La portada de mañana
Ver
El Gobierno prepara más medidas frente a Milei, que redobla su pulso y volverá en junio

LA BATALLA DEL 28M

El PSOE propone revolucionar la movilidad en Madrid para viajar entre grandes municipios sin pasar por la capital

Un grupo de personas subiendo el autobús en Madrid.

La movilidad será una de las grandes batallas de cara al 28M en las elecciones de la Comunidad de Madrid. El PSOE llevará como una de sus grandes promesas la creación de una red exprés de autobuses para conectar grandes municipios en la región sin pasar por la propia capital, como sucede actualmente, y revolucionar la movilidad en la región.

La propuesta se llama Red Exprés Interurbana y supondría un nuevo modelo en la prestación del servicio interurbano de autobuses, según ha podido conocer infoLibre, para aquellos municipios de más de 20.000 habitantes y su entorno que no cuentan con conexión con la red de metro o cercanías.

Según los cálculos que ha hecho el PSOE de Madrid, un total de 29 municipios se verán beneficiados con esta red y se haría principalmente con autobuses de 200 plazas. La idea es evitar que se tenga que ir a la capital para poder conectar con municipios cercanos y evitar viajes que ahora requieren varias conexiones en autobuses y otros medios.

Ocho líneas nuevas

En una primera etapa, según el plan ideado por el PSOE, habría ocho líneas y el trazado discurriría íntegramente por vías urbanas o por carreteras de titularidad regional. Los socialistas quieren que el servicio esté disponible entre las 6.00 y las 23.30 horas de domingo a jueves, ampliándose las noches de viernes y sábado su horario hasta dar conexión con el último servicio de la red de metro.

Sobre la tarifa, planean en el equipo de Juan Lobato que se integre dentro del marco del Consorcio Regional de Transportes, lo que permitiría el transbordo libre entre sus líneas y con las de metro, siempre con la limitación de disponer del billete adecuado. La propuesta indica que la adquisición de billetes se hará en las máquinas expendedoras situadas en las diferentes paradas de la red y la validación se haría dentro del propio vehículo.

Una de las obsesiones del PSOE es la “rapidez” que debe tener esta red: el tiempo máximo de recorrido se situaría entre 35 y 40 minutos.

Para este servicio, se ha pensado en diferente modelos de vehículos, en función de la línea. Puede tratarse de autobuses biarticulados -con 24 metros de longitud y 200 plazas- o articulados. La apuesta es la propulsión eléctrica para reducir las emisiones, con el establecimiento de puntos de carga rápida en las cabeceras.

Reducir tiempo y aligerar tráfico

Para lograr esa rapidez y la puntualidad, esta idea conllevaría la existencia de una red de carriles reservados “de gestión dinámica” en la red de carreteras autonómicas. Se habilitarían en las horas punta. Todo ello pensando en las conexiones entre diferentes modos de transporte. La primera fase, en este sentido, fija establecer conexiones con todas las líneas de Cercanías, con varias líneas de metro y de metro ligero y con el tranvía de Parla.

Las ocho primera líneas de esta red sería: A (Moncloa-Villanueva de la Cañada), B (Moncloa-Villaviciosa de Odón), C (Alcorcón-Villanueva de la Cañada), D (Parque Coimbra- Pinto), E (Hospital de Fuenlabrada-San Martín de la Vega), F (La Garena-Alcobendas / San Sebastián de los Reyes), G (Aeropuerto T4-Algete) y H (La Poveda-San Fernando).

De esta manera se quiere evitar que muchos ciudadanos tengan que ir hasta la capital para hacer transbordo para ir luego a otro municipio cercano. Desde el PSOE ponen como ejemplo que para ir de Alcorcón a Villanueva de la Cañada hay que coger como mínimo dos trenes, con una duración de unos 56 minutos. O para el trayecto entre Parque Coimbra, en Mostoles, y Pinto se tiene que usar bus, metro y Cercanías, tardando más de una hora y diez.

De esta manera, se quiere lograr una conexión más rápida para muchos ciudadanos entre municipios y serviría también para descongestionar el tráfico, pues muchos vecinos se ven obligados a coger sus vehículos por la mala conexión.

El transporte será uno de los temas principales de la próxima campaña electoral, con el PP llevando por bandera durante años la ampliación de la línea de metro. El tráfico se ha convertido en una de las grandes preocupaciones en la región. De hecho, en la capital es el segundo problema, sólo superado por la limpieza, y por delante de la contaminación, según la última Encuesta de Calidad de Vida y Satisfacción con los Servicios Públicos.

En materia de transportes, Juan Lobato también tiene pensado, si consigue llegar a la Puerta del Sol, un plan de “rescate” de la línea 9 de metro, eliminando el transbordo y restableciendo el sistema directo de trenes hasta Rivas y Arganda. También tiene previsto una ampliación de la línea 8 de metro desde Nuevos Ministerios hasta el sur de Puente de Vallecas, con una inversión de 750 millones de euros.

Los socialistas confían en poder conseguir un vuelco en la Comunidad de Madrid, aunando todas las fuerzas progresistas, a pesar de la fortaleza de Isabel Díaz Ayuso en los sondeos. No obstante, en el PSOE creen que su figura se está desgastando por su actitud, por ejemplo, ante la huelga de médicos de atención primaria.

Más sobre este tema
stats