Directo
Ver
La gran paradoja del 21A: un Parlamento más soberanista, una ciudadanía menos independentista

El futuro del PSOE

Patxi López lanza su candidatura entre fuertes críticas del núcleo duro de Sánchez

Patxi López, diputado del PSOE por Bizkaia, en una imagen de archivo.

Ibon Uría

Las primarias del PSOE ya tienen un precandidato: Patxi López. El actual diputado por Bizkaia, presidente del Congreso en la pasada legislatura y lehendakari entre 2009 y 2012, anunciará este domingo su intención de pelear por la Secretaría General socialista en una rueda de prensa convocada a mediodía en Madrid. Será el primero en dar el paso. Las elecciones internas se celebrarán en el mes de mayo, aunque la fecha está aún por concretar, y su resultado se ratificará los días 17 y 18 de junio en el 39º congreso socialista, según la resolución aprobada este sábado por el Comité Federal.

López, cuyo nombre lleva tiempo sonando como posible candidato, anunció la convocatoria de este domingo pocas horas después de esa reunión del máximo órgano entre congresos del PSOE. Durante la mañana no concretó sus planes, y a su llegada a Ferraz se limitó a subrayar que el partido debe cerrar "cuanto antes" el capítulo" de interinidad. Pese a las reiteradas preguntas de los periodistas evitó desvelar sus planes. Fuentes cercanas a él, eso sí, ya habían avanzado que fuera cual fuera la decisión la anunciaría pronto para no "marear la perdiz"

Lo cierto es que, fruto de los contactos de las últimas semanas, casi todos los secretarios generales del sector crítico respaldan a López, según confirmó infoLibre con distintas fuentes. Entre los apoyos con los que cuenta destaca el de la balear Francina Armengol, única presidenta autonómica no alineada con la gestora. Las personas clave en el lanzamiento de la candidatura del diputado vizcaíno han sido Óscar López –exportavoz en el Senado y muy cercano a Pedro Sánchez hasta fechas recientes–, Rodolfo Ares –actualmente diputado en el Parlamento Vasco– y Miguel Ángel Morales –secretario de Organización del PSE. 

No pactará con Díaz

Fuentes del entorno de López aseguran que irá "hasta el final" en todo caso y que bajo ningún concepto pactará con la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, cuya candidatura a liderar el PSOE se da también casi por hecha. Los afines al exlehendakari no han dejado de insistir en esa idea y argumentan que la confrontación es la única salida, porque la andaluza y él tienen un modelo de partido y una visión ideológica diferente. Consideran, en este sentido, que Díaz es más "centralista" en lo político y que en el terreno orgánico plantea para el PSOE un esquema menos conectado con la militancia.

Algunos de los partícipes de esta operación para impulsar a López han mantenido contactos con el ex secretario general Pedro Sánchez. Dirigentes como Armengol o como la líder de los socialistas vascos, Idoia Mendia –que también apoya al exlehendakari–, le han dicho a Sánchez que ha sido parte del "problema" en el PSOE, que ha atravesado en el último año una situación de fractura interna evidente, y que por eso ahora su regreso a Ferraz no puede ser "la solución". Esas conversaciones se han mantenido "desde la amistad personal" hacia el exlíder, pero en ellas estas secretarias generales han evidenciado su posición.

Quienes confían en López para el futuro del PSOE recalcan que, en todo caso, la clave no es el apoyo de los cargos orgánicos, porque en unas primarias votan los militantes. Eso sí: esperan que Pedro Sánchez termine apoyando al dirigente vasco. Otros cargos coinciden con esta idea, porque una competición a tres "entregaría el partido en bandeja a Susana Díaz". En todo caso, el círculo de López subraya su "respeto" hacia los "tiempos" y "las decisiones" del ex número uno. No en vano, el vasco fue integrante de su Ejecutiva y le fue fiel cuando el sector ahora mayoritario intentó forzar su salida a finales de septiembre. Después se fueron distanciando.

Fuertes críticas del 'sanchismo'

El núcleo duro de colaboradores de Pedro Sánchez, sin embargo, recibió la noticia de este sábado con duros comentarios. Cargos regionales señalan a este diario que el exlehendakari simplemente trata de "anticiparse" a Sánchez porque sabe "perfectamente" que si el exlíder se presenta "no tiene absolutamente nada que hacer". "Patxi no va a recoger el apoyo de la gente de Pedro. Si Pedro quisiera, esto se quedaría en muy poco", añade una fuente. Consideran pues que se trata de un movimiento para "cerrar el paso" al ex secretario general y cuestionan las verdaderas intenciones de López.

Sánchez, de hecho, tenía prevista una reunión este jueves con su núcleo de fieles. En esa cita, según las fuentes consultadas por infoLibre, querían preparar un documento que llevarían a la reunión que las plataformas de militantes celebraron el viernes en Madrid, donde reclamaron la convocatoria inmediata del congreso y las primarias. El objetivo del encuentro, además, era analizar cuál era el mejor manejo de los tiempos, especialmente porque el círculo de colaboradores del ex secretario general tenía información sobre el lanzamiento inminente de la operación Patxi. A última hora, sin embargo, el propio Sánchez anuló la convocatoria. 

Los sanchistas más acérrimos, tras el paso de López, insisten en que "Patxi frente al aparato no tiene nada que hacer" y en que "no hay grandes diferencias entre el modelo que puede plantear y el de Susana Díaz". Por eso siguen creyendo que el vasco podría pactar con Susana Díaz un proyecto conjunto a medida que avance el proceso congresual, e incluso que el anuncio de que se presentará a las primarias podría estar acordado con la presidenta de la Junta como parte de una operación para dividir a los críticos y allanarle a aquella el camino hasta el puesto de mando de Ferraz.

El círculo más próximo a Sánchez sí admite que el salto de López pone "más presión" sobre el ex secretario general, que dimitió el 1 de octubre y que, desde entonces, apenas ha celebrado dos actos y sigue sin aclarar su futuro. Quienes han hablado con él en los últimos días señalan que en esas conversaciones fue duro con Óscar López por su apoyo a la operación Patxi, pero que no incluyó al exlehendakari entre quienes le han "defraudado". Al menos no hasta ahora. Algunos interlocutores creen que finalmente apoyará al diputado vasco a cambio de no quedar proscrito en el PSOE, como sucedería si Susana Díaz gana la Secretaría General. 

Susana Díaz observa

La presidenta andaluza, mientras tanto, no ve con malos ojos la aparición de la candidatura de López. Para ella significa que desaparece del horizonte el escenario más adverso para sus intereses: el de una pelea a cara de perro con Sánchez, de quien sus colaboradores dicen que no tendría reparos a la hora de emplear contra ella una buena dosis de "populismo demagógico". Además, los afines a Díaz destacan que López no es "un friki", sino una persona "solvente" a quien "respetan" –con independencia de que no lo vean como el mejor líder posible–. "Pero no va a llevar al PSOE a un precipicio, como Sánchez", dice un cargo regional.

Estas mismas fuentes también consideran que la operación Patxi cierra el paso a Sánchez. "El anuncio de Patxi no es un problema para el partido, es un problema para Pedro Sánchez", explica un dirigente que apoya a la dirigente de Andalucía. El futuro del ex secretario general es una incógnita para todos en el partido, también para el círculo de confianza de la líder del PSOE-A. En su entorno hay quienes están seguros de que si él no da el paso se presentará algún otro representante del sector crítico. Algunos mencionan el nombre del exalcalde de San Sebastián, Odón Elorza, muy activo estos meses junto a las plataformas de militantes.

Este sábado, en el Comité Federal, Susana Díaz no despejó las incógnitas sobre su propio futuro, aunque en el partido todo el mundo da por hecho que competirá por la Secretaría General. En un receso de la reunión señaló que hace falta un PSOE "desacomplejado", listo para "volver a ganar elecciones" y "ser un partido de Gobierno". Preguntada por si se presentará a las primarias, dijo que estará donde le pidan sus compañeros de partido y que ve "irrelevante" el momento en el que los candidatos den el paso de presentarse. Fuentes de su entorno señalaron que no teme la competición con Sánchez y que decidirá con independencia de lo que él haga.

Euskadi y Baleares lideran las críticas

En esa misma reunión, la vasca Idoia Mendia y la balear Francina Armengol lideraron las críticas contra la comisión gestora de Javier Fernández y defendieron que se no se rompan las relaciones con el PSC. La presidenta balear recriminó a la dirección interina que estuviera pactando con el PP sin informar a nadie y sin ni siquiera convocar el Consejo Territorial del PSOE, órgano que reúne a los barones autonómicos. Mendia, por su parte, cuestionó la legitimidad de la cúpula transitoria de Ferraz para adoptar determinadas decisiones.

Los fieles a Sánchez le piden que aclare ya su futuro en medio del desconcierto por su silencio

Los fieles a Sánchez le piden que aclare ya su futuro en medio del desconcierto por su silencio

En su réplica final, Javier Fernández dijo que él también habría querido opinar sobre el acuerdo de Gobierno cerrado en Euskadi por los socialistas con el PNV o sobre lo que opina el PSE del concepto "nación", y que se había contenido por responsabilidad. A diferencia de lo sucedido en el Comité Federal del 23 de octubre –el último hasta el de este sábado–, Fernández intervino al comienzo de la reunión en calidad de presidente de la gestora y presentó su informe político, una intervención donde exigió lealtad y recalcó que los socialistas no pueden centrarse únicamente en confrontar con el PP.

Así, el también presidente asturiano señaló que el PSOE tiene que ser "algo más" que una "maquinaria para echar a la derecha del poder" y que debe priorizar una tarea de "oposición útil" para recuperar la credibilidad perdida entre el electorado. En esa línea, defendió la abstención ante Rajoy como "la menos mala de las soluciones" y rechazó enérgicamente que se trate de una "traición a las esencias". "Si hay que negociar con el Gobierno se hace (...). No hemos renunciado a nada. Toda oposición tiene que elegir entre ser tribuno de la plebe o marcarse como objetivo volver a gobernar. Nosotros elegimos gobernar", agregó.

Finalmente, Fernández reclamó que se acepten "las decisiones democráticas que se toman en sus órganos de representación" y "que el liderazgo siempre debe ser contestable". El presidente de la gestora acusó a "algunos" de haber creado "atmósferas de intimidación" contra determinados cargos, especialmente en las redes sociales, y exigió "respeto" a los candidatos que decidan presentarse a las primarias, tanto "entre ellos" como al "procedimiento". A falta de confirmar el resto de nombres, Patxi López será desde este domingo el primer aspirante en la carrera por llegar a Ferraz.

Más sobre este tema
stats