Andalucía

Pocos jornales y muchas rencillas en el pueblo de Bódalo

El caso de Andrés Bódalo, el concejal de Podemos en Jaén encerrado en prisión este miércoles, tiene su trasfondo en las particularidades de Jódar, un pueblo agrario de 12.000 habitantes castigado por el paro y con un clima político marcado por las pésimas relaciones históricas entre el PSOE y los grupos a su izquierda: Izquierda Unida y el Sindicado Andaluz de Trabajadores (SAT).

Los socialistas gobiernan actualmente con una cómoda mayoría absoluta (11 de 17 concejales) un municipio considerado tradicionalmente feudo de IU. La palabra "odio" o similares se cuela en los discursos de unos y otros. La aversión se atribuye siempre al adversario. "Me tienen un odio visceral", dice el alcalde de Jódar, José Luis Hidalgo (PSOE). Esa tercera persona del plural que usa Hidalgo incluye a IU, al SAT y –más recientemente– a Podemos. Los mismos que están convencidos de que el alcalde los persigue con inquina.

La sentencia de la Audiencia Provincial contra Bódalo, de 42 años y con tres hijos y una nieta de siete años, también condena a otras tres personas, entre ellas Francisco Javier Angulo y Blasa López, hijo y nuera del que fuera durante 16 años alcalde de Jódar por IU, José Luis Angulo. Las relaciones de Angulo con Hidalgo siempre fueron terribles. En abril de 2009, siendo Angulo alcalde e Hidalgo portavoz del PSOE, el primero llamó al segundo en una rueda de prensa "sinvergüenza de mierda, maricón, so bandido y fascista repelao"repelao, por lo que fue condenado a pagarle 2.000 euros.

IU perdió la Alcaldía en 2011 a manos de Hidalgo, que durante años lideró una oposición beligerante. Los choques han sido siempre constantes. Actualmente Angulo –con el que infoLibre ha intentado sin éxito contactar– está a la espera de juicio por malversación, en un caso que el propio Hidalgo destaca que destapó él mismo cuando era portavoz del PSOE.

Heridas leves

Ni Francisco Javier Angulo ni Blasa López tendrán que entrar en la cárcel por la sentencia que establece que agredieron a Juan Ibarra, entonces teniente de alcalde (PSOE), unos hechos ocurridos en septiembre de 2012 en el contexto de una protesta del SAT a las puertas del Ayuntamiento. Bódalo sí ha ingresado en prisión porque su pena de tres años y medio se suma a otras condenas anteriores ligadas a altercados en protestas y manifestaciones. En ninguna se produjeron heridos graves. Tampoco en los hechos de Jódar, en los que Ibarra resultó herido leve con un moratón en el costado y no se le dio la baja médica.

Todos los condenados niegan haber golpeado a Ibarra, aunque éste presentaba un hematoma costal. Lo hace con especial énfasis el propio Bódalo, que este miércoles antes de entrar en prisión continuaba señalando directamente al alcalde José Luis Hidalgo como muñidor de una operación contra él. Según el que fuera cabeza de lista por Jaén de Podemos en las últimas generales, el propio Ibarra le ha dicho que "jamás pensó que esto acabaría con una pena de prisión". Bódalo afirma que tanto Ibarra como un policía local que testificó contra él lo hicieron guiados por Hidalgo.

Ibarra y Bódalo, de la misma quinta, se conocen desde siempre. Según el alcalde, la situación está siendo dura para su antiguo número dos, que no repitió en las últimas municipales y ahora vive alejado de la política. Casado y con dos hijos, ahora trabaja en la tapicería de su padre. Entre miembros del SAT había el martes cierta esperanza de que Ibarra, el teniente de alcalde agredido, dijera públicamente lo que, según Bódalo, afirma en privado: que la entrada en prisión del concejal del Ayuntamiento de Jaén es desproporcionada. Pero no ocurrió. No dijo ni eso ni ninguna otra cosa; ha preferido quedarse en silencio. "Me ha dicho que no va a hablar. Como alcalde y como amigo me ha pedido que hable por él", afirma Hidalgo, que no atribuye directamente a los hechos de septiembre de 2012 la renuncia de Ibarra a la política, pero sí dice que "contribuyeron". "Ya estaba cansado", dice.

El alcalde no se inmuta ante las acusaciones de Bódalo, que afirma que la sentencia es resultado de un montaje suyo y en su contra. "Eso es lo más bonico que me ha dicho. Lo que lleva a la cárcel a Bódalo no soy yo, ni el juez, del que también dice que tiene no sé qué oscuras intenciones. Es él mismo y su conducta, ese odio con el que actúa contra el PSOE y especialmente, como alcalde, contra mí. Le pasó a Ibarra, pero me podía haber pasado a mí perfectamente", afirma Hidalgo, que no estaba en el edificio del Ayuntamiento la mañana que ocurrieron los hechos.

Hidalgo afirma que la entrada en prisión de Bódalo es "muy, muy desagradable".

- Pero, rivalidades políticas al margen, ¿le parece excesivo que entre en la cárcel?

- Es una situación enormemente desagradable –repite–. Nadie en Jódar salta de alegría por que un vecino vaya a prisión.

El alcalde evita cualquier concesión al adversario. "No voy a permitir que se pervierta la realidad", afirma. "Bódalo no está condenado por ir a una manifestación, sino por darle una paliza a un hombre, y además por reincidente. Y no sólo es la agresión física. Ha habido muchas agresiones verbales durante muchos años". Según el alcalde, si Bódalo "quería el indulto, lo que tenía que haber hecho es pedir perdón a la víctima con humildad".

A pie a Madrid

Hidalgo subraya que él "ha ido a pie de Jódar a Madrid (casi 400 kilómetros) a reivindicar la supresión de las peonadas", es decir, la eliminación por parte del Gobierno del requisito de un número mínimo de días trabajados para acceder al subsidio agrario, algo más de 400 euros al mes durante seis meses para mantener a flote a los jornaleros sin tierra en los años con poco trabajo en el campo. "Así que sé que no se condena a nadie por protestar", añade el alcalde.

Curro Moreno, precisamente el sustituto de Bódalo al frente del SAT de Jaén, afirma que Hidalgo "jamás ha luchado por mover al pueblo, que es lo que Jódar necesita". "Lo que hizo es lo contrario de una movilización que valga para algo, que movilice a la gente. Sólo buscaba la foto con un acto individual heroico. Y después de la foto, ¿qué? Mira Marinaleda, ahí sí se movió el pueblo, y por eso consiguieron una democracia real, con derecho a la vivienda, al trabajo", añade. En opinión de Moreno, Hidalgo encarna las políticas de "paro y clientelismo del PSOE", que a su juicio explican que Andalucía tenga un millón de parados y en pueblos como Jódar "prácticamente no haya empleo estable".

Dependencia del campo

Jódar, con entre 4.000 y 5.000 cartillas agrarias, es de los pueblos más dependientes del campo de Andalucía. Acaba de terminar la campaña de la aceituna y ahora los trabajadores salen por miles al espárrago en Navarra. Miles de familias viven con el mínimo del subsidio agrario, que alcanzan haciendo las peonadas mínimas, en ocasiones gracias al Profea (antiguo PER). El tópico de la Andalucía subsidiada irrita especialmente a los currantes de pueblos como Jódar, donde en tantas ocasiones el grito desnudo de las manifestaciones es "¡Trabajo!".

Ahí es donde prosperó el SAT, que tiene en Jódar su mayor granero de afiliados de Jaén (el sindicato en realidad sólo es fuerte en zonas del interior de Cádiz y Sevilla). "Nos han colgado el sambenito de pueblo conflictivo, y no es verdad. La inmensa mayoría quiere convivencia y tranquilidad", afirma el alcalde. Un discurso que contrasta con el de su antecesor, de IU, que en 2002 anunció "la Intifada" ante una modificación del subsidio agrario que pretendía el Gobierno de Aznar. En Jódar los discursos de PSOE e IU no tienen punto de intersección.

Bódalo sale este martes por primera vez de prisión con un permiso tras 419 días en la cárcel

Bódalo sale este martes por primera vez de prisión con un permiso tras 419 días en la cárcel

Más sobre este tema
stats