LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Menos políticos y más profesionales: la reforma pendiente para garantizar la independencia de RTVE

Comunitat Valenciana

Les Corts debaten pedir a Camps que renuncie al cargo público por el que se embolsa 58.000 euros

El expresidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps.

Les Corts Valencianes debaten este jueves si piden al expresidente de la Generalitat Francisco Camps su dimisión como miembro del Consell Jurídic Consultiu (CJC), en el que ocupa un cargo desde el año 2011 por el que se embolsa unos 58.000 euros brutos anuales.

La iniciativa parte de una proposición no de ley registrada el martes por Compromís, con el objetivo de solicitar la retirada del expresidente, a quien se le pide renunciar también al resto de disposiciones reguladas en la Llei de l'Estatut d'Expresidents, por "haber incurrido en actos y comportamientos que no se corresponden con la necesaria dignidad de la institución". Lo hace después de que el conservador haya sido señalado por los implicados en el caso Gürtel como la persona clave en la financiación ilegal del PP valenciano.

La proposición, que ha sido firmada por todos los grupos a efectos de tramitación, afirma asimismo que las Corts Valencianes "apoyan todas las medidas que tengan por objetivo recuperar para los valencianos el dinero desviado en casos de corrupción" al mismo tiempo que asumen "la necesidad de mejorar la Llei de l'Estatut d'Expresidents" con el fin de "regular mecanismos de retirada de esta condición a las personas que incurran en actos y comportamientos que pongan en riesgo la dignidad y honorabilidad de las instituciones valencianas". La iniciativa será debatida este jueves, y aunque "no tiene efectos jurídicos inmediatos, sí tiene consecuencias políticas", señalan fuentes de Compromís. 

Según el reglamento del Consell, los consejeros natos, como es Francisco Camps desde el año 2011, "ejercerán sus funciones con los límites temporales establecidos", que se prolongan hasta los quince años, y "actuarán con voz pero sin voto, no computándose, en consecuencia, su asistencia a efectos del quórum de constitución". Asimismo, la labor de los consejeros natos será "incompatible con el ejercicio de cualquier puesto de responsabilidad ejecutiva en las administraciones públicas, y cuando concurran los supuestos de incompatibilidad legalmente previstos". Serán cesados únicamente en caso de defunción, por renuncia, por extinción del mandato o por "incapacidad o inhabilitación declaradas por resolución judicial firme". Por tanto, la única opción tal y como está establecida la actual normativa, es la renuncia voluntaria del expresidente conservador.

La ley que regula el Estatut de los Expresidentes de la Generalitat valenciana, creada en el año 2002, contempla la pertenencia al Consell por un periodo de quince años: "El presidente y los consejeros electivos serán nombrados por un periodo de cinco años, pudiendo ser confirmados hasta un máximo de tres periodos". Francisco Camps es el primer expresidente que forma parte del Consell.

El Consell se crea bajo la pretensión de ejercer una "función consultiva, que se extiende no sólo al ejercicio de la potestad reglamentaria del Consell, sino también a determinados actos de la actuación administrativa cotidiana". Se encuentra, según establece la normativa que lo regula, "dotado de autonomía orgánica y funcional a fin de garantizar su objetividad e independencia". A juicio de Compromís, la composición del organismo debería basarse en personas capacitadas para mantener dicha autonomía e independencia, y no por expresidentes de la comunidad.

Los conservadores enmiendan el texto

Ximo Puig, a la presidenta del PP valenciano: "No se trata pedir perdón; usted está porque la puso Carlos Fabra y Paco Camps"

Ximo Puig, a la presidenta del PP valenciano: "No se trata pedir perdón; usted está porque la puso Carlos Fabra y Paco Camps"

El Partido Popular, por su parte, ha presentado este miércoles una enmienda que solicita sustituir el texto de la resolución por otro en el que insta al Consell a "aprobar los proyectos de ley necesarios para modificar su ley de creación" y la de expresidentes, con el objetivo de "despolitizar el nombramiento de los miembros de la referida institución y también recoger las propuestas acordadas por los grupos políticos". Compromís entiende que dicha enmienda sería positiva si el texto se añadiera a los puntos que presenta la proposición no de ley, pero rechaza su pretensión de sustituirlos. Por otro lado, este tipo de proposiciones de tramitación inmediata no suelen permitir la presentación de enmiendas, de modo que los letrados de la Cámara autonómica deberán decidir sobre su incorporación.

Eva Ortiz, secretaria general del PP de la Comunitat Valenciana, ha explicado este miércoles en rueda de prensa que con su enmienda el partido va "un pasito más allá" para "entrar en el fondo del asunto sin ningún tipo de problema, sin ningún tipo de complejo y sin ningún tipo de miedo". Sobre la dimisión de Francisco Camps, la conservadora ha considerado que se trata de "una decisión personal". El propio Camps ha descartado este miércoles su posible dimisión. "No tengo por qué dimitir. Ya dimití de la Presidencia sin que fuera necesario", aseguró.

 

Más sobre este tema
stats