Conflictos en IU

IU Madrid acepta integrar a la minoría en su ejecutiva regional

Eddy Sánchez, coordinador regional de IU-CM, durante un acto de su organización.

Izquierda Unida comienza a ver la luz al final del túnel en su federación madrileña, la segunda más importante de todo el Estado. Preocupada por la tensa dinámica interna, por la hostilidad entre los vencedores y vencidos de la última asamblea regional (un 51% de la organización frente al otro 49%), la dirección de Cayo Lara ha logrado arrancar del aparato regional el compromiso de que integrará en su ejecutiva a la minoríaarrancar . No hay plazos, pero sí la constatación de que hay un "problema" que hay que resolver con cierta agilidad. La oposición madrileña, eso sí, no se cree esa promesa. 

La fractura de Izquierda Unida-Comunidad de Madrid (IU-CM) fue uno de los componentes de la larga reunión –más de tres horas– celebrada ayer miércoles en el Congreso con el núcleo duro de Olimpo, el equipo federal. No fue el asunto "central" ni el protagonista, pero sí un elemento clave para intentar desencasquillar un viejo conflicto y dar paso a la "normalización". A la entrevista acudieron, por parte de IU-CM, su coordinador, Eddy Sánchez, y los responsables de Área Interna, Carlos Gutiérrez; Organización, Carlos Paíno; Finanzas, Gerardo del Val, e Institucional, Raúl Calle. La contraparte federal estuvo integrada por los secretarios de Organización y Finanzas, Miguel Reneses y Lola Sánchez, y por el propio líder, Cayo Lara. De hecho, que la cita se trasladase de Olimpo se explica por la presencia de Lara, que hoy tenía que estar en la Cámara baja para poder votar el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2014. 

El coordinador madrileño, durante su exposición, dijo ser "consciente" de que IU-CM tiene un "problema" que urge resolver. Ese problema emana de la IX Asamblea Regional, de diciembre pasado, cuando un 51% de IU-CM, con Sánchez al frente, ganó a las otras dos familias rivales, Cambiar IU-CM y Frente Amplio, que juntas sumaron un 49%. El grado de enfrentamiento entre las dos partes imposibilitó incluso que se pactaran unos nuevos estatutos. Semanas más tarde, Sánchez compuso una ejecutiva (el órgano más pequeño de dirección) monocolor, integrada sólo por los sectores que le auparon a la cúspide de la federación. Mayoría y minoría se acusaron mutuamente de que la otra parte no deseaba el acuerdo. Lo cierto es que las heridas no se han suturado en estos meses, y la escalada de tensión ha ido en aumento, con recursos a las comisiones de garantías regional y federal –los tribunales internos de IU– incluidos. 

La reverberación de la pelea en Madrid sonó en Olimpo y en otras federaciones. Lara se ofreció a ayudar en mayo, y a partir de ahí se produjeron conversaciones informales. Pero el encuentro oficial entre las dos direcciones se produjo este miércoles. El jefe federal remarcó que para IU es clave la "unidad" interna, y puso como ejemplo el funcionamiento de la estructura federal. Desde su victoria, en 2008, todas las sensibilidades se hallan representadas en la ejecutiva y, aun con discrepancias puntuales, los órganos marchan y el ruido interno, marca histórica de la casa, se ha reducido hasta el mínimo. Lara está convencido de que esa pacificación ha sido uno de los factores del ascenso de IU. De modo que recomendó "unidad" para afrontar un periodo de crecimiento de la federación también en la Comunidad, donde las fuerzas están muy igualadas a las del PSM-PSOE, según las encuestas. "Madrid tiene un potencial enorme y hay una posibilidad real de cambio político. Es necesaria la unidad de todas las sensibilidades en toda IU, en todos los sitios, para trabajar por un objetivo común. IU federal practica esa integración de la pluralidad", reseñó Reneses, en declaraciones a infoLibre

No crear "espejismos"

"Somos conscientes de que esa es una tarea pendiente, de que sería bueno establecer un acuerdo", añadió Gutiérrez a este diario. Y así debía plasmarse en el comunicado conjunto, que anoche aún se estaba peinando. Ahí debía figurar el "compromiso de IU-CM de realizar los esfuerzos necesarios para la integración política de toda la pluralidad en todos los órganos de dirección". ¿Y para cuándo? Gutiérrez insistió en que el aparato regional sabe que debe tomar la iniciativa, y obrar con cierta celeridad, pero sin poner tiempos, porque sería crear "espejismos" y porque supondría hacer ver que esa parte fue la más sustancial de la reunión, cuando no es así. "No es algo que vayamos a hacer mañana mismo, porque llevará su tiempo. Además, no depende de nosotros, sino también de la minoría. Pero hemos entendido la preocupación federal". IU-CM, no obstante, sostiene que la visión del 51% contra el 49% no es del todo certera, pues "en los órganos se va viendo cómo la minoría pierde apoyos, se van rebajando las fronteras, modificando los límites y haciéndose debates más constructivos", según el responsable regional del Área Interna, que puso como ejemplo la votación del informe del coordinador el viernes pasado, que recabó el 66% de apoyos.

"La convivencia de las distintas familias en IU federal es un factor positivo. No es una losa, para nada. Hay que extraer lo mejor de esa pluralidad. Y si hay unidad en torno al proyecto federal, además, esta federación será imparable", valoró Reneses. Lo que quiere Olimpo, en palabras de otro alto dirigente, es que Madrid se ponga "el chip" del resto de IU, porque la confrontación la debilita "interna y externamente" y repercute en toda la federación, dado el peso de la Comunidad.

IU-CM sufre otro problema de orden interno, en este caso relacionado con su delicada salud económica. La federación tiene contraída con la Agencia Tributaria una deuda de 1,2 millones de euros. Hacienda embargó cuatro sedes (Velilla de San Antonio, Arganda del Rey, Alcorcón y Getafe) hasta que no se le depositaran 300.000 euros. IU-CM entregó el dinero y consiguió que se liberaran tres locales. Velilla lo perdió, aunque la adjudicación en subasta, por 43.000 euros, no es definitiva. 

"Todo está relacionado"

Madrid pidió ayuda y Lara ofreció la "solidaridad federal". No se entró en detalles de cantidades, de cuánto podría aportar Olimpo a las arcas regionales. Reneses sí señaló que es partidario de bancarizar la deuda. Es decir, que el dinero se deba a los bancos, no a la Administración, por el perjuicio de imagen que supone a IU. El aparato regional dice no haber "estudiado" con calma esa opción, pero aduce que en todo caso ese punto se analizará en las siguientes reuniones de las áreas de finanzas federal y autonómica. 

Olimpo sostiene que no condiciona la inyección económica a Madrid a la integración de la minoría en la dirección regional. "Pero todo está relacionado: lo político, lo económico, la movilización... Los acuerdos ayudan a todo", indicó Reneses. IU-CM rechaza que haya una correspondencia "mecánica" entre una y otra cuestión, aunque asume que "tendría lógica que si se habla de candidades importantes se haga de forma pacífica y consensuada con todas las familias de la federación".

Tercer asunto a debate: mujeres. Lara y su equipo preguntaron a sus interlocutores si tenían disposición de acatar el dictamen de la Comisión Federal de Arbitraje y Garantías Democráticas (CFAGD), que el pasado sábado resolvió que Sara Porras, y no Marta López –la avalada por Eddy Sánchez–, es la legítima coordinadora de Mujeres de IU-CM y conminó al Consejo Político Regional (CPR) a ratificarla como tal. El aparato regional dijo que sí, que cumpliría la sentencia interna, aunque discrepaban del fallo. 

Los nuevos estatutos regionales, salidos de la I Conferencia de Organización, celebrada el pasado 5 de octubre –y a la que no acudió el 49%–, fueron otro punto abordado en la reunión. IU federal discrepa de varios aspectos, como la composición y las funciones del Consejo de Madrid ciudad, el órgano de nuevo cuño que reunirá a los coordinadores de los 21 distritos de la capital, al portavoz municipal y a un representante de la cúpula regional. Los estatutos federales indican que las asambleas locales son las que tienen la potestad de elegir sus candidaturas a sus ayuntamientos, y los regionales conceden al Consejo de Madrid ciudad la potestad de "proponer" las listas, a falta de que se redacten las normas concretas. Pero la cuestión concreta de Madrid ciudad no emergió en la reunión. No se desgranaron los fallos que Olimpo aprecia en los estatutos regionales. Se pactó estudiarlos y discutirlos en los próximos días, con la idea de homologarlos, armonizarlos con las normas federales. IU-CM hizo valer su "personalidad jurídica propia", pero está de acuerdo en que sus textos se cobijen bajo el paraguas federal.  

Coincidencia en el análisis político y las estrategias

Lo que consumió más tiempo del encuentro en el Congreso fue el análisis de la situación política en el conjunto del Estado y, especialmente, en Madrid. "Como no podía ser de otra manera, se reconoció un amplio acuerdo y una amplia identificación en las políticas" y las estrategias. IU-CM se comprometió a implicarse en aquellos actos de carácter federal que están a la vuelta de la esquina, caso de las movilizaciones del 23 de noviembre, la Conferencia sobre Modelo de Estado del 18 de enero o la Asamblea Programática y Electoral para las europeas, prevista para el 2 de febrero. Hubo convergencia también en el diagnóstico y la propuesta para los comicios de la Eurocámara, y en el trabajo que IU está haciendo para articular un bloque social y político, para aproximarse a partidos y colectivos sociales y construir con ellos una candidatura común. 

Según describieron Reneses y Gutiérrez, en la reunión reinó un ambiente "cortés, franco y amable" y las dos direcciones no se cruzaron reproches. Clima de trabajo, pues, "positivo", un paso más para la "normalización". A ello contribuirán los encuentros periódicos sectoriales que ambas ejecutivas prometieron mantener, con el fin de "garantizar una comunicación fluida", con "transparencia entre estructuras", para evitar así "incomprensiones o malas interpretaciones". 

La minoría respondió con escepticismo al encuentro en el Congreso. Y no cree que vaya a cuajar la distensión. "El compromiso de integrar al 49% lo hicieron ya en enero y en julio, y no ha tenido ningún tipo de traducción real. Si quieren incorporarnos, lo que tienen que hacer es una reunión formal y cumplir las resoluciones de los órganos de garantías. El camino se demuestra andando. Todo lo demás es filfa. El federal está avalando al 51%", opinaba la diputada autonómica Tania Sánchez, líder de Frente Amplio. "A estas alturas, tienen poca credibilidad. Cuando vea que lo hacen y convoquen el CPR para ratificar a Sara como coordinadora de Mujeres lo creeremos, o cuando se cumplan los estatutos federales en Madrid", agregó Hugo Martínez Abarca, de Cambiar IU-CM. 

Cambios de composición en el Consejo

Las dos familias minoritarias quieren, pues, que se habilite la fórmula de reconocimiento de Porras, para que sea "efectivo" su nombramiento de forma inmediata, y pueda liderar por IU-CM los actos del Día contra la Violencia de Género, el próximo 25 de noviembre. Gutiérrez advirtió, no obstante, de que no se convocará un CPR extraordinario, y como la última reunión ordinaria tuvo lugar el pasado viernes 8 de noviembre, la próxima cita se producirá "en tres o cuatro meses". Entretanto, Porras "no será todavía la coordinadora de Mujeres". Quien asumirá interinamente sus funciones será la responsable de Áreas Transversales de la ejecutiva madrileña, Laura Nuño. Ella será la encargada, por ejemplo, de preparar los eventos del 25-N. "Es una vergüenza. Nuño es la responsable que permitió y avaló el fraude en la elección de la coordinadora de Mujeres", protestó la parlamentaria. 

El 49% desmiente que esté perdiendo fuerzas, asegura que el peso de los dos bloques apenas ha variado y denuncia que la mayoría, a raíz del cambio estatutario, ha cambiado la composición del CPR, "sobrerrepresentando a las pequeñas asambleas". "Es manipulación, guarreo puro y duro. O se toman decisiones que rectifiquen esta deriva o se va a un choque de trenes", avisó Sánchez. Y Martínez Abarca: "No han perdido la ocasión de tensar la cuerda". Gutiérrez asume que ha habido una "mínima modificación" en el cuerpo del Consejo, pero porque han salido ganando las "agrupaciones medianas". 

La luz en IU-CM puede verse, sí. Pero todavía faltan varios obstáculos por superar, y hará falta que pasen aún semanas o meses para comprobarlo. 

La dirección de IU Madrid acusa a la Comisión de Garantías de hacer “ejercicios de fantasía”

La dirección de IU Madrid acusa a la Comisión de Garantías de hacer “ejercicios de fantasía”

Más sobre este tema
stats