LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Doce asesinatos machistas en quince días destapan fallos en todas las escalas de protección de las mujeres

Los abusos de la banca

El juez Andreu certifica que Rato "maquilló" las cuentas de Bankia para engañar a los que compraron acciones

Rodrigo Rato tras la salida a bolsa de Bankia.

El 4 de julio de 2012, en plena crisis de la prima de riesgo española, el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu admitió a trámite la querella Fernando Andreuque interpuso el entonces abogado de UPyD, Andrés Herzog, contra el que en mayo del mismo 2012 todavía era considerado el artífice del milagro económico español, Rodrigo Rato, que en 2007 había abandonado el Fondo Monetario Internacional (FMI) para después presidir Caja Madrid, y un año después Bankia, el producto de la fusión de la entidad madrileña con Bancaja y otras cinco cajas de ahorros de menor tamaño.

Un año antes, en julio de 2011, Rato celebró junto a su entonces número dos en Bankia, José Luis Olivas, que antes que banquero había sido presidente de la Generalitat Valenciana con el PP, una salida a bolsa que según el propio Rato hacía "más fuerte a la entidad" y consolidaba su liderato: "Tenemos una premisas de gestión claras, basadas en la experiencia, en el talento y en la austeridad", completó con una copa de cava en la mano desde el parqué bursátil a los medios de comunicación el que también fuera vicepresidente económico del Gobierno de José María Aznar.

 

Los presidentes de las cajas de ahorros que formaron Bankia. En el centro (4d) José Luis Olivas y Rodrigo Rato (5d).

Pero los casi cinco años de investigación del magistrado Andreu han confirmado que Rato y su equipo, compuesto por varios expolíticos del PP, como por ejemplo el exministro Ángel Acebes,  los ex secretarios de Estado José Manuel Fernández Norniella y Estanislao Rodríguez-Ponga; el expresidente de la patronal madrileña CEIM, Arturo Fernández; los exsindicalistas de CCOO Pedro Bedia y Francisco Baquero; y el exdiputado de IU José Antonio Moral Santín, engañaron a los miles de personas que invirtieron en una salida a bolsa que contó con la aprobación del Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Cuentas "maquilladas"

El auto de este jueves de Andreu, en el que el magistrado propone sentar en el banquillo a Rato y su equipo como presuntos autores de los delitos de falsedad en las cuentas anuales y fraude de inversores, especifica que los directivos de Bankia y su matriz, el Banco Financiero y de Ahorros (BFA) "aprobaron unas cuentas maquilladas sobre la verdadera situación de las entidades que administraban, que no reflejaban la imagen fiel de las mismas, de manera que las mismas no mostraban la verdadera situación económica de la entidad, con el consiguiente perjuicio tanto para los que posteriormente suscribieron acciones de la mercantil cotizada, como para el Estado".

"Y de lo aquí actuado se desprenden indicios de que no sólo se habría producido esa falsa información al inversor, sino que se habría llegado a producir el resultado lesivo para este último, dado que tal y como obra en autos, mediante la Oferta Pública de Suscripción se llegó a producir un perjuicio para los nuevos accionistas, quienes basaron su inversión en una información y unos datos que resultaron ser falsos", completa el instructor en su resolución.

Por todo ello, el juez sostiene que de la actuación de Rato y su equipo se desprenden indicios, "racionales y suficientes de que la situación financiera narrada en el folleto informativo y las perspectivas del emisor, no serían las reales, pues no reflejaban ni la imagen de solvencia publicitada y divulgada, ni la situación económico financiera real de la Sociedad, puesto que de la pericial practicada se desprenden indicios de la incorrección e inveracidad de la información contenida en el folleto".

Además, el instructor ataca de forma directa la gestión de Rato por "la pésima calidad del seguimiento del riesgo de crédito, pues buena parte de los expedientes carecían de estados financieros de los acreditados y de información actualizada sobre las garantías. Ello explica en parte el deterioro de la inversión crediticia, en perjuicio de accionistas y acreedores. No se saneó la participación en Bankia, que en la reformulación generó un ajuste de 5.189 millones de euros, ni se dieron de baja los activos fiscales, ajustes que debieron registrarse en la fecha de los primeros estados después de la salida a Bolsa".

200.000 afectados

En el procedimiento se mantienen como acusación 44 personas físicas y jurídicas, como por ejemplo la Confederación Intersindical de Crédito, cuyo abogado es el mismo que inició la causa en nombre de UPyD, Andrés Herzog; la Confederación General del Trabajo (CGT); y dos colectivos de afectados como 15MpaRato y la Asociación Española de Accionistas Minoritarios de Empresas Cotizadas (Aemec). Sin embargo, el número de afectados por la decisión de Rato de maquillar las cuentas de Bankia, que tuvo que ser rescatada con 22.400 millones de dinero público, supera las 200.000 personas, que fueron las que compraron acciones por un valor de 3.092 millones.

Asimismo, el juez justifica su decisión de reclamar el procesamiento del exministro Ángel Acebes, pese a que fue consejero en un periodo periodo temporal (del 27 de julio de 2011 hasta el 24 de abril de 2012), en el que no intervino ni en el proceso de integración, ni en el de salida a Bolsa. "Obran en la causa datos que determinan que Ángel Acebes, miembro del consejo de administración de BFA, era a su vez el presidente del Comité de Auditoría y Cumplimiento de dicha entidad, y que, como tal, debía supervisar el proceso de elaboración e integridad de las cuentas anuales presentadas para su aprobación, que no expresaban la imagen fiel de la entidad debido a la existencia de ajustes de importancia material no contabilizados".

En el auto, el juez Andreu también propone el procesamiento del auditor Francisco Celma, responsable del informe de auditoría de Bankia y sociedades dependientes a 31 de marzo de 2011, que según el instructor "carece de elementos centrales de verificación, lo que supone validar unas cuentas que no reflejaban la imagen fiel de la entidad, incumpliendo así el deber específico de revelar aquellas irregularidades que puedan afectar a los intereses de los inversores, dada la extraordinaria relevancia que tiene el informe del auditor para la confianza del mercado y de los inversores".

Por el contrario, el juez Andreu ha decretado el archivo de las actuaciones respecto a las cúpulas del Banco de España y de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), al considerar que las decisiones de gestión "son exclusiva responsabilidad de los órganos de administración y dirección de las entidades, y en este caso fueron los consejos de administración de BFA y de Bankia quienes decidieron, entre las distintas alternativas posibles, cual adoptar", indica el instructor que completa que los dirigentes del regulador "no fueron quienes decidieron la salida a bolsa de Bankia, aunque no se opusieran a ella".

Directivos ya condenados

Del total de 32 personas a las que el magistrado de la Audiencia Nacional Fernando Andreu pretende procesar en la causa Bankia, 14 fueron condenadas en febrero por un delito continuado de apropiación indebida por el uso que hicieron de sus tarjetas black y suman penas de prisión que van de los seis meses a los cuatro años y medio, según informa Europa Press.

Rodrigo Rato ya suma una condena de prisión de cuatro años y medio (la segunda más alta después de Miguel Blesa, de seis años) por haber hecho uso de su black y también por no haber puesto fin a la práctica que nació de un acuerdo del consejo de administración de Caja Madrid de mayo de 1988 pero se desvirtuó con la llegada de Blesa a la presidencia en 1996.

Además de Rato, el magistrado Andreu procesa al exdirector general financiero de Bankia Ildefonso Sánchez Barcoj Bankia por el delito de falsedad en las cuentas anuales, el mismo que atribuye al que fuera exvicepresidente de Caja Madrid José Antonio Moral Santín.

Ambos cobraron especial protagonismo durante los cuatro meses de vista oral que acogió el juicio de las tarjetas; el primero por ser descrito por el tribunal no solo como colaborador sino también como cómplice de esta operativa con la que gastaron un total de 12,5 millones de euros entre los años 2003 y 2012. El exdirigente de Izquierda Unida, por su parte, hizo frente a la tercera condena de prisión más elevada, de cuatro años, por gastar con su plástico 456.522 euros.

Javier López Madrid

A ellos se suman el empresario Arturo Fernández y el exconsejero de Bankia y OHL Javier López Madrid, que a su vez está investigado en la causa que instruye el magistrado Eloy Velasco sobre presuntas irregularidades cometidas en el Canal de Isabel II -conocida como Operación Lezo-. Tras prestar declaración en dependencias judiciales el magistrado por este caso, el juez le dejó en libertad después de pagar una fianza de 100.000 euros.

El juez descarta que Rato blanqueara dinero tal y como concluyó la  UCO

El juez descarta que Rato blanqueara dinero tal y como concluyó la UCO

A estos nombres se añaden José Manuel Fernández Norniella, exconsejero de Bankia y Pedro Bedía, Jorge Moreno, Mercedes Rojo y Ricardo Romero de Tejada, todos ellos exaltos cargos de BFA y que, para Andreu, son responsables de que los estados financieros individuales y consolidados de BFA a 31 de diciembre de 2010 al mismo periodo de 2011 no reflejaran la auténtica situación económica de la entidad.

En calidad de exconsejeros de Caja Madrid se procesa a Francisco Baquero Noriega, Jesús Pedroche Nieto, José María de la Riva y Estanislao Rodríguez Ponga, este último exmiembro de la Comisión Ejecutiva de la caja y todos ellos condenados por el uso indebido hecho con su tarjeta black, ya que el tribunal concluyó que su finalidad era para gastos de representación y no de carácter personal.

Cabe destacar que, entre la cúpula de Bankia que podría ser procesada por Andreu se encuentra Francisco Verdú Pons, a quien atribuye los delitos de falsedad en las cuentas anuales y fraude de inversores. Verdú fue una de las cuatro personas que recibieron una black y que no usó porque entendió que no era para gastos de empresa, según dijo cuando prestó declaración en calidad de testigo en la vista oral durante la cual se convirtió para muchos en el "héroe" del caso que acabó condenando a 65 exaltos cargos y directivos de la entidad.

Más sobre este tema
stats