Corrupción

El juez de 'Púnica' dice que el PP era "Juan Palomo": daba a Fundescam subvenciones públicas que se usaban para gastos electorales

Esperanza Aguirre, el día de su retirada de la vida política.

La declaración prestada ante el juez Eloy Velasco el 13 de abril por el exgerente del PP madrileño, Beltrán Gutiérrez, como imputado por la presunta financiación ilegal en las campañas electorales de 2007, 2008 y 2011 afianzó las sospechas que los investigadores de la Operación Púnica ya albergaban: que Fundescam, la fundación dependiente del PP madrileño y que hasta 2010 presidió la propia Esperanza Aguirre, fue utilizada para inyectar al partido dinero ajeno al circuito legal.

En un momento de la declaración, a la que ha tenido acceso infoLibre, y en referencia inequívoca a la doble condición que ostentaba Aguirre como presidenta de la Comunidad de Madrid y también de Fundescam, así como a la de Ignacio González, entonces vicepresidente de su Ejecutivo y vocal de esa misma fundación hasta noviembre de 2007, el magistrado preguntó al investigado quién le daba subvenciones a Fundescam. Gutiérrez respondió de inmediato: "La Comunidad". Y Velasco lanzó entonces el misil que la grabación del interrogatorio deja oír con nitidez: "Y al frente estaba la misma persona que al frente de la fundación, o sea, Juan Palomo, yo me lo guiso yo me lo como. Y resulta que con esto se enmascaran gastos electorales".

Entre 2006 y 2011 la Comunidad de Madrid subvencionó a Fundescam con 1.226.814 euros. Tanto el juez como las fiscales del caso advirtieron a Gutiérrez de que en poder de los investigadores obran documentos indicativos de que el dinero de esas subvenciones públicas acabó sirviendo para abonar gastos electorales. Velasco remarcó igualmente que las donaciones a Fundescam fluctuaban en función de si había o no elecciones a la vista.

Fue en febrero de 2005, tras el congreso que en el otoño anterior la había aupado a la jefatura del partido en Madrid, cuando Esperanza Aguirre adquirió el rango de presidenta de Fundescam. Y permaneció en el cargo hasta abril de 2010. Durante ese periodo, su número dos fue Francisco Granados, hoy principal imputado en Púnica y en libertad bajo fianza desde este miércoles. Ignacio González permanece en prisión. Como vicepresidente de la Comunidad, Ignacio González firmó personalmente subvenciones a Fundescam, y así consta en los documentos oficiales incorporados al sumario de Púnica. [pincha aquí para verlos]

Más cursos de formación... cuando se acercaban las campañas

Beltrán Gutiérrez, que dijo no recordar si el PP le había despedido como gerente regional en 2012 o en 2014 y remachó varias veces que nunca había contactado con donantes de Fundescam, se aferró durante el interrogatorio a una sola tesis: la de que Fundescam jamás pagó gastos electorales. Pero las preguntas del juez y de las fiscales del caso le llevaron a hacer tres afirmaciones significativas. La primera es la siguiente: "En Fundescam hacíamos habitualmente cursos de formación, de forma más especial cuando se acercaban campañas". ¿Por qué hacían donaciones ciertos empresarios? Gutiérrez responde que no sabe si "por cariño al partido o buscando... no sé"

La segunda, esta: "Fundescam, en la parte que yo conozco, nunca ha pagado un acto electoral. Puede ser que un curso de interventores y apoderados se podía entender como un gasto electoral pero la junta electoral nunca lo entendió así y seguimos haciéndolo".

Su tercera afirmación abunda en la idea de que el partido y la fundación eran una misma cosa, no solo porque compartieran sede –la primera planta de Génova 13, cuartel general del PP madrileño– sino, sobre todo, gastos: "Fundescam –sostuvo el interrogado– no paga gastos electorales pero lo lógico es que si yo tenía que contratar un proveedor en Fundescam lo utilizaba también para el partido, pero el gasto era de quien lo pagaba".

De la cuenta de la Asamblea de Madrid a la 'caja B'

El arranque del interrogatorio constituye en sí mismo un resumen de lo que Velasco, a punto ya de abandonar de manera definitiva la instrucción de Púnica para incorporarse a su nuevo destino en la Sala de Apelaciones de la Audiencia Nacional, considera ya acreditado: que el PP madrileño utilizó cuatro vías de financiación irregular que le permitieron hacerse con casi cinco millones extra en las elecciones de 2007, 2008 y 2011. Y que, dado que se trató de un delito continuado –es su tesis–, ninguno de ellos ha prescrito. 

La primera de esas vías de financiación opaca fue Fundescam, cuyo papel en la captación de fondos para el PP y en el abono de facturas electorales ya fue desvelado en 2009 tras una investigación periodística. Beltrán Gutiérrez está investigado en la Operación Púnica por una larga panoplia de delitos, entre ellos –y ese dato no había trascendido aún– el de supuesta pertenencia a organización criminal "por la estructura de facturación ficticia que repunta en procesos electorales".

La segunda fórmula para acopiar fondos, expuso Velasco ante Beltrán Gutiérrez, fue la cuenta de funcionamiento ordinaria del grupo parlamentario del PP en la Asamblea de Madrid. Qué ocurrirá con quienes gobernaban entonces esa cuenta –Gutiérrez negó tener ni la más remota idea de quiénes tomaban esas decisiones– sigue siendo una incógnita.

La tercera vía, sostiene el juez, fue una caja B nutrida por aportaciones de empresarios. Las anotaciones de la agenda incautada a Francisco Granados y su cruce con el contenido de los pendrives hallados en la casa de Beltrán Gutiérrez han resultado aquí esenciales para la investigación. 

Y la cuarta herramienta utilizada para obtener dinero opaco fue el ya famoso 1% que empresas contratistas de la Comunidad tenían que destinar a publicidad supuestamente institucional. Según el juez, parte de ese dinero se empleó para minorar la deuda que el PP tenía con sus proveedores precisamente por gastos de publicidad electoral.

Las pesquisas sobre la financiación del PP madrileño en el marco de la Operación Púnica, con Francisco Granados como protagonista del extensísimo elenco de investigados, se solapan con las que se desarrollan en la Operación Lezo, que tiene a Ignacio González como imputado principal. A su vez, ambas investigaciones presentan nexos con la reabierta investigación sobre los papeles de Bárcenas. ¿Confluirán las tres investigaciones en una sola? Algunas fuentes jurídicas no lo descartan.

Beltrán Gutiérrez dijo al juez que pagó a una empresa de la trama por orden de Granados y González

Beltrán Gutiérrez dijo al juez que pagó a una empresa de la trama por orden de Granados y González

Más sobre este tema
stats