Movimientos sociales

La Ingobernable ante la cesión a la Fundación Hispanojudía, encabezada por Gallardón: "La motivación del PP sigue siendo el enriquecimiento de sus amigos"

Un grupo de personas se concentra a las puertas del Centro Social La Ingobernable, en agosto de 2019, ante su posible desalojo.

El Ayuntamiento de Madrid, liderado por José Luis Martínez-Almeida, ha tomado una decisión respecto al inmueble de calle del Gobernador 39. En este edificio de 3.000 metros cuadrados se encontraba ubicado el espacio autogestionado La Ingobernable, el cual se desalojó de madrugada por orden judicial el pasado 13 de noviembre. Este jueves, tras la Junta de Gobierno del distrito de Vicálvaro, se anunció la cesión por 50 años a la Fundación Hispanojudía para la construcción de un museo. Entre los ejecutivos de esta Fundación, se encuentra el exalcalde de Madrid por el Partido Popular, Alberto Ruiz-Gallardón, que ocupa el cargo de vicepresidente.

Las condiciones de esta cesión, a priori, parecen similares a las que tuvo el Ayuntamiento de Ana Botella en 2013 con la Fundación Emilio Ambasz, en este mismo inmueble y para el mismo fin, la construcción de un museo. Sobra decir que este proyecto no se llevó a cabo. Aunque en este caso no había un exmiembro del PP al frente de la Fundación, el arquitecto argentino mantenía una estrecha relación con el PP, en especial, con José María Aznar.

Durante la campaña electoral, el ahora alcalde aseguraba que si no se quería un museo de un arquitecto de renombre, "como es Ambasz, entonces construirá un centro de salud y una biblioteca".

Almeida señaló este jueves que "Madrid es la única gran capital de Europa que no cuenta con un museo judío". Sin embargo, desde 2006, Madrid cuenta con el Centro Sefarad-Israel ubicado en calle Mayor, 69. Este centro se trata de una institución de naturaleza pública y netamente española que además de profundizar en el estudio del legado de la cultura sefardí como parte integrante y viva de la cultura española, fomentará un mayor conocimiento de la cultura judía en el seno de la sociedad española e impulsará el desarrollo de los vínculos de amistad y de cooperación entre la sociedad española y la sociedad israelí", tal y como exponen en su página web.

"La Fundación Hispano-Judía es de reciente creación, carece de trayectoria cultural, y su único interés parece ser la gestión de grandes proyectos urbanísticos", advierte en un comunicado La Ingobernable. Además, tal y como mencionan los potavoces del Centro Social, "el nuevo plan contempla la destrucción de un edificio histórico que data de 1925, por lo que, se perderá, una vez más, parte del patrimonio histórico de la ciudad de Madrid".

Gallardón y la Ingobernable

Ni Almeida, ni Botella fueron los únicos en ceder el inmueble a instituciones próximas al partido. Ya en 2008, cuando Miguel Blesa era el presidente de Caja Madrid y Alberto Ruiz-Gallardón era el alcalde de la ciudad, se cedió el inmueble a la caja para construir el Museo Gerardo Rueda, que pagaría la Fundación Caja Madrid. Esta historia salió a la luz tras la publicación de los Correos de Blesa. Y el proyecto de museo tampoco se llegó a realizar.

La Fundación Hispanojudía es una "organización sin ánimo de lucro que nace con el fin de acercar las culturas hispanas y judías, mediante la divulgación, fomento y promoción de la cultura judía. El proyecto principal para cumplir esa misión es la creación del Museo Judío de España, que servirá para dar a conocer a la sociedad española y a los turistas internacionales la milenaria Historia del Pueblo Judío", afirman en su web.

Entre los miembros de su ejecutiva se encuentran David Hatchwell, como presidente; Alberto Ruiz Gallardón, como vicepresidente y Francisco Javier Cremades, como secretario. Este último socio fundador del bufete Cremades & Calvo Sotelo, vinculados al proyecto Málaga Valley, impulsado en 2014 por Marca España, cuyo director de la Oficina del Alto Comisionado era Carlos Espinosa de los Monteros, padre del dirigente de Vox, Iván Espinosa de los Monteros. También contaba con la promoción de altos cargos del PP como Javier Moragas o Moreno Bonilla", según afirman desde la Asamblea de La Ingobernable.

David Hatchwell trabajaba en el departamento de finanzas corporativas de Goldman Sachs, una de las bancas de inversión responsables de la crisis de 2008, se destaca desde La Ingobernable. Actualmente, preside Excem, con SOCIMI especializadas en alojamientos turísticos. En un artículo publicado en la web de Acción y Comunicación sobre Oriente Medio se posiciona política y personalmente muy próximo a Vox y afirma que, "como judío español Vox NO es una formación anti-semita. Es más, debo explicar que el ideario publicado por el partido y las declaraciones públicas de sus dirigentes sólo pueden ser calificadas como democráticas y respetuosas". Y añade que la formación de Santiago Abascal "se enfrenta a los verdaderos ultraderechistas y neonazis".

También tiene un hueco para atacar a los "rivales" políticos asegurando que son una "amenaza existencial para la vida judía en España". "Podemos es un movimiento chavista cuyo odio enfermizo y obsesivo contra Israel y su cercanía al régimen terrorista Iraní negacionista de la Shoá lo han convertido en una amenaza existencial para la vida judía en España. Casi tan preocupante es la tibieza del Partido Socialista del Presidente Pedro Sánchez en la denuncia de estas actitudes de su socio de la izquierda", sentencia en su artículo.

Ingobernables

En 2017, mientras el inmueble de Paseo del Prado seguía en manos de la Fundación Emilio Ambasz y que, tras cuatro años no se había movilizado nada de ese hipotético museo. Un grupo de unas 20 personas que se manifestaba en contra de la mercantilización del centro okupó el espacio, con la intención de devolvérselo al pueblo de Madrid.

Los portavoces de La Ingobernable, que se mantienen en pie de guerra, ya que "las ideas no se desalojan", muestran su descontento con esta última acción del consistorio, "tras dos años de actividades gratuitas, miles de personas y ser la casa de los movimientos sociales de la ciudad de Madrid". Así mismo, se hace un llamamiento para concentrarse en señal de protesta a las puertas del inmueble situado en calle del Gobernador a las 19 horas.

"Las promesas de Martínez Almeida de 'recuperar' el edificio de Gobernador 39 para crear dotaciones para el barrio, como una biblioteca o el tan necesitado centro de salud, se desvanecen ahora con este pelotazo, a golpe de turistificación y amiguismo. Para recuperar así su plan original, construir un nuevo museo en el Paseo del Prado, desoyendo las reclamaciones de las vecinas del distrito centro, donde la presión de la turistificación está convirtiendo la ciudad de Madrid en un parque temático en el que no se puede vivir", sentencian los ingobernables.

El Gobierno acelera el desalojo de La Ingobernable de su nueva sede en pleno 'estado de alarma'

El Gobierno acelera el desalojo de La Ingobernable de su nueva sede en pleno 'estado de alarma'

Más sobre este tema
stats