El futuro de Cataluña

El PP teme que el PSC trate de reeditar un tripartito en Cataluña tras el 21D

Casado: "Sólo Podemos defiende a delincuentes condenados en firme"

El partido presidido por Mariano Rajoy aboga por que, una vez transcurridas las elecciones del 21 de diciembre en Cataluña, las "fuerzas constitucionalistas" (PP,PSC y Ciudadanos) se sienten a hablar para intentar articular una alternativa al bloque independentista. Una hoja de ruta para la que es necesario que las tras formaciones quieran hacerlo y que salgan las cuentas.

En este contexto, una de las preocupaciones de los conservadores es que el líder del PSC, Miquel Iceta, apueste por repetir el tripartito con ERC. El primer tripartito lo lideró Pasqual Maragall entre 2003 y 2006. En 2006, PSC, ERC e ICV-EUiA pactaron un segundo gobierno de coalición, que se extendió hasta finales de 2010. El presidente fue José Montilla.

"Sería frustrante", destacan en la dirección nacional del PP.

En esta línea, el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, sostuvo en rueda de prensa que ellos "en ningún caso" van a pactar "con ningún partido que haya defendido antes o después los postulados secesionistas". "Y esperamos que las fuerzas constitucionalistas tampoco lo hagan", advirtió.

"Creo que es bueno que sumemos fuerzas después de las elecciones", añadió, aprovechando para criticar la posición de Podemos a la hora de hacer frente a la crisis en Cataluña.

El líder del PP reunió este lunes al Comité de Dirección en una cita muy marcada por la situación en Cataluña tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución y por las elecciones autonómicas del 21D.

La idea de la dirección nacional del PP es "medir" los ataques en campaña a PSC y Ciudadanos, las formaciones con las que ha ido de la mano para aprobar en el Senado la intervención de la autonomía en Cataluña. 

Los conservadores saben que es muy difícil que el "bloque constitucionalista" supere a las fuerzas que apuestan por la independencia. Pero consideran que este bloque, al no concurrir de manera conjunta a las autonómicas, "capitalizará peor" el resultado.

Este mismo lunes, el periódico alemán Handelsblatt publicó una entrevista al presidente del Gobierno en la que se muestra convencido de que el 21D el bloque independentista perderá fuerza.

"Estoy seguro de que los separatistas perderán apoyo", sostiene. "La gente en Cataluña ha visto que los separatistas no pueden cumplir sus promesas. Ellos prometieron que Europa les sostendría, pero ningún país ha hecho tal cosa. Ellos prometieron que una separación de España no tendría consecuencias económicas, pero ya más de 2.000 empresas han abandonado Cataluña. Estoy convencido de que los catalanes sacarán sus conclusiones a la hora de las elecciones", añade.

Como vienen haciendo en las últimas semanas otros destacados miembros del PP y del Gobierno, Rajoy asegura en esta entrevista que no tienen un plan B en el caso de que el equilibrio de fuerzas políticas en Cataluña tras el 21D sea similar a la actual. Dice Rajoy que el "único plan" es velar por que el futuro Gobierno de Cataluña cumpla la ley.

Las fuentes consultadas insisten en que en este periodo de tiempo, a los partidos que respaldaban al Govern de Carles Puigdemont, les ha quedado claro a qué se exponen si actúan en contra de la Constitución por lo que no hay que hablar de planes B.

Descartar la vía unlilateral

Mientras, el primer secretario del PSC defiende que solo reeditaría un tripartito junto a ERC e ICV –ahora bajo el paraguas de los 'comuns'– si se descarta la vía unilateral hacia la independentista y se aboga por llegar a pactos y consensos: "Si es para prolongar el proceso no estaremos". Asi lo sostiene en el libro Iceta. El estratega del Partido Socialista (Ediciones B), escrito por el periodista Raúl Montilla.

El libro está escrito antes de que los 'comuns' rompieran el pacto de gobierno en Barcelona con los socialistas catalanes y de que Iceta avisara el pasado viernes de que, en caso de producirse esa ruptura, será "muy difícil" llegar a acuerdos con los 'comuns' para la Generalitat, según informa Europa Press.

En el libro, Iceta destaca que el PSC quiere llegar a acuerdos tras las elecciones del 21 de diciembre con aquellos partidos que quieran negociar y resolver el problema: "Si el objetivo político es encontrar un buen acuerdo que dé más autogobierno, mejor financiación y que permita que los catalanes voten ese nuevo pacto, para eso sí; para otra cosa, no".

También Ciudadanos

La preocupación en las filas conservadoras es similar a la expresada en público por la formación naranja. 

El pasado 9 de noviembre, en referencia a los pactos postelectorales, la líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, confió en que "todas las fuerzas constitucionalistas hagan un esfuerzo de intentar formar una alternativa" y que el PSC "no tenga la tentación de intentar pactar con ERC" otra vez. 

Además, criticó el fichaje por parte de Iceta del exconseller del gobierno de Convergència Ramón Espadaler. A juicio de la dirigente de Cs, éste fue "el principal responsable del 9N" al ser entonces el titular de Interior en la Generalitat.

El discurso territorial de Pedro Sánchez despierta preocupación en sectores del PSOE

El discurso territorial de Pedro Sánchez despierta preocupación en sectores del PSOE

Más sobre este tema
stats