Directo
Ver
La gran paradoja del 21A: un Parlamento más soberanista, una ciudadanía menos independentista

el máster de Cifuentes

El PP se resiste a entregar la cabeza de Cifuentes y reta a Cs a explicar si está dispuesto a "ir de la mano de Podemos"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en rueda de prensa en Buenos Aires.

La presidenta de la Comunidad de Madrid tiene cada vez más nublado su futuro en la Puerta del Sol, sede del Gobierno regional. Por mucho que ella se empeñe en trasladar en público que no ha mentido, que hizo sus trabajos y que su máster es totalmente legal, un cúmulo de testimonios de profesores, alumnos y altos responsables académicos de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC)Universidad Rey Juan Carlos (URJC) ponen en cuarentena la tesis de Cristina Cifuentes de que fue tratada como una alumna más. En el Partido Popular son conscientes de que la líder de los conservadores madrileños pende de un hilo y que su futuro puede resolverse en breve. Pero, a día de hoy, el partido de Mariano Rajoy se resiste a entregar la cabeza de Cifuentes. "No estamos en el escenario de sustitución de la presidenta", informaron a infoLibre fuentes de la dirección nacional.

En este contexto, y pese a las presiones de la formación de Albert Rivera a Mariano Rajoy para que sustituya a la presidenta antes de fin de mes, los conservadores intentan trasladar la idea de que su socio en la Comunidad de Madrid, pero también en el Congreso de los Diputados, no les marca los tiempos. Además de señalar que no han abierto ningún proceso de sustitución de Cifuentes, destacan que siguen dispuestos a hablar con Ciudadanos para recuperar la comisión de investigación en la Asamblea de Madrid que no aceptaron el lunes porque, aseguran, no se les permitió ampliar el número de comparecientes.

La dirección del PP tiene que poner en la balanza si les interesa más mantener la Comunidad de Madrid bajo las siglas del PP o si les interesa más que Ciudadanos lleve su órdago hasta el final permitiendo que triunfe la moción de censura planteada por los socialistas de la Asamblea de Madrid.

Para que salga adelante sería necesario, junto a los votos del PSOE y Podemos, al menos un voto del partido naranja. La idea más extendida en los últimos días por los pasillos del hotel sevillano en el que el PP celebró su convención nacional fue la de que no pueden permitirse, a las puertas de unas autonómicas, perder uno de sus feudos más valiosos teniendo en cuenta que tampoco tienen en sus manos el Ayuntamiento de Madrid. Pero la estrategia, a día de hoy, es que la pelota está en el tejado de Ciudadanos. Y que son ellos los que tienen que retratarse y decir si van "de la mano de Podemos", para echar a la líder conservadora.

El mismo electorado

Los conservadores creen que la idea de que Ciudadanos comparta objetivos con Podemos, o que facilite iniciativas apoyadas por Podemos, puede perjudicar a Rivera. "Si compartimos gran parte del electorado, a ese electorado no le hará mucha gracia que se alineen con Pablo Iglesias y los suyos", reflexiona un diputado.

"Cs debería aclarar si va a apoyar directa o indirectamente la moción de censura con Podemos para quitar del Gobierno de la Comunidad de Madrid al PP de Madrid que ganó las elecciones. Ésa es la pregunta que se hacen todos los madrileños", dejó escrito el vicesecretario de Organización del Partido Popular, Fernando Martínez-Maillo, en su cuenta de Twitter.

 

Mucho se habla estos días en el PP de la 'vía Murciana', como se ha bautizado al proceso que culminó con la sustitución del expresidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, salpicado por la Púnica, en el último minuto antes de que Cs quitara el apoyo a los conservadores. No son pocos en el PP los que creen que el fin de Cifuentes será calcado.

El presidente del Gobierno, que dio su apoyo y el del PP a Cifuentes en el marco de la Convención Nacional, no quiso pronunciarse este martes sobre el caso en la rueda de prensa que ofreció en Buenos Aires con motivo de su visita oficial. Se limitó a decir que espera que se resuelva "a la mayor celeridad posible" y con "el mayor sentido común posible". Y no quiso perder la oportunidad, tras las declaraciones del líder de Cs, Albert Rivera, de advertir que quien "amenaza" tendrá que "explicarlo".

Rajoy: "Es un tema de los partidos"

"Es un tema de los partidos. Si alguien amenaza o advierte debería explicar por qué lo hace. Yo desde luego ni amenazo ni advierto, pero ese tema tiene su lugar donde está residenciado y espero que allí se resuelva a la mayor celeridad posible y con el mayor sentido común posible, que falta hace", dijo.

De forma paralela a la gestión de esta crisis, el Partido Popular tuvo que responder este martes a las informaciones del diario El País según las cuales un curso de posgrado cursado por Pablo Casado en la misma universidad estaba en el punto de mira de la institución académica. Fuentes universitarias consultadas por el diario de Prisa aseguraron que el procedimiento de información reservada abierto el 21 de marzo se habría ampliado a otros cursos, entre los que se incluiría el de Casado. Y que también son objeto de indagaciones el exbanquero Mario Conde y otros cargos y personalidades políticas cuyos nombres no se han hecho públicos hasta la fecha.

Entre la explicación de Casado y la de Cifuentes "no hay color"

Oficialmente, nadie en el PP admite que la reacción de Pablo Casado –mostrando toda la documentación de la matrícula, las convalidaciones, la solicitud de convalidaciones y los cuatro trabajos entregados– deja en mal lugar a Cifuentes. Pero, en privado, las fuentes consultadas subrayan que "no hay color". Y destacan que "la seguridad con la que ha defendido la forma en la que cursó estos estudios" ha despejado el grueso de las dudas.

"A Pablo poco más se le puede pedir. Porque ha hecho una gestión de la crisis que dista años luz de la de Cifuentes. Al poco tiempo de publicarse la información, ya estaba dando la cara en varios medios. A las 10:30 ha atendido a todos los periodistas que tenían dudas. Después, ofreció una rueda de prensa. Y siguió con más entrevistas. No se puede decir que está escondido", señala un dirigente regional.

En su comparecencia ante la prensa, Casado admitió que no había ido a clase, que no había hecho exámenes porque así lo había acordado previamente con el director del curso. Además, avanzó que se le habían convalidado 18 de 22 asignaturas, porque así lo permitía la ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común. El número de créditos convalidados -40 de un total de 60- es el máximo que permitía las normas internas de la URJC.

El responsable de comunicación del PP insistió, además, en que su máster, de carácter "oficial", no tenía carácter "finalista", para obtener una titulación. Era un requisito que tenía que cumplir para acceder a los estudios de doctorado. Se trata de unos estudios que después Casado no emprendería.

El rector de la URJC pide dejar trabajar a la Fiscalía y se compromete a informar este viernes de las "manzanas podridas"

El rector de la URJC pide dejar trabajar a la Fiscalía y se compromete a informar este viernes de las "manzanas podridas"

Cifuentes no acude a un acto de la AVT para no "desvirtuarlo"

Mientras Génova intenta reconducir la crisis con Ciudadanos en Madrid porque los puentes entre Cifuentes y el partido naranja en Madrid están prácticamente rotos, la presidenta madrileña no acudirá este miércoles a un acto en el que iba a ser premiada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT). En su nombre acudirá su número dos, Ángel Garrido, que es fijo en las quinielas para sucederla junto a Pedro Rollán, consejero de Medio Ambiente.

En el entorno de la presidenta explican su ausencia en la intención de no "desvirtuar" o "empañar" un acto de este tipo con el asunto del máster.

Más sobre este tema
stats