La portada de mañana
Ver
Tres lecciones comunes de Galicia y Euskadi: los proyectos a largo plazo tienen premio

El azote del ébola

Santamaría sustituye a Mato en la gestión de la crisis del ébola

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

El Gobierno ha decidido este viernes que la vicepresidenta asuma la gestión de la crisis del ébola, sustituyendo así a la ministra de Sanidad, Ana Mato. Para ello, ha decidido crear un comité especial para gestionar la crisis en España, que estará presidido por Soraya Sáenz de Santamaría, implicará a varios ministerios y designará un comité científico. La primera reunión se producirá este mismo viernes a las 19 horas. Y seguirán a lo largo de este fin de semana. Habrá, según fuentes de Moncloa, uno de estos encuentros al día como mínimo y será la Vicepresidencia del Gobierno la encargada de informar de los avances del caso.

Esta decisión se produce después de cinco días de evidente descoordinación entre el Gobierno central y la Comunidad de Madrid, y tras una primera rueda de prensa caótica por parte de Ana Mato el lunes, cuando se supo que la auxiliar de enfermería Teresa Romero tenía el virus del ébola. No obstante, Santamaría esquivó todas las preguntas de la rueda de prensa en este sentido. Y explicó que es ella la que asume las riendas al tratarse de una cuestión transversal.

Fuentes del Gobierno consultadas por infoLibre sostuvieron que la creación de este comité especial no supone ningún tipo de desautorización a la titular de Sanidad, sino que la mano derecha de Rajoy en el Gobierno viene a "completar" el trabajo de Sanidad. Y apuntan a que si hubiese intención de desautorizar a Mato esta no figuraría como representante de su departamento en el denominado "comité especial".

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, no desautorizó al consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez, quien culpó a la sanitaria enferma de haber contraído el ébolaquien culpó a la sanitaria enferma. Pero, al contrario que el consejero, tuvo palabras de afecto para la paciente. "Nuestra tarea fundamental es cuidar a Teresa Romero y ser conscientes de que nos enfrentamos a una enfermedad en la que hay que trabajar mucho. Permítanos que desde el Gobierno nos dediquemos a trabajar para darle la mejor atención a Teresa Romero, dar tranquilidad a la ciudadanía y actuar coordinadamente", dijo la vicepresidenta. Dirigentes del Partido Popular consideran que la situación del consejero Rodríguez es insostenible y que tendrá que dimitir.

"Investigación abierta"

Respecto a cómo se produjo el contagio del virus, Santamaría señaló que "hay una investigación abierta y cuando los datos sean concluyentes se trasladarán a la opinión pública. No es un terreno para las especulaciones o para ofrecer datos que no estén confirmados". Además, defendió en todo momento la decisión de repatriar a los dos religiosos que trabajaban en África y que contrajeron el virus, Miguel Pajares y Manuel García Viejo. La auxiliar de enfermería se contagió cuando atendía a este último.

Trabajadores sanitarios del Hospital Carlos III reciben a Rajoy lanzándole guantes de látex contra su coche

Trabajadores del Carlos III reciben a Rajoy lanzándole guantes de látex

La vicepresidenta pareció realizar una leve autocrítica al anunciar que el Gobierno pretende ofrecer mejor información a los ciudadanos sobre la enfermedad. "Vamos a reforzar la información a la ciudadanía: cómo se contagia, cómo no se contagia, cómo son los síntomas. Vamos a reforzar esa comunicación", indicó. Pero cuando un periodista le preguntó por qué le costaba tanto al Gobierno realizar autocrítica, pareció molestarte al sostener que "están en juego vidas humanas". Por ello, tampoco cree que sea el momento para plantear la asunción de responsabilidades políticas.

Visita sorpresa de Rajoy

A la misma hora que Santamaría comparecía ante los medios en Moncloa, Mariano Rajoy hacía unas declaraciones sobre el virus en el Hospital Carlos III de Madrid, donde están ingresados Teresa Romero y 13 personas en observación. Trabajadores del hospital lanzaron guantes de látex a Rajoy. La visita del presidente del Gobierno no figuraba en la agenda pública del presidente del Gobierno y tampoco se informó con anterioridad a los profesionales que siguen la información relacionada con el Ejecutivo y su presidente.

Más sobre este tema
stats