PORTADA MAÑANA
Ver
El PP carga contra "la PAC de Planas" que los populares europeos defendieron y avalaron en Bruselas

Investigación

El número tres de la lista de Vox a la Comunidad de Madrid y los otros patronos de la Fundación Franco

Ibon Uría

¿Quién dirige la Fundación Nacional Francisco Franco (FNFF)? La organización creada tras la muerte del dictador para "proyectar" su ideario sobre "el futuro de la vida española" está presidida desde su creación en 1976 por su hija, Carmen Franco Polo, y controlada por una Junta Directiva de una decena de miembros y un Patronato en el que figuran una veintena de nombres. Entre ellos, el del número tres de la candidatura de Vox a la Comunidad de Madrid en las pasadas autonómicas, Fernando Paz Cristóbal, y el del abogado de Manos Limpias en el caso Atutxa y en varias demandas contra el juez Garzón, Jaime Francisco Alonso García.

Según los documentos que ha tenido acceso infoLibre, Fernando Paz se incorporó a la organización franquista en calidad de vocal el 27 de mayo de 2010. Casi cuatro años después entró en Vox. Lo hizo de la mano de su actual presidente, Santiago Abascal, y juntos concurrieron a las primarias a la presidencia del partido. La lista que compartían se impuso en la asamblea celebrada el 20 de septiembre de 2014. Fernando Paz se convirtió entonces en el vicesecretario de organización y formación del partido.

En las pasadas elecciones autonómicas a la Asamblea de Madrid, celebradas en mayo de 2015, Santiago Abascal y Fernando Paz aparecieron nuevamente unidos en una lista de Vox. Abascal, presidente del partido, fue de número uno. Paz ocupó el tercer puesto en la candidatura de la formación derechista, pero Vox se quedó fuera de la Cámara regional (obtuvo el 1,1% de los sufragios) y Paz abandonó sus cargos orgánicos en la asamblea extraordinaria del pasado 27 de junio, cuando se elegió a Abascal como presidente a la Presidencia del Gobierno y él quedó fuera del equipo del líder de la formación.

Fuentes de Vox indicaron a infoLibre que Fernando Paz es aún militante de la formación –"uno de los más activos", precisaron–, pero no quisieron valorar su pertenencia a la Fundación Francisco Franco. Paz mantuvo la afiliación a esta entidad durante los diez meses en los que formó parte de la dirección de Vox. A preguntas de este periódico, Paz aseguró que ahora está "desvinculado" de Vox, aunque manifestó no tener la certeza de que la baja, "pedida en julio", conste ya "oficialmente" para el partido.

Paz –historiador, profesor y colaborador habitual de programas de la cadena Intereconomía– agregó que "por cuestiones personales" también solicitó la baja de la Fundación Franco "hace meses". Sin embargo, sigue figurando como miembro del patronato de la FNFF, tal como muestran los documentos que obran en poder de infoLibre. El que fuera número tres en las listas de Vox a la Asamblea de Madrid indicó que su pertenencia a la entidad franquista "no hacía gracia" en el partido.

Un ex abogado de Manos Limpias

El vicepresidente ejecutivo de la Fundación Franco, Jaime Francisco Alonso García, fue letrado de Manos Limpias en el caso Atutxa. Sus acciones judiciales motivaron la inhabilitación del presidente del Parlamento Vasco, Juan Mari Atutxa, por incumplir un auto del Tribunal Supremo que le obligaba a disolver el grupo parlamentario de Sozialista Abertzaleak, considerados herederos políticos de Herri Batasuna. Alonso también fue autor de algunas de las múltiples demandas que interpuso Manos Limpias contra el juez Baltasar Garzón.

En declaraciones a infoLibre, Alonso proclamó sentirse "muy orgulloso" de ser "hijo de participantes en la Guerra Civil" y de la "victoria" en "el terreno de las armas pero, sobre todo, en el terreno de la política" de sus antepasados, así como de "la labor de Estado de Franco", de la que dijo considerarse "heredero y beneficiario, al igual que el resto de españoles". También agregó que la organización dispone en la actualidad de "25.000 o 30.000 afiliados en toda España", si bien matizó que se trata de una cifra "aproximada".

En esa línea, Alonso precisó que no existe una "cuota mínima" para convertirse en miembro de la fundación franquista y que esta se financia "sin subvenciones" del Estado. El vicepresidente de la FNFF reiteró que "es cada afiliado el que decide su cuota" y explicó así que, en los últimos ejercicios en los que la fundación hizo públicas sus cuentas, tal como le obliga la ley, recaudara apenas 115.000 euros en cuotas de esas decenas de miles de socios que afirmó tener.

Herederos de la dictadura franquista

Al margen de estos patronos, a la cabeza de la Fundación Franco también figuran el ex secretario general de Fuerza Nueva Ricardo Alba Benayas, que ejerce de secretario de la organización franquista, acompañado de tres vicepresidentes: Blas Piñar Gutiérrez, hijo de Blas Piñar López, fundador de Fuerza Nueva; Luis Felipe Utrera Molina Gómez, abogado miembro de la Corte de Arbitraje de Madrid e hijo de José Utrera Molina –suegro del exministro de Justicia Alberto Ruiz Gallardón y también patrono de la fundación–; e Iñigo Susaeta Córdoba, director gerente de una firma de asesoría financiera.

Susaeta Córdoba fue además número dos a las elecciones generales de 2008 por la lista de Comunión Tradicionalista Carlista en la provincia de Ciudad Real. No es el único patrono de la fundación que ha probado suerte en diversas citas con las urnas, aunque sin demasiado éxito: el vocal Arturo Marcos Armada, por ejemplo, fue número 11 por Alternativa Española en las europeas de 2009 y candidato al Senado por Lugo en 2008 por esa misma formación.

La relación de nombres conocidos en los órganos de dirección de la Fundación Franco se completa con varios familiares directos del dictador y con descendientes de otros cargos de su régimen. Además de la hija de Franco, están en el patronato dos nietos –Francisco Franco Martínez Bordiú y José Cristóbal Martínez-Bordiú Franco– y un bisnieto –Francisco Franco Suelves–.

Pertenecen igualmente al patronato de la fundación Gonzalo Fernández de la Mora y Varela, hijo del ministro de Obras Públicas durante la dictadura Gonzalo Fernández de la Mora y Mon; Pedro González-Bueno Benítez, hijo del también ministro del régimen Pedro González-Bueno; y Marie Aline Griffith Dexter, la condesa viuda de Romanones. La organización falangista alberga incluso a miembros del Ejército retirados, como Carlos de Meer de Ribera, coronel retirado; o José González de la Puerta, quien llegó a ser capitán médico del Ejército del Aire durante la dictadura y también gobernador civil de Málaga.

Una polémica fundación

La Fundación Franco se constituyó el 8 de octubre de 1976 y se inscribió en el registro de fundaciones casi un año más tarde, el 11 de junio de 1977. Aunque la ley obliga a este tipo de entidades a defender "fines de interés general" tales como "los valores democráticos", la organización franquista admite en sus estatutos que su propósito no es otro que "proyectar" el ideario de Franco sobre "el futuro de la vida española". En ese texto también se marca otras metas, como "exaltar su vida como modelo de virtudes" y "enaltecer" su figura.

Tal como desveló infoLibre, la entidad funciona al margen de la ley desde 2009, cuando dejó de publicar sus cuentas anuales, una obligación que impone la Ley 50/2002 de Fundaciones. En los años previos, sus ingresos medios anuales rondaban los 118.000 euros. Además, durante la segunda legislatura de gobierno de José María Aznar (2000-2003), la entidad se embolsó más de 140.000 euros en subvenciones a uno de sus proyectos. Pese a las protestas de la oposición, el PP defendió en el Congreso las entregas de dinero público a la organización.

Entre sus últimas actividades figuran las amenazas a alcaldes que retiren símbolos de la dictadura en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, la denuncia al artista Eugenio Merino por una obra en la que presentó al dictador convertido en un guiñol dentro de una nevera de refrescos en la feria ARCO y otra iniciativa legal, cursada en 2005, para recurrir la retirada de una estatua ecuestre del dictador de una plaza de Madrid. Además, ha organizado homenajes al dictador y conserva un archivo con miles de documentos provenientes del despacho de Franco y de otros cargos del régimen.

Más sobre este tema
stats