28A | Elecciones generales

La "purga" en el Congreso y las expectativas electorales a la baja complican hasta última hora el cierre de las listas del PP

Pablo Casado, en un acto de partido en Barcelona.

Veteranos dirigentes y exdirigentes del Partido Popular creen que Pablo Casado ha cometido un "error de principiante" a la hora de ponerse a elaborar las listas para las elecciones generales que se celebrarán el próximo 28 de abril. Un proceso complejo si se tiene en cuenta que debe hacerse sin perder de vista que el 26 de mayo hay elecciones municipales, autonómicas y europeas.

Pese al evidente malestar que causó en el partido la composición del listado de números uno al Congreso de los Diputados, Casado ha negado varias veces en público que lo ocurrido –desaparecen claros referentes del marianismo o apoyos de Soraya Sáenz de Santamaría– pueda calificarse de "purga", como lo han calificado algunos dirigentes, porque todo aquel que quiere aportar tiene un hueco en su proyecto. Pero, al mismo tiempo, ha defendido su legimitidad para tomar este tipo de decisiones por haber sido el claro vencedor del congreso extraordinario de sucesón de Rajoy.

Pese a los esfuerzos de Génova de trasladar que el proceso se ha llevado a cabo con normalidad y sin sobresaltos, el enfado de las direcciones territoriales por no haber sido consultadas para la elaboración del listado de números uno al Congreso y las expectativas electorales a la baja están complicando hasta última hora el cierre de las listas del PP

La esencia del asunto no está sólo, pues, en ser incluido en las listas, sino en hacerlo en puestos que garanticen después conseguir escaño. Y en esto ha estado la pelea de los últimos días entre Génova, los barones territoriales y algunos de los aspirantes. El grueso de las encuestas publicadas en las últimas semanas ubican al PP de Casado por debajo de los cien escaños en la Cámara Baja y sin mayoría absoluta en el Senado, algo que probablemente dejaría al presidente conservador sin poder cumplir su promesa de aplicar el artículo 155 de la Constitución en Cataluña como una de sus primeras medidas.

Los hombres clave de Rajoy

Fuentes conocedoras del proceso de elaboración de las listas consultadas por infoLibre aseguran que tres de los nombres que más encaje han costado a Pablo Casado han sido los de los hasta ahora diputados, y hombres fuertes de la etapa de Rajoy, Fernando Martínez-Maillo, Carlos Floriano, Rafael Hernando y el del presidente del SenadoPío García-Escudero,

En sectores del partido sorprendió que el viernes pasado, cuando la dirección nacional difundió los números al Congreso, faltasen nombres como los de Carlos Floriano (Cáceres), exvicesecretario de Organización y Electoral, y Fernando Martínez-Maillo, excoordinador general. Dos hombres clave en Génova en diferentes etapas de Rajoy al frente.

Consciente del malestar generado en algunos sectores del partido por esta decisión que se interpretó como un "castigo" por el pasado de ambos junto al expresidente del PP, Casado intentó calmar las aguas señalando que ambos iban a tener su puesto en el Senado como cabezas de lista. Una decisión que, no obstante, no se plasmó sobre el papel hasta última hora del miércoles.

"Hasta mediados de semana no ha estado claro que esos puestos iban a ser para Maillo y Floriano", subrayan fuentes conocedoras de los pasos dados por el Comité Electoral Nacional.

Hernando no viaja a Bruselas

Al último portavoz parlamentario de Rajoy en el Congreso, Rafael Hernado, todos sus compañeros le ubicaban en "un puesto destacado" de la lista al Parlamento Europeo. "Me consta que así se habían comprometido en el partido", destaca una veterana diputada en conversación con infoLibre. 

El mismo viernes, cuando Génova difundió los cabezas de lista al Congreso y se pudo comprobar que no iba de número uno por Almería, menos dudas hubo de que lo de Bruselas estaba prácticamente hecho. 

Pero la sorpresa mayúscula llegó el miércoles, cuando en sectores del partido se extendió el rumor de que Hernando, el azote del PSOE en los años de Gobierno de Rajoy, se iba a quedar sin pisar el Parlamento Europeo. Su sitio iba a estar en el Senado, junto a otros de sus compañeros del Comité de Dirección de hace unos años. Será número uno por Almería.

En Génova señalan que Hernando, por su experiencia parlamentaria, va a ser una pieza clave de la labor del PP en el Senado y de ahí el cambio. Otras fuentes aseguran que Casado tiene una especie de overbooking para la lista europea y que se ha puesto a hacer cuentas y es incapaz de encajar a todos los cargos con los que se comprometió y garantizarles puestos de salida.

García-Escudero no fue siempre fijo como uno al Senado

Hay un caso que sirve para ilustrar la tensión del proceso. Es el de Pío García-Escudero, presidente de la Cámara Alta. Durante un par de días, desde el partido se trasladó que estaba en el aire que fuese a ser cabeza de lista por Madrid. ¿Su sustituto? El diputado Antonio González Terol, de la máxima confianza de Casado. También es alcalde de Boadilla. El enfado fue mayúsculo porque es un hombre clave no sólo en la Cámara Alta, por la experiencia acumulada, sino en el PP de Madrid. Preside la formación regional.

Para gran parte del nuevo PP, muy vinculado al aguirrismo, García-Escudero no es un dirigente cómodo precisamente por el enfrentamiento entre ambos a cuenta de Fundescam, la polémica fundación dependiente del PP de Madrid. Cuando estalló el escándalo, la expresidenta madrileña echó balones fuera señalando al presidente del Senado. "Pregunten a Pío, pío, pío...", fue su reacción.

A falta de cerrarse la lista de forma definitiva, Juan Carlos Vera, diputado por Madrid, secretario general del PP de Madrid, y uno de los 'fontaneros' de Génova, podría acompañar a García-Escudero al Senado como número dos. 

La impresión que queda con estos movimientos es que, en parte, Casado ha recurrido al Senado como Cámara en la que van a coincidir muchos de los pesos pesados de la etapa de Mariano Rajoy. Estos movimientos y la llegada de nuevas caras –algunas de miembros de las Nuevas Generaciones del partido– conducen a que la renovación en el Senado vaya a ser también importante. El presidente del PP ha cifrado la del Congreso en el entorno del 80%.

Si no hay cambios de última hora, Ignacio Cosidó, el portavoz en el Senado escogido por Casado, tendrá los días contados en esta Cámara. Eso es lo que opinan sus compañeros de partido. Senador designado por las Cortes de Castilla y León, la operación Kitchen y el whatsApp que reventó el proceso de renovación del Consejo General del Poder Judicial no juegan a su favor. El presidente del PP podría haber optado por incluirle en las listas para que accediera al escaño de forma directa. Pero no lo ha hecho. Cosidó fue uno de los dirigentes conservadores que apostó por Casado desde el primer día. Estaba entre quienes le acompañaron a Génova a entregar los avales.

La 'lista' de Casado

En la noche de este jueves, el Comité Electoral Nacional, cerraba el listado de número uno al Senado, a excepción de Murcia. Entre los nombres están el del magistrado Fernando de Rosa por Valencia o el responsable de Deportes de Libertad Digital, Vicente Azpitarte por Granada.

El lunes 25 se cumple el plazo para la presentación de las listas en las juntas electorales. Las candidaturas completas darán algunas pistas de por dónde puede ir la lista al Senado, una plancha en la que se espera figure la portavoz en el Congreso, Dolors Montserrat.También, se despejará uno de los principales misterios: la candidatura por Madrid. Los nombres que acompañarán a Casado.

El líder del PP sereserva esta lista para incorporar a parte de sus colaboradores. Sería el encaje, por ejemplo, de su jefe de gabinete, Javier Fernández-Lasquetty, y de su economista de cabecera, Daniel Lacalle. O del presidente de la fundación del PP, Concordia y Libertad, Adolfo Suárez Illana.

Las declaraciones disparatadas de Suárez sobre el aborto causan estupor en el PP y generan dudas sobre su fichaje

Las declaraciones disparatadas de Suárez sobre el aborto causan estupor en el PP y generan dudas sobre su fichaje

Más sobre este tema
stats