Vox

Un policía excandidato de Vox afronta otra denuncia tras inventarse la muerte de un guardia civil de 28 años por covid-19

Tuit difundido por el subinspector Alfredo Perdiguero y al que se adjunta la entrevista en la que, concedida a una web, afirmó que entre las víctimas del covid-19 hay un guardia civil de 28 años.

Alfredo Perdiguero, el subinspector de la Policía Nacional a quien Unidas Podemos denunció el 2 de abril ante la Fiscalía General del Estado como parte de una supuesta "organización criminal" por disparar la alarma social a través de bulos, afronta ahora una ampliación de la denuncia. Dos días después de que, por difundir un vídeo falso con graves acusaciones al Gobierno, se conociera la denuncia contra quien hace un año fue número 16 en la lista de Vox para las autonómicas de Madrid, Perdiguero divulgó otro dato inexistente a través de las redes sociales: para sustentar en una entrevista su afirmación de que "gente joven, uniformada" está muriendo como consecuencia de la pandemia, el policía se inventó el fallecimiento de un guardia civil de 28 años.

Esa información, subraya Unidas Podemos en su nuevo escrito, "es totalmente falsa".  Y, en efecto, lo es: no hay nadie que se acerque a esa edad en la lista de ocho agentes que hasta la fecha han perdido la vida a consecuencia del virus, aseguraron este domingo fuentes oficiales de la Guardia Civil a preguntas de infoLibre. 

Los firmantes de la denuncia que afecta a Perdiguero y de su ampliación, los diputados Enrique Santiago y Juantxo López de Uralde, no creen que el policía esté incurriendo en una serie de errores involuntarios. "Continúa realizado una campaña de intoxicación informativa que parece a todas luces coordinada con otras personas de relevancia social o política", se lee en el nuevo escrito, que no menciona . Sus acciones, dicen, son "maliciosas y contrarias al deber y lealtad al servicio público de protección a la ciudadanía que tiene encomendado". Y lo que esas acciones buscan –recalca el grupo confederal– es lanzar "informaciones falsas con el objetivo de generar la alarma social e injuriar y calumniar al Gobierno".

El suyo, reiteran, es un "actuar reiterado" y por ello solicitan "expresamente" se dé traslado de la apertura de las presentes diligencias y mientras dure la presente investigación penal al Ministerio del Interior y el Director General de la Policía. ¿Para qué? "Para que adopte las medidas disciplinarias correspondientes, en especial la medida cautelar consistente en que sea apartado de cualquier servicio oficial y suspendido de sus funciones en el Cuerpo Nacional de Policía".

Para redondear su argumento sobre las consecuencias del virus para policías y guardias civiles, en aquella entrevista concedida el 4 de abril a una web, Perdiguero arrancó mencionando al agente de mayor relevancia entre los fallecidos tanto por el cargo que ocupaba como por su carisma dentro del Cuerpo: Jesús Gayoso, jefe del denominado Grupo de Acción Rápida (GAR) y que murió con 48 años el 27 de marzo. El policía le redujo la edad en una década cuando afirmó lo siguiente: "Incluso el jefe del GAR ha fallecido con coronavirus, ¡con 38 años! Otro guardia civil , el tercero o el cuarto me parece que fue, ¡con 28 años! Por tanto, ese primer argumento que tenían de que gente mayor ya no lo es, gente joven, uniformada, está muriendo y por eso se les ha denunciado porque no han cumplido con la ley de prevención de riesgos laborales" al no facilitar a los agentes equipos de protección.

Cuando se conoció el primer episodio de fake news con su participación y que le ha convertido en denunciado, Perdiguero se exculpó afirmando que le habían "metido un gol".  La grabación a cuya difusión contribuyó mostraba un almacén con palés cargados de folios como si se tratase de guantes y mascarillas a punto de salir en camiones con destino a Francia porque –sostenía una voz en off– "un Gobierno hijo de puta" presidido por "un asesino en potencia" se negaba a pagar por aquel material sanitario. 

A los cuatro días de esa primera denuncia, Unidas Podemos presentó otra, esta por la difusión de otro vídeo y de unas fotos que compartían el denominador común de la falsedad. Con un texto alusivo a que el Gobierno quería ocultarlas, las fotos mostraban como procedentes de un hospital español una serie de ataúdes que en realidad no guardaban ninguna relación con las muertes provocadas en territorio nacioal por el virus sino con el naufragio de inmigrantes que en 2013 conmocionó a la ista italiana de Lampedusa. Y el vídeo dejaba ver múltiples bolsas de cadáveres hacinadas en el suelo: pero no en un hospital español sino de Ecuador . Sobre esta segunda denuncia, la Fiscalía ya ha confirmado el inicio de diligencias de investigación penal. 

Con la ampliación de la primera denuncia son ya cuatro los escritos que llegan a la Fiscalía General del Estado y que ponen a Vox contra las curdas por la difusión de bulos con claro trasfondo político. Además de las actuaciones impulsadas por Unidas Podemos, el PSOE formuló el 14 de abril una denuncia contra el partido de extrema derecha. La formación que dirige Santiago Abascal –señala el texto– puede haber incurrido en un delito de odio. Los socialistas entienden que Vox busca "crear una sensación de inseguridad, miedo y desconfianza" en la población.

El "gracias, Darío" que pasó a ser "gracias a Dios"

En relación a aquel primer vídeo del cargamento de folios presentados como piezas de equipos de protección individual (EPI), Unidas Podemos involucra ahora a un segundo personaje vinculado a Vox: el que, supuestamente y según las fotos de publicaciones en facebook aportadas a la Fiscalía, fue o es coordinador de Vox en el municipio valenciano de Torrent.  

Pero la lectura del nuevo escrito a la Fiscalía General indica que el personaje central sigue siendo Perdiguero. A los dos días de aquella entrevista donde sacaba a relucir al inexistente agente de de 28 años y de nuevo desde la cuenta de Twitter en cuya foto de perfil posa con uniforme, el subinspector escribió un post donde daba a entender otra falsedad: que una presentadora de Telecinco había dado "gracias a Dios" porque las cifras de contagio en Alemania estaban creciendo. En realidad, y así se oye perfectamente en el audio, la locutora dijo "gracias, Darío" para despedirse del corresponsal que acababa de intervenir y al que no se ve en las imágenes. Este domingo, el tuit y el vídeo adjunto seguían intactos en su cuenta de Twitter. Su contenido atestigua –sostiene Unidas Podemos– la "contumaz conducta" de Perdiguero.

La semana pasada, elconfidencial.com desveló un informe de la Fiscalía que vincula la difusión de bulos a incluso una decena de delitos. "Las fake news o noticias falsas inundan actualmente las páginas de internet y las redes sociales, pudiendo llegar a generar confusión e incluso alterar la percepción de la realidad de los ciudadanos".

¿Ha dicho gracias a Dios?

La jueza advierte a Interior de que puede incurrir en delito si no respeta el deber de secreto de la Guardia Civil

La jueza advierte a Interior de que puede incurrir en delito si no respeta el deber de secreto de la Guardia Civil

Más sobre este tema
stats