El futuro del PSOE

Sánchez afirma que su "prioridad" es "cambiar el Gobierno" junto a Unidos Podemos y Ciudadanos

Sánchez, líder del PSOE, este martes en el Congreso.

Ibon Uría

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, insistió este martes en que el entendimiento a tres bandas entre socialistas, Unidos Podemos y Ciudadanos debe ser posible. Sánchez afirmó que su "prioridad" es "cambiar a este Gobierno y cambiar sus políticas", y anunció que este miércoles llamará a Iglesias y Rivera para intentar reunirse la semana que viene —probablemente "por separado", reconoció— y empezar "a caminar".

Sánchez se pronunció así en una reunión con los diputados, senadores y parlamentarios europeos de su partido, celebrada en el Congreso de los Diputados. Fue el primer encuentro de este tipo desde que ganara las primarias del 21 de mayo. El líder socialista, tras recuperar la Secretaría General, había expresado en varias ocasiones que quería esperar hasta el fin el Congreso Federal para hacerlo.

En su intervención se preguntó "cuántos metros" pueden "avanzar juntos" PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos. "¿Podemos llegar hasta la Moncloa juntos? No lo sé, pero lo importante es que caminemos juntos, que empecemos a caminar", sostuvo. Por eso subrayó que el PSOE convocará a las fuerzas "que se autodefinen de cambio" a una "mesa del cambio".

En ese foro, anunciado ya este lunes por el portavoz de la dirección socialista, Óscar Puente, Sánchez espera que se pueda definir un "programa de abajo arriba", se puedan "superar vetos" y se encuentren "puntos de unión" entre los tres grupos: "Al parlamento se viene a parlamentar y no a callar. La política es hacer posible el arte de lo imposible, y no hacer imposible algo que es fundamental", apuntó.

Rescate a los jóvenes

La primera iniciativa con la que Sánchez tratará de buscar el acuerdo es un "rescate a la gente joven", pues a su juicio el PP "ha sumido en la desesperanza" a los jóvenes, que viven una "realidad muy dura" que glosó con algunos datos: "El 75% de la gente joven sufre desempleo, precariedad o acaba emigrando", y "el 30% de la gente joven de menos de 16 años sufre riesgo de exclusión o pobreza", argumentó.

Por eso el PSOE propone a Unidos Podemos y Ciudadanos trabajar "de manera conjunta" para sacar adelante una "iniciativa parlamentaria para rescatar a la gente joven de nuestro país". Sánchez afirmó que la intención de los socialistas no es "monopolizar ni patrimonializar" la mesa por el cambio, y se mostró abierto a incluir políticas que sugieran otras fuerzas. 

"Las propuestas las escribiremos las próximas semanas", dijo Sánchez, quien sin embargo sí avanzó algunas líneas de ese plan: "Acabar con el becariado", dar alternativas al medio millón de jóvenes que abandonaron sus estudios durante la época de la burbuja inmobiliaria y ahora no tienen empleo, poner en marcha "políticas públicas que faciliten la emancipación", "rebajar las tasas universitarias" y "aumentar las becas en la educación pública".

El equipo de Sánchez explicó horas después que el rescate a los jóvenes "es un asunto de la máxima prioridad política", de modo que los socialistas pondrán en marcha un grupo de trabajo del que formarán parte Adriana Lastra –número dos del partido–, Francisco Polo –secretario de Emprendimiento–, Manuel Escudero –secretario de Política Económica– y Toni Ferrer –secretario de Empleo–. Sánchez y la permanente de la ejecutiva socialista, además, se reunirán el próximo lunes con las direcciones de CCOO y UGT para hablar de "rescate a jóvenes, relaciones laborales y Pacto de Toledo".

Rajoy ampara la corrupción

En su discurso también lanzó críticas al Gobierno, al que acusó de estar "secuestrando las instituciones" y de "amparar y permitir" la "corrupción y la impunidad". "Nuestro destino es la Moncloa, ganar a la derecha para gobernar con justicia social. Solamente competimos con el PP", subrayó. "Al señor Rajoy, que ayer me pidió moderación, nosotros le pedimos decencia", dijo el secretario general del PSOE, que prometió que los socialistas harán una "oposición de Estado".

"Defendemos al Estado, por eso estamos frente a este Gobierno", recalcó Sánchez, que criticó que el Ejecutivo "vulnere, violente y ataque" las políticas del Estado. "Os pido —dijo a los diputados socialistas— que nos aliemos con el Estado y las instituciones y que nos opongamos a este Gobierno, que defendamos el Estado de derecho y el Estado de los derechos". 

Aprobadas las nuevas direcciones

Minutos antes de la intervención de Sánchez, el plenario del grupo parlamentario socialista aprobó por asentimiento las direcciones en el Congreso de los Diputados, el Senado y el Parlamento Europeo propuestas este lunes por la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, tal y como estaba previsto.

La cara visible de los socialistas en la Cámara baja será a partir de ahora Margarita Robles, jueza del Supremo hasta hace un año, diputada independiente y número dos del PSOE por Madrid el 26J. Robles votó contra la investidura de Rajoy y es de la máxima confianza del secretario general socialista.

La dirección del grupo parlamentario se completa con los nombres de Adriana Lastra como portavoz adjunta, Rafael Simancas —afín a Patxi López— como secretario general del grupo y la catalana Meritxell Batet, el andaluz Felipe Sicilia, la castellanomanchega Isabel Rodríguez y el balear Pere Joan Pons como secretarios adjuntos. 

En la Cámara alta el portavoz será Ander Gil, senador por Burgos y que antes ocupó cargos locales en el ayuntamiento de Valle de Mena (Burgos). Finalmente, en el Parlamento Europeo, Iratxe García será la voz de los socialistas, como ya lo fuera hasta la caída de Sánchez y la llegada de la gestora, que la reemplazo por Ramón Jáuregui.

Sánchez se reunirá con Iglesias y Rivera por separado la semana que viene

Más sobre este tema
stats