PORTADA DE MAÑANA
Ver
Los fiscales del 'procés' fuerzan una guerra por la amnistía que amenaza con partir en dos la cúpula fiscal

El futuro de la monarquía

La marea republicana vuelve a Sol y propone una gran manifestación el sábado

La marea republicana vuelve a Sol y convoca una gran manifestación el sábado

Ibon Uría

Segundo día de marea republicana en la madrileña Puerta del Sol. Después de que este lunes miles de personas se concentraran en el centro de la capital al grito de "Felipe, dimite, el pueblo no te admite", "los Borbones, a las elecciones" o "España, mañana, será republicana", los manifestantes han regresado al mismo punto para exigir un referéndum para elegir entre monarquía y república.

La protesta, mucho menos numerosa que la de la anterior jornada, fue convocada en la asamblea que se celebró al final de la concentración del lunes. Este martes el acto ha congregado a hasta un millar de personas y transcurre horas después de que el Consejo de Ministros haya aprobado la ley orgánica que da validez legal a la abdicación del monarca. Una vez tramitada en las Cortes, Felipe de Borbón ascenderá al trono, previsiblemente el 18 de junio, culminando así la sucesión en apenas dos semanas.

Congregados en el centro de la plaza [ver galería de imágenes], los concentrados han denunciado que la sucesión de Juan Carlos I se ha convertido en un "juego de trileros" entre los grandes partidos: "Nos alegramos por la abdicación, como miles de elefantes, pero si al rey lo eligió una sola persona, Franco, ahora quieren elegir al sucesor entre tres: Rubalcaba, Rajoy y su propio padre". Durante el acto se han escuchado gritos a favor de la república, contra el bipartidismo y el ya clásico "España, mañana, será republicana".

Una gran manifestación

Los convocantes han propuesto una gran manfiestación para este próximo sábado, que transcurriría entre la Plaza de Cibeles y la Puerta del Sol y daría comienzo a las siete de la tarde. La convocatoria ha partido de la Junta Estatal Republicana y la Coordinadora Republicana de Madrid. Ambas han llamado a la confluencia de ateneos republicanos, partidos de izquierdas y organizaciones sociales en la demanda de un referéndum y a favor de la proclamación de la III República.

Además, se han recordado las propuestas que se debatieron en la asamblea con la que culminó la gran concentración de este lunes. A saber, la convocatoria de una referéndum para que la ciudadanía elija entre monarquía y república, el inicio de un nuevo proceso constituyente, una acampada "al estilo del 15-M", una recogida de firmas para apoyar la causa, presionar al PSOE para que no apoye la continuidad de la Corona y la creación de asambleas populares en ciudades y barrios para dar continuidad a las reivindicaciones.

Durante el acto también se han escuchado proclamas como "¡Abajo el rey, abajo el 'principito'!" y se ha denunciado el "enriquecimiento" logrado por Juan Carlos I durante sus años en la Jefatura del Estado. Los concentrados han acusado a PP y PSOE de querer perpetuar el modelo de Estado surgido tras la aprobación de la Constitución de 1978 y han cargado especialmente contra el PSOE. No pocos asistentes han calificado de "traición" la posición de los socialistas de apoyar la monarquía.

Hacia las diez y media de la noche, cuando el número de participantes en la concentración se había reducido considerablemente y se estaba celebrando una asamblea en la plaza de forma pacífica, efectivos de la Policía Nacional, que hasta entonces no habían intervenido pero sí supervisaban el acto, se han aproximado a los presentes y han procedido a ídentificarlos

La reivindicación de una consulta para que la ciudadanía elija entre monarquía y república no es exclusiva de los manifestantes. Así, IU ha pedido una consulta que abra el camino hacia un proceso constituyente, Podemos ha retado a someter la monarquía a consulta "si Felipe [de Borbón] cree tener la confianza de los ciudadanos", y Compromís-Equo ha presentado una iniciativa en este sentido en el Congreso de los Diputados.

Críticas de Cifuentes

La concentración de este lunes, convocada a través de las redes sociales y que contó con la participación de miles de personas, ha suscitado un día después las críticas de la Delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes. Cifuentes ha censurado que no se comunicara a la Delegación, algo que, ha dicho, "no cuesta ningún trabajo". Al tiempo, ha agregado que no comprende por qué partidos "constitucionales" se sumaron al acto "sin cumplir los requisitos" que marca la ley.

El acto de este lunes contó con la presencia de miembros de Izquierda Unida –Cayo Lara, José Luis Centella y Alberto Garzón–, Equo –Juan López de Uralde y Inés Sabanés– y Podemos. Preguntados por su asistencia al acto, fuentes de Podemos han señalado que tuvieron conocimiento de la convocatoria a través de las redes sociales y que decidieron respaldarla porque concuerda con su deseo de que la ciudadanía ejerza el derecho a decidir sobre la Jefatura del Estado.

En esta misma línea, han subrayado que no convocaron la concentración, sino que únicamente difundieron el llamamiento que en redes sociales estaban efectuando diversos colectivos sociales. Varios miembros de la joven formación, como los eurodiputados electos Pablo Iglesias y Teresa Rodríguez y el jefe de campaña para las elecciones europeas, Iñigo Errejón, participaron en la concentración que tuvo lugar en Bruselas.

Equo ha indicado que no da demasiada importancia a las declaraciones de la delegada del Gobierno y ha abogado por abrir un debate sobre la legislación vigente en materia de comunicación de las manifestaciones, porque el requisito de la autorización previa "ha quedado un poco antiguo" y "ha cambiado la forma de comunicarse": "Nosotros no convocamos el acto, lo vimos en las redes y decidimos sumarnos", apuntan fuentes del partido.

Manifestación 'fantasma' en defensa de la monarquía en la Puerta del Sol

Manifestación ‘fantasma’ en defensa de la monarquía en Sol

La formación ecologista incide igualmente en que "no todas las manifestaciones tienen que estar convocadas por organizaciones tradicionales" y no ve inconveniente alguno en sumarse a esos actos pese a no estar comunicados, siempre y cuando sean de carácter pacífico. "Hay un nuevo modelo de comunicación, más horizontal y abierto, y los poderes públicos deberían tomar nota de ello. Hay que adaptar la ley a la nueva realidad social", zanjan.

Tras el anuncio de abdicación por parte de Juan Carlos I, numerosos colectivos sociales llamaron a la movilización a través de las redes sociales. Tal y como sucediera en los inicios del 15-M, la movilización no fue organizada por ningún colectivo de forma exclusiva, sino que surgió del incesante intercambio de mensajes que se desató tras la comparecencia ante los medios del presidente Mariano Rajoy este lunes a las 10.30.

La delegada Cifuentes, por su parte, ha recalcado que este lunes no se comunicó esta concentración, algo que convierte el acto en "ilegal" pero no en "delito". A renglón seguido, ha agregado que este martes tampoco habrá "ningún problema" aunque la concentración no se comunique, pues un amplio dispositivo policial se encargará de mantener el orden público. "Como siempre", ha apostillado.

Más sobre este tema
stats