El futuro del PSOE

Sánchez deja el escaño

Pedro Sánchez deja el escaño

Pedro Sánchez deja su escaño. El ex secretario general del PSOE hizo este anuncio en la mañana de este sábado en el Congreso de los Diputados, horas antes de que, esta tarde, Mariano Rajoy sea investido presidente gracias a la abstención de la mayoría de los diputados del Grupo Socialista. Algunos de sus afines argumentaban estos días que dimitir era la maniobra adecuada, pues le permite conservar el capital político acumulado en la defensa del no al PP sin desobedecer a los órganos del PSOE.

En una declaración sin preguntas, Sánchez anunció un "momentáneo paso al lado" acusando a la gestora de no escuchar a los militantes. Recordó que durante el mes de octubre se realizaron centenares de asambleas en agrupaciones socialistas que fueron convocadas de forma voluntaria y en las que el no a Rajoy fue mayoritario. Lamentó que, a pesar de ello, no se hubiera celebrado una consulta a los afiliados que, a su juicio, habría servido también para legitimar la decisión de la gestora de que sean todos los miembros del Grupo Socialista los que se abstengan en lugar de los once necesarios

En este sentido, Sánchez le pidió a la gestora que capitanea por el momento las riendas del partido que no adopte sanciones contra los diputados que voten no a Mariano Rajoy este sábado, votos que identificó con el sentimiento de la mayoría de los afiliados del PSOE. También reclamó a la gestora que no rompa la alianza con el PSC, una posibilidad que se ha puesto encima de la mesa tras la decisión del Consell Nacional de los socialistas catalanes de que sus siete diputados voten no a Rajoy. "En el PSOE no sobra nadie, ni un diputado, ni un militante, ni un voto", señaló. Y recordó que, en todo caso, la decisión de romper con el partido hermano en Cataluña tendría que tomarse en un congreso del partido. 

Por otro lado, anunció que a partir de este lunes cogerá su coche y recorrerá "todos los rincones de España" con el objetivo de "escuchar a quien no ha sido escuchado". "Vamos todos a recuperar un PSOE abierto, opuesto al PP", aseveró. De esta forma anunció su candidatura a liderar de nuevo el PSOE en el próximo congreso extrardinario, una cita que la actual dirección socialista quiere retrasar casi un año y a la que él apremió a poner fecha ya "este lunes". "Los socialistas queremos votar. Como militante de base dedicaré todo mi esfuerzo para exigir el derecho a votar, para corregir el rumbo en el que la gestora ha metido al PSOE", remachó. 

Sánchez se emocionó al explicar lo "dolorosa" que para él había sido la decisión de renunciar a su acta de diputado. "La decisión no ha sido fácil (...). Para alguien que como yo ama la política no hay mayor honor que formar parte del PSOE", señaló. Y añadió: "Pero se entenderá que no puedo fallar a mi partido, que no puedo fallar a millones de socialistas de corazón que confiaron en mí y me acompañaron en el camino de decir no es no a Mariano Rajoy". 

Sánchez remitió este sábado una carta a Javier Fernández, a los miembros de la gestora del PSOE, al presidente del Grupo Parlamentario Socialista –Antonio Hernando– y a los demás diputados de su partido donde les anunciaba esta decisión. "Algo va mal cuando se fuerza la salida de políticos honestos y se facilita la elección, como presidente del Gobierno, de alguien manchado por la corrupción", escribió en esa misiva, a la que ha tenido acceso infoLibre. [Puedes consultar aquí la carta íntegra en PDF].

Recuperar el mando del PSOE 

En los últimos días todas las miradas estaban puestas en Sánchez. Después de ser derrotado en el Comité Federal del 1 de octubre y presentar su dimisión aquella misma noche, pasó más de veinte días ausente y alejado de los focos. Se dejó ver por primera vez este miércoles y jueves en el Congreso, en la primera sesión de la investidura de Rajoy. En los últimos días mantuvo múltiples reuniones sin que trascendiera hasta este sábado qué haría en la votación. 

Los diputados más cercanos a Sánchez, no obstante, sí coincidían en que adoptaría la decisión que le garantizara más opciones para recuperar el mando del PSOE. En cualquier caso, para eso, tendrá que esperar a que se convoque el congreso federal y unas primarias a la Secretaría General, por ahora sin fecha. En su comparecencia de este sábado instó a la gestora a "poner fecha" a esa cita este lunes. "Hoy expira el mandato de la gestora. Hoy se facilita la presidencia de Rajoy, y el lunes la gestora deberá poner fecha al Congreso del PSOE", insistió. 

Varios dirigentes del PSOE y de su círculo de confianza afirmaban en los últimos días que, en las conversaciones privadas que había mantenido con ellos, el ex número uno del partido argumentaba que si quería ser nuevamente secretario general no podía desacatar el mandato del Comité Federal porque después, en caso de que prosperaran sus planes y tomara de nuevo el timón, no podría pedir obediencia al resto de cargos y diputados.

Fue el mismo argumento del que Sánchez se valió este sábado. Admitió haberse visto en la "encrucijada" de faltar a su palabra y abstenerse, o haber votado no, lo que habría supuesto ir "contra" una decisión que, aunque no compartía, había tomado su organización. "De las dos opciones que me da la gestora no cojo ninguna", señaló. 

De hecho, ese mismo motivo lo han repetido socialistas afines a la gestora a lo largo de la semana. En la última reunión del Grupo Socialista, celebrada el miércoles, el valenciano Ciprià Císcar se preguntó cómo iban a desacatar diputados que habían integrado la Ejecutiva de Sánchez un mandato del máximo órgano entre congresos del PSOE. Císcar diferenció en sus críticas a independientes como Margarita Robles o Zaida Cantera –que han anunciado que votarán no– de los parlamentarios que han ocupado un cargo orgánico. 

Frente al argumento de que no podía desobedecer la resolución aprobada por el Comité Federal si quería preservar sus aspiraciones orgánicas, otros diputados fieles a Sánchez le pedían que acudiese al pleno de este sábado y votase no a Rajoy, como él mismo defendió durante meses. En las conversaciones con el ex secretario general, estos diputados le han transmitido que si acudía al hemiciclo y votaba contra el candidato conservador, podría generar un "efecto arrastre" que elevaría hasta unos 25 el número de diputados díscolos. El poder de ese supuesto efecto ya no se sabrá porque Pedro Sánchez ha preferido dimitir para no tener que desobedecer al Comité Federal. 

Sánchez prepara una "agenda paralela" a la del Congreso para liderar la oposición sin escaño

Sánchez prepara una "agenda paralela" a la del Congreso para liderar la oposición sin escaño

Más sobre este tema
stats