", con presencia de figuras del ámbito privado y expertos. El casting todavía no ha terminado. Lo seguro es que los nombres serán mirados con lupa.

A la espera de la definición del "consejo consultivo", su idea entronca con el "grupo de alto nivel" que articulará la "colaboración público-privada" anunciado en julio por Moncloa. El concepto está claro: trabajar codo con codo con el empresariado.

Cuando el diseño esté terminado, la pretensión del Gobierno es presentar la idea al presidente del PP, Pablo Casado, para recabar sus posibles aportaciones. Hasta la fecha, el desencuentro entre el PP y el Gobierno es total también en cómo se repartirán las ayudas. Casado teme un reparto "clientelar" de las ayudas, rechaza la "Unidad de Seguimiento del Fondo de Recuperación" y reclama una autoridad independiente, aunque lo hace recurriendo a una ley de agencias estatales de 2006 que fue derogada en 2015 a instancias del Gobierno de Rajoy. La propuesta de Casado ha causado estupor en el Ejecutivo, según las fuentes consultadas, que la consideran "ofensiva en lo político y chapucera en lo jurídico".

Gran empresa y CEOE

Las empresas están en posición de alerta. En todos los foros empresariales la idea es la misma: el sector privado debe ser protagonista en la administración de los fondos llegados de la Unión Europea para impulsar la recuperación. El diseño de la "gobernanza" de los fondos del Gobierno parece responder a esta expectativa. Y al mismo tiempo el Ejecutivo lanza un mensaje claro, reservándose elevadas cotas de poder en el reparto.

No en vano, en julio tuvo lugar el anuncio oficial de que el propio Sánchez presidirá la comisión directora del llamado "Fondo de Recuperación". Es decir, Moncloa controla el grifo, aunque se abre a la colaboración con las empresas.

Ahí hay que inscribir el sonado acto de esta semana en la Casa de América. Sánchez convocó allí al gran empresariado a escuchar un discurso económico y político en el que pidió unidad y prometió un gobierno duradero, palabras que pueden entenderse como un intento de ganarse el apoyo de la gran empresa ante la llegada del dinero europeo. Lo cierto es que no hubo ausencias destacadas. Allí estaban Ana Botín (Santander), Carlos Torres (BBVA), Pablo Isla (Inditex), José María Álvarez-Pallete (Telefónica), Florentino Pérez (ACS), Antoni Brufau (Repsol), José Manuel Entrecanales (Acciona), Isidre Fainé (La Caixa), Ignacio Sánchez Galán (Iberdrola), José Ignacio Goirigolzarri (Bankia)...

La CEOE también se mueve. La patronal ha firmado un convenio con PwC para abrir una "Oficina Técnica de Apoyo para Proyectos Europeos". "El cometido [...] será dar apoyo técnico para aprovechar de la manera más eficaz los recursos procedentes del Plan Europeo de Recuperación que se designen a España", según la patronal. La CEOE ha puesto al frente a un experto en la negociación con el sector público, Luis Socías, proveniente de Deloitte, como avanzó El Español. La especialidad de Socías es la "planificación estratégica con el foco en el sector público".

Casado traslada a los embajadores de la UE su discrepancia con Sánchez sobre la gestión del fondo europeo

Casado traslada a los embajadores de la UE su discrepancia con Sánchez sobre la gestión del fondo europeo

Más sobre este tema
stats