Caso Serrano

La Policía detecta un trasiego con el dinero de la ayuda pública obtenida por el juez Serrano para evitar su recuperación

Menos de tres meses después de ingresar los 2,48 millones de euros del Ministerio de Industria, Bio Wood Niebla SL, la empresa del juez Francisco Serrano que había recibido el dinero en teoría para construir una fábrica de biocombustible, cerró la cuenta en la que recibió los fondos públicos. Dichos fondos nunca fueron devueltos, ni el proyecto ejecutado. El cierre de la cuenta “no tiene otra lógica” que “dificultar” la “trazabilidad” de los fondos recibidos, según el atestado policial 1162/20, incorporado al sumario del caso Serrano y al que ha tenido acceso este periódico. Dicho informe, clave en el caso, señala que una cuenta corriente a la que fue enviado el dinero registró 162 asientos, codificados como “fondo de inversión”. Este trasiego “puede considerarse como el inicio de diversas maniobras propias del blanqueo de capitales, destinadas a evitar la trazabilidad de los fondos y su consiguiente recuperación”, según el informe policial. Ni Serrano ni el que era su socio, Enrique Pelegrín, responden al requerimiento de infoLibre de ofrecer su versión sobre los hechos recogidos en el informe.

El dos veces candidato de Vox y Pelegrín constituyeron la empresa Bio Wood Niebla SL en una notaría de Sevilla en marzo de 2016, inflando su capital social mediante la fingida aportación de una supuesta maquinaria industrial que en realidad nunca fue adquirida, como ha reconocido el propio Serrano. La sociedad solicitó en mayo de ese mismo año una ayuda pública al Ministerio de Industria asegurando contar con un capital social de 1,24 millones de euros, cuando en realidad lo único realmente aportado por los socios eran 7.000 euros. No había máquinas, sino unas simples facturas proforma.

El engaño al Ministerio de Industria para conseguir la ayuda, en el que participó Serrano con su firma y que también incluía la supuesta acreditación de disponibilidad de un suelo en Niebla (Huelva) para la fábrica que en realidad no estaba disponible, permitió a Bio Wood Niebla obtener un préstamo público de 2,48 millones de euros [ver aquí el dosier del caso]. Todo ello está detallado en el atestado policial 1162/20.

El traspaso del dinero desde Industria a Bio Wood Niebla se realizó en diciembre de 2016. El informe del Grupo de Blanqueo de Capitales y Anticorrupción de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) da dos fechas distintas para el ingreso del dinero: el 22 de diciembre y el 29 de diciembre. La Fiscalía Superior de Andalucía, en su denuncia contra Serrano y su socio, da por buena la fecha del 22. En cualquier caso, menos de tres meses después, el 20 de marzo de 2017, se cierra la cuenta en la que fue ingresado, en la entidad Targo Bank. El dinero ya ha salido de allí, en una maniobra que la Policía Nacional ve destinada a “dificultar su trazabilidad” y evitar que sea recuperado. ¿Dónde fue a parar el dinero, que en efecto nunca ha sido recuperado sin que llegue a ejecutarse el proyecto comprometido? Es una de las grandes preguntas del caso, que fue denunciado ante la Policía Nacional por el vicepresidente de Facua, Rubén Sánchez, que ahora ejerce la acusación popular.

De Targo Bank a Ibercaja

El 12 de noviembre del año pasado, menos de un mes después de que infoLibre destapase el caso, la Policía Nacional solicitó a la entidad Targo Bank que informase del histórico de movimientos de la cuenta en la que había sido ingresado el dinero de Industria. La entidad financiera respondió sin demora, el 3 de diciembre. ¿Qué información dio Targo Bank? En dicha cuenta figuraban como apoderados Serrano y Pelegrín. En el tiempo en que estuvo abierta, desde que entró el dinero en diciembre de 2016 hasta que salió en marzo de 2017, Bio Wood Niebla hizo dos transferencias a una cuenta de Ibercaja, en la que salió la mayor parte del dinero. La primera fue 8 de febrero de 2017, de una cuantía de 1,4 millones de euros. La segunda fue el 16 de marzo, de 651.000 euros. En total, 2,051 millones de euros.

Esta cuenta de Ibercaja, con número ES4220858236220330269700, ha llamado la atención del magistrado de la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) Miguel Pasquau, que ha dirigido la investigación a raíz de la denuncia de la Fiscalía Superior de Andalucía. En un auto de 28 de julio, Pasquau ordenaba a la UDEF investigar si dicha cuenta era el origen del millón de euros enviado por Proyectos e Inversiones Serralba, otra empresa del juez Serrano, a una filial de nueva creación en Extremadura en junio de 2017 [ver aquí información en detalle]. Esa es una de las líneas abiertas de la investigación judicial, que con la dimisión de Serrano y su pérdida de aforamiento pasará ahora previsiblemente a un juzgado de Sevilla.

La diligencia ordenada por Pasquau indicaba que el magistrado no sólo se había centrado en la obtención supuestamente fraudulenta de la ayuda –mediante la aportación en falso de maquinaria–, sino también en los movimientos posteriores del dinero entre empresas. Aún está por ver qué prioridades establece el próximo instructor. En cuanto a la Policía Nacional, el atestado deja a las claras cuál es su conclusión sobre los hechos: "Un millón de euros del Programa Reindus [del Ministerio de Industria] fue transferido de Bio Wood Niebla a Proyectos e Inversiones Serralba, siendo Francisco Serrano administrador único de Proyectos e Inversiones Serralba, y a través de esta sociedad, aportado como capital social en la constitución de la sociedad Pellex Energía SL", es decir, a la filial extremeña.

162 movimientos

¿Qué más dice el atestado policial 1162/20 de la cuenta ES4220858236220330269700 de Ibercaja en la que acabaron más de 2 millones de los 2,48 millones de euros de Industria, menos de tres meses después de haber sido ingresados? El titular es Bio Wood Niebla, empresa constituida por Serrano y su socio Pelegrín el 30 de marzo de 2016 y en la que el juez permaneció hasta el 4 de octubre de 2017. El autorizado es Enrique Pelegrín, según el atestado. “En esta cuenta”, señala el informe, “se registran 162 asientos, entre otros movimientos, codificados como FONDO DE INVERSIÓN”, señala el atestado de la UDEF.

El informe no detalla la fecha de los 162 movimientos, pero sí indica que pueden considerarse “el inicio de diversas maniobras propias del blanqueo de capitales, destinadas a evitar la trazabilidad de los fondos y su consiguiente recuperación”. Pasquau, en su auto de 28 de julio, solicitaba a la Policía Nacional un análisis de esos 162 asientos.

Préstamos, cheques, facturas...

El dinero de Industria ingresado a Bio Wood Niebla se partió en dos. De un lado, los poco más de 2 millones que pasaron de la cuenta de Targo Bank a la de Ibercaja, la cuenta de los 162 movimientos. Faltan 438.000 euros. ¿Qué fue de este dinero?

El atestado policial le pone la lupa a las operaciones realizadas con estos fondos, desde la propia cuenta de Targo Bank en que fueron ingresados por Industria. Entre estas operaciones, destacan las siguientes:

–Préstamo de 200.000 euros al promotor Manuel Gavira Gómez, realizado el 20 de marzo de 2017 [ver aquí información en detalle].

–Pago de 135.526,05 euros a la empresa Ecobanka, que gestionó –con éxito– la tramitación del expediente para conseguir la ayuda de Industria. El abono se realizó el 3 de enero de 2017.

–Retirada, “al parecer” en “efectivo”, de 33.000 euros, realizada el 30 de diciembre de 2016.

Bio Wood Niebla dedicó además casi 37.000 euros a “facturas” y “gastos menores” y de notaría. Hizo un segundo préstamo de 30.000 euros del que la UDEF no tiene detalles, pagó un cheque en efectivo de 1.000 euros... Hasta sumar 438.000 euros.

Proyectos e Inversiones Serralba

Hay más. Tras recibir el dinero de Industria, el juez estrella de Vox utilizó a Bio Wood Niebla para avalar a otras dos empresas suyas, siempre según el atestado policial incorporado al sumario del caso. El 25 de mayo y el 1 junio de 2017 –en torno a cinco meses después de recibir el dinero de Industria–, Bio Wood Niebla avaló dos préstamos de 19.620 euros (39.240 euros en total) a Proyectos e Inversiones Serralba. Justo antes de este primer aval, dos días antes, el 23 de mayo, el despacho Serrano Abogados de Familia había pasado a llamarse Proyectos e Inversiones Serralba, modificando su objeto social para dedicarse a la "compraventa, tenencia, disfrute, explotación, administración o arrendamiento de inmuebles urbanos o rústicos, solares, terrenos y suelos en general; el estudio, promoción, gestión, explotación, asesoramiento o ejecución de inversiones, proyectos inmobiliarios y urbanísticos; tenencia, compraventa y explotación de acciones y participaciones sociales de otras entidades; la prestación de servicios de intermediación comercial, marketing, publicidad [...]", según la información del Registro Mercantil consultada por este periódico. Ese mismo día, 23 de mayo, se había ratificado como su administrador único Francisco Serrano ante un notario de Sevilla.

De modo que Bio Wood Niebla, empresa de Serrano constituida en teoría para construir una fábrica de pellets, para lo que consiguió 2,48 millones de euros de Industria, avalaba un préstamo a Proyectos e Inversiones Serralba, otra empresa de Serrano, tras cobrar el dinero público. El papel de Proyectos e Inversiones Serralba en el caso no termina ahí. Hay que recordar que esta es la empresa que, en junio de 2017, constituyó una filial en Extremadura con un millón de euros, como publicó este periódico en noviembre del año pasado [ver aquí]. Ese es el millón que la Policía Nacional está convencida de que sale del dinero de Industria.

El dinero, transferido como “Préstamo Serralba”, sólo duró cinco días en la cuenta de Proyectos e Inversiones Serralba (del 16 al 21 de junio de 2017) antes de ser enviado a una filial de nueva creación en Extremadura, llamada Pellex.

XYZ

Bio Wood Niebla también avaló, el 11 de julio de 2017 un préstamo de 50.000 euros de Ibercaja a la sociedad XYZ, propietaria de un diario digital del mismo nombre impulsado por Francisco Serrano. Según la declaración ante la Policía Nacional de Javier López, un estrecho colaborador de Serrano en su bufete y partícipe en la sombra del proyecto de Bio Wood Niebla, esta sociedad también realizó un préstamo a XYZ, como recoge el atestado. Dicho préstamo, según López, “nunca se amortizó, lo que fue motivo de desacuerdos entre los socios”, anota la UDEF.

XYZ, del que fue accionista el despacho de abogados de Serrano, había comenzado sus operaciones en junio de 2015. El objetivo era que este diario digital se convirtiera en una plataforma del juez, que en ese momento estaba inhabilitado por un delito de prevaricación cometido como togado y que ya había sido candidato de Vox en las autonómicas de 2015. Aunque Serrano era un personaje popular en la derecha sevillana, el diario no llegó a consolidarse. El 24 de octubre de 2017, es decir, menos de cuatro meses después del préstamo avalado por Bio Wood Niebla tras cobrar el dinero de Industria, la junta general universal de la sociedad XYZ acordó la disolución de la sociedad, según los datos del Registro Mercantil. Quedó convertido en liquidador el administrador único el que era el despacho Serrano Abogados.

Más sobre este tema
stats