LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Feijóo se instala en el 'no' a todo salvo para celebrar el pacto judicial con el “depredador del Estado de Derecho”

Elecciones gallegas

Las posturas enfrentadas de Podemos y En Marea dificultan un acuerdo electoral en Galicia

Las posturas enfrentadas de Podemos y En Marea dificultan un acuerdo electoral

"En alianza electoral con otras fuerzas políticas y sociales del cambio –como Esquerda Unida, Anova o las mareas–". Esta es la forma por la que un 75% de la militancia de Podemos Galicia se ha decantado para que su partido concurra a las elecciones que el actual presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha convocado para el próximo 25 de septiembre.

La opción de alcanzar un acuerdo con En Marea vence, de este modo, a la alternativa de presentarse en solitario. El tipo de acuerdo, no obstante, resulta a día de hoy una incógnita. La secretaria general de Podemos, Carmen Santos, dejó claro este miércoles en rueda de prensa que la formación morada apuesta por una "coalición a la catalana" en la que "se respeten las singularidades" de cada agente implicado. 

Santos rechaza de esta forma diluirse dentro del partido instrumental que las fuerzas del cambio –Anova, Esquerda Unida, y las mareas municipales– acordaron constituir el pasado sábado como herramienta para competir por la presidencia de la Xunta de Galicia. Es precisamente en este punto donde ambas fuerzas entran en conflicto. Mientras que Podemos parece mantenerse firme en su apuesta por ir en coalición, En Marea no contempla otra opción que no sea el partido instrumental.

Concurrir en "igualdad de condiciones"

El pasado 30 de julio, gracias al impulso de los tres alcaldes de A Coruña, Compostela y Ferrol –Xulio Ferreiro, Martiño Noriega y Jorge Fernández, respectivamente– y tras el consenso con Mareas en Común –espacio formado por mareas municipalistas, organizaciones y movimientos de unidad popular–, se tomó la decisión de aunar fuerzas para crear un partido instrumental, En Marea, con el que concurrir a las autonómicas. Una vez alcanzado el acuerdo, la coordinadora de En Marea comenzó a trabajar enseguida en la hoja de ruta a seguir durante las próximas semanas. El lunes tuvo lugar la primera reunión y este miércoles se produjo la segunda. 

Entretanto, Podemos pidió tiempo para decidir sobre el modo de presentarse: en alianza con otras formaciones o en solitario. A día de hoy, y con los resultados ya conocidos, el principal interrogante apunta a la forma que debe tomar dicha unión. "Valoramos de forma muy positiva que las bases de Podemos apuesten por la unidad popular, pero nos preocupa el encaje", señala Martiño Noriega en conversación con infoLibre. El alcalde compostelano admite que es "una incógnita" la forma en la que ambas fuerzas concurrirán para cumplir la condición de ir "en pie de igualdad".

Por su parte, el coordinador nacional de Anova, Antón Sánchez, celebra que "los inscritos apoyen la alianza o la unidad popular en abstracto" pero, advierte, "veremos cómo se traduce en la práctica". En este sentido, Sánchez recalca que el día 30 fue aprobado un documento organizativo que "es fundamental mantener" y que apunta a la creación de un partido instrumental. "Eso es lo que hay que casar con la propuesta de Podemos", añade.

Antón Sánchez se muestra categórico a la hora de expresar la postura oficial de En Marea: "No contemplamos la posibilidad de una coalición, porque hay que respetar la decisión tomada en asamblea". Para el coordinador nacionalista, "es necesario dar un paso adelante e integrarse en pie de igualdad".

El temor principal de Podemos a la hora de integrarse dentro del partido instrumental tiene mucho que ver con la pérdida de siglas, paso que otros partidos como Anova y Esquerda Unida han optado por dar para, junto a los movimientos sociales y de unidad popular implicados, gestar un espacio común donde todos los actores tengan el mismo peso.

Lejos de la posición oficial, la formación morada también cuenta con un sector más crítico que valora con buenos ojos la integración dentro del partido instrumental, argumento respaldado por voces como la del diputado Antón Gómez-Reino, quien no descarta la posibilidad de confluir con el resto de fuerzas "si hay voluntad política por todas las partes".

El reto ahora consiste en la búsqueda de una fórmula jurídica que tenga en cuenta las necesidades que la situación requiere y genere un acuerdo de cara a los comicios. Rubén Pérez, coordinador de Esquerda Unida en Vigo y miembro de la coordinadora de En Marea, explica en declaraciones a este medio que el resultado de la votación de Podemos "es positivo" aunque, matiza, "nos parece un poco más interpretable que la alianza tenga que ser a través de la coalición". Si bien Pérez reconoce las virtudes de las coaliciones como fórmulas "que permiten acuerdos políticos plurales", asume que la asamblea del sábado pasado "no contempla el formato de coalición". 

No obstante, Pérez deja espacio para el consenso: "Hay que dialogar para responder a los dos mandatos, el de las bases de Podemos y el de las mareas". En este sentido, admite rechazar cualquier "reparto de cuotas de poder" y opta por "mandatos participativos e instrumentales". Aunque, añade, "existen coaliciones instrumentales que dejan a un lado las cuotas de poder, por lo que en Esquerda Unida estamos a favor de explorar todas las posibilidades".

Tres escenarios posibles 

El resultado de la asamblea del sábado, sumado a la alianza defendida por las bases de Podemos, dibuja un paisaje electoral con tres senderos posibles. 

La primera opción pasaría por que Podemos aceptara concurrir a las elecciones dentro de En Marea y en igualdad de condiciones, como partido instrumental. De esta forma, ambas fuerzas tendrían que reorganizar sus calendarios para ir a primarias unitarias y elaborar el programa, listas y elegir candidato de cara a los comicios. El plazo para ello supone otro escollo en el camino: el 22 de agosto es el plazo límite. Tras un tiempo para la subsanación de errores, el día 29 serán proclamados los candidatos. En este sentido, Antón Sánchez señala que "las primarias se inician este viernes" por lo que, considera, "habría tiempo para hacerlas de forma unitaria, aunque hay que apurar los plazos".

Las bases de Podemos Galicia votan a favor de aliarse con En Marea para las autonómicas

Las bases de Podemos Galicia votan a favor de aliarse con En Marea para las autonómicas

Pese a las pretensiones de En Marea, Carmen Santos asegura en conversación con infoLibre que el partido instrumental está "completamente descartado porque má de 6.000 inscritos votaron y se pronunciaron en favor de la coalición electoral". La postura de la dirección ejecutiva, además, cuenta con el "respaldo total" de la organización estatal liderada por Pablo Iglesias, según ha podido confirmar Santos.

La segunda alternativa supondría que En Marea accediera a ir en coalición con Podemos, lo que de momento colisiona con los principios acordados en la asamblea de la confluencia celebrada el pasado sábado. En caso de llegar a un acuerdo en este sentido, ambos mantendrían los plazos fijados en sus propios calendarios hasta alcanzar un acuerdo electoral que otorgaría a la formación morada la mitad de peso, algo que para una facción importante de En Marea "no tiene ningún sentido", especialmente teniendo en cuenta que todos los integrantes del partido instrumental "han cedido" para participar en igualdad. 

Finalmente, la tercera y última opción apuntaría a dos papeletas distintas: En Marea y, por separado, Podemos. De no alcanzar ningún acuerdo a lo largo de esta semana, ambas filas podrían verse abocadas a convertirse en competidoras, en lugar de aliadas, de cara a los comicios autonómicos del 25 de septiembre. Este resultado supondría un fracaso para la acumulación de fuerzas que en los últimos años se viene gestando en Galicia y la pérdida de, en palabras de Antón Sánchez, "una oportunidad histórica para vencer".

Más sobre este tema
stats