La situación en el PP

Rajoy presume de haber hecho una sucesión del rey “en 15 días” y “sin que pase nada”

Rajoy presume de haber hecho una sucesión del rey “en 15 días” y “sin que pase nada”

Su relación no es la mejor. Es un secreto a voces. José María Aznar y el hombre que señaló para liderar el Partido Popular, Mariano Rajoy, tienen escasa sintonía. Pero éste último nunca falla a su cita anual de la clausura de los cursos de la Fundación para el análisis y los estudios sociales (FAES), el think tank que preside el exjefe del Gobierno. Una jornada rodeada de gran expectación por lo poco habitual de los encuentros entre ambos.

Puntual a la cita, a las 12.00 del mediodía de este domingo, el presidente del Gobierno fue recibido por Aznar en la entrada principal del complejo Fray Luis de León de Guadarrama (Madrid), sede de esta 11 edición del campus FAES. Tras un saludo frío en el que Rajoy comentó con su antecesor en el PP que no llevaba corbata –"Yo no me la he quitado en todo el campus", respondió el expresidente– ambos hicieron entrada en el edificio. A diferencia del resto de años, no hubo foto sentados en torno a una mesa. Los organizadores del acto optaron por un photocall, porque, según argumentaron, había previsión de lluvias. 

Si el año pasado, el encuentro entre ambos se producía poco después de que Aznar concediera una dura entrevista a Antena 3 en la que dejó abierta la puerta a su regreso a la política, en esta ocasión el roce viene a cuenta de la campaña de las elecciones europeas. Una campaña en la que el expresidente no participó en ningún acto. Según su entorno, porque Génova no se lo pidió hasta el último minuto.

Tras una presentación a cargo de Aznar en la que éste alertó del peligro del desafio soberanista de Artur Mas en Cataluña, Rajoy tomó la palabra para hacer un balance de lo que va de legislatura. Así pues, el grueso de su intervención consistió en abundar en los argumentos de sus últimas intervenciones públicas. A saber: España estaba muy mal, lo peor ya ha pasado y 2015 será mejor que 2014.

La mayor carga de contenido la reservó para el final de su intervención, cuando hizo una llamada al optimismo y al patriotismo. "No podemos permitirnos la sensación del fatalismo o de la duda", dijo. "Si cada año, 60 millones de personas nos visitan, será por algo", dijo. Y como ejemplo de que esta estabilidad y normalidad de la que hablaba, tiró de un hecho muy reciente. Y muy polémico. Lo hizo cuando sacó pecho de que se ha podido "hacer una sucesión de la jefatura del Estado en 15 días sin que pase nada".

"Patriotismo sereno, cívico y orgulloso"

A juicio de Rajoy, por cuestiones como esta, en España hay motivos para un "patriotismo sereno, cívico y orgulloso" porque sus ciudadanos viven en una "democracia", en una "gran nación". "No me cabe ninguna duda de que la culminación de la salida de la crisis nos va a devolver toda la confianza.

Efectivamente, el Gobierno de Mariano Rajoy, de la mano del principal partido de la oposición en esta materia, resolvió de forma exprés la sucesión de Juan Carlos I con una ley ad hoc y por el procedimiento de urgencia y lectura única en el Congreso y en el Senado. Ello hizo posible que Felipe VI fuese proclamado rey de España el 19 de junio después de que su padre anunciase que abdicaba el lunes 2 de junio. Igual de rápido ha sido el proceso para aforar a Juan Carlos I. 

En todo este proceso, todas las demandas sociales y de la oposición para la apertura de un debate sereno sobre el modelo de Estado han sido contestadas por el Gobierno y por su partido, el Partido Popular, con una invitación a la apertura de un proceso de reforma de la Constitución. Una invitación-trampa de los conservadores que ostentan la mayoría absoluta en el Parlamento.

"Ese referéndum no se va a celebrar"

Sobre Cataluña, recogió el guante que le había lanzado el presidente de honor del PP y subrayó que su postura no había cambiado. Que es la misma de siempre: "Ese referéndum no se puede celebrar. No se va a celebrar. Lisa y llanamente porque es ilegal". 

Al respecto, hizo un llamamiento a que el nuevo líder del PSOE, el que tome el testigo de Alfredo Pérez Rubalcaba, mantenga en esta materia la misma sintonía con el Gobierno que hasta ahora. Se trata de un llamamiento similar al que hizo a los socialistas para la última fase del paquete de medidas de regeneración democrática que pretende poner en marcha: la elección directa de alcaldes.

Según dijo, tanto el PP y el PSOE lo llevaban en sus programas electorales. Lo vendió como una forma de acercar la política a los ciudadanos en un momento en el que el descrédito se ha acentuado.

Se erige en garante del Estado del Bienestar

Rajoy lleva lo que va de legislatura haciendo frente a manifestaciones convocadas por todos los sectores sociales en contra de los recortes de su Gobierno: sanidad, educación, dependencia. Pero negó la mayor. Negó que todo lo que se ha hecho en España haya sido "a costa de la política social".

Dicho esto y tras recurrir a su mantra de que "la mejor política social es el empleo", el jefe del Ejecutivo mantuvo que ahora, con él en el Gobierno, "la sanidad es más universal que antes". "No hay un español que quede fuera del sistema. No hay copago sanitario, hay copago farmacéutico, pero antes ya lo había [...] Y se atiende a los inmigrantes ilegales, al menos igual que cualquier país de la Unión Europea".

En materia de educación, señaló que "no hay un año en la historia de la democracia española en el que se haya dedicado tanto dinero a becas". Y, en dependencia mantuvo que hoy se atiende a más gente que en diciembre de 2011. "Y la lista de espera se ha reducido".

Al hilo, añadió que es "injusto" decir que se ha "aniquilado" el sistema de biesnestar. "Profundamente injusto y una tremenda falsedad", recalcó.

FAES utiliza a estudiantes venezolanos para atacar a Podemos

FAES utiliza a estudiantes venezolanos para atacar a Podemos

Más sobre este tema
stats