Aniversario de la II República

Los partidos emergentes no dan prioridad a la república

Miles de personas se manifiestan por un referéndum por la república en el centro de Madrid, este 7 de junio.

El 84º aniversario de la proclamación de la II República será el primero que se celebre con Felipe VI como rey, y este 14 de abril plataformas republicanas se darán cita en ciudades como Madrid para reclamar un cambio en el modelo de Estado. No obstante, la república parece hoy más lejana que el año pasado, cuando la abdicación del rey Juan Carlos en su hijo y el vuelco que sufrió el tablero político a causa de la irrupción de Podemos tras obtener cinco eurodiputados en las elecciones de mayo hicieron salir a la calle a miles de personas para reclamar un referéndum sobre la monarquía.

En junio de 2014, la renuncia del rey Juan Carlos abrió la espita de la desafección ciudadana con la monarquía. La institución, que cosechaba entonces los niveles más bajos de aceptación de su historia, fue puesta en cuestión por miles de personas que se concentraron en las principales ciudades de España exigiendo ser consultadas sobre el modelo de Estado. Pero, no obstante, las críticas a la Corona parecen haberse desinflado durante el último año: en el último barómetro del CIS, publicado en enero, tan sólo un 0,3% de los ciudadanos la mencionaba como uno de los principales problemas del país.

Esta impresión se extiende tanto los dos grandes partidos clásicos –PP y PSOE– como a las dos formaciones emergentes –Podemos y Ciudadanos–, que tampoco han planteado en los últimos tiempos el cuestionamiento del modelo de Estado como uno de los grandes temas de debate. De hecho, el secretario de Organización del partido liderado por Pablo Iglesias, Sergio Pascual, fue tajante el pasado mes de marzo al ser cuestionado al respecto: el debate entre monarquía y república, a su juicio, no es un tema "que interese en absoluto a la ciudadanía".

Podemos no apoya la manifestación republicana

En línea con esta idea, Podemos es cauto en sus movimientos y no apoyará las manifestaciones republicanas de este martes, aunque no descartan que sus militantes acudan. Eso sí, "quien vaya, lo hará a título personal", explica una portavoz del partido. Y en la misma línea se expresó su secretaria de Coordinación entre áreas, Irene Montero, este lunes: "El día 14 estaremos trabajando para echar al PP del Gobierno, que es el mejor homenaje que podemos hacer a la república", aseguró la dirigente.

La postura de Podemos fue, no obstante, mucho más clara en el momento de abdicar el rey Juan Carlos: era partidario de organizar una votación para que los ciudadanos decidiesen si querían que el entonces príncipe de Asturias sustituyese a su padre en el trono, y el mismo Iglesias defendió más tarde "preguntar al pueblo español si es mayor de edad para decidir en las urnas quién es el jefe del Estado o no". Este cuestionamiento sobre el modelo de Estado estaría encuadrado en el proceso constituyente que la formación plantea.

"A lo mejor el señor Felipe de Borbón se presenta a unas elecciones a jefe de Estado y las gana porque hay mucha gente que confía en Felipe de Borbón", aseguraba Pablo Iglesias en una entrevista concedida en enero a infoLibre. El líder de Podemos, no obstante, señalaba que "los monárquicos abrirían botellas de champán ante un referéndum planteado en los términos monarquía o república", por lo que su pregunta sería más bien sobre "la mayoría de edad del pueblo para decidir si la Jefatura del Estado es hereditaria o si se puede elegir en las urnas".

Ciudadanos apoya a Felipe VI mientras la Corona "funcione"

Por su parte, la posición del otro partido que ha revolucionado el tablero político en los últimos meses es también prudente. Ciudadanos afirma sentirse cómodo con la actual monarquía, aunque su secretario de Acción Política, Antonio Espinosa, asegura que su apoyo "depende de quien encarne" la institución, así como de "cómo esté funcionando". "A nosotros nos parece que el debate entre monarquía parlamentaria y república es un debate artificial, demasiado ideologizado", asegura Espinosa a modo de crítica. Y, contra este exceso de ideología que a su juicio existe, se reivindica "pragmático": "Lo que nos importa es que la institución sea ejemplar, un ejemplo de transparencia, y que lidere la transformación de España".

En 2012, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, pidió a una Corona ya entonces salpicada por escándalos como el caso Urdangarin "renovarse o morir", y consideró "absolutamente legítimo plantear el cambio de modelo: pasar de la monarquía a la república". No obstante, tres años después, para el partido los problemas de la institución se han solventado tras la subida al trono de Felipe VI. "Entendemos que el nuevo rey tiene unos comportamientos distintos", asegura Espinosa, que le han llevado a "resintonizarse con el conjunto de la población española".

El dirigente de Ciudadanos pone como ejemplo la "bajada de sueldo" que el jefe del Estado ha decretado para él y su familia: el monarca, por ejemplo, cobrará 234.204 euros en 2015 –un 20% menos que en 2014–, si bien los reyes Juan Carlos y Sofía percibirán, entre ambos, otros 292.752 euros por acudir a actos "muy puntuales", en palabras de un portavoz de la Casa del Rey. Y, en la misma línea, asegura que "el jefe del Estado ha mantenido una actitud muy clara de independencia con respecto al caso Urdangarin" y "ha mostrado que es garante de la independencia de la Justicia".

"Nosotros no estamos ideologizados", reitera Espinosa, que asegura que la única meta del partido es que "las instituciones funcionen bien". "¿Y si es así, por qué cambiarlo?", se pregunta el dirigente, que insiste en que Ciudadanos no es "antirrepublicano" e incluso vería con buenos ojos la elección democrática del jefe del Estado "si, por ejemplo, hubiese una monarquía parlamentaria corrupta". Pero Espinosa ni siquiera se plantea una consulta sobre el modelo de Estado: "Sería hacer algo que no quiere ni siquiera la mayoría", argumenta el dirigente, que critica a Podemos por proponer "derribo y proceso constituyente" en algo que "funciona".

IU, único bastión republicano

Así las cosas, el único partido que a nivel nacional se posiciona abiertamente a favor de la república es IU. Su secretario de Movimiento Republicano, Isabelo Herreros, asegura que "el debate sigue vigente" e incluso se muestra optimista, ya que asegura que "la percepción" de su partido en las movilizaciones y actos celebrados a favor de esta causa es que "ha habido incluso un incremento con respecto a otros años". No obstante, Herreros sí que admite que el año pasado se produjo un auge del republicanismo con la abdicación del rey Juan Carlos que la Casa del Rey, a su juicio, está tratando de remediar "desplegando una campaña de marketing".

"El cambio de titular, para nosotros, no borra la historia y sobre todo la historia reciente de esta insitución", denuncia Herreros, que se muestra en desacuerdo con Espinosa y asegura que los "gestos" del nuevo monarca no son más que mero maquillaje. "La monarquía española es católica, se sustenta en las oligarquías, y no tiene un continuo refrendo popular", argumenta el dirigente de IU, que pone como ejemplo de esta toma de posición que el rey "ha pasado la Semana Santa rindiendo culto a una imagen católica".

Herreros se muestra especialmente crítico con la postura de Podemos ya que, asegura, "su discurso suena a posibilista, a otros tiempos". "Lo que dicen vale para la época de la Transición, cuando ETA mataba a dos o tres personas cada semana, y los militares amenazaban e incluso llegaron a dar un golpe", abunda el dirigente de IU, que no obstante se pregunta por qué no se plantea el debate "ahora mismo, que se supone que la democracia no corre peligro". "No compartimos ese discurso tramposo", critica duramente Herreros en referencia a Podemos, a quienes pide que expliciten "cuál es su modelo de Estado", ya que "una fuerza política está obligada a decir lo que quiere".

IU acusa al Gobierno de tener “miedo” a debatir sobre la república

IU acusa al Gobierno de tener “miedo” a debatir sobre la república

Más sobre este tema
stats