LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Las elecciones vascas se convierten en un esprint por los indecisos, Álava y por erosionar a EH Bildu

8M

Sumar busca visibilidad este 8M: de blindar el aborto en la Constitución a la prestación por crianza

La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, durante el acto ‘Ampliando lo público con políticas feministas’, en el Palacio Euskalduna, en Bilbao.

Lunes 4 de marzo. Los parlamentarios franceses aprueban modificar el artículo 34 de la Constitución y especificar que "la ley determina las condiciones en las que se ejerce la libertad garantizada a la mujer de recurrir a la interrupción voluntaria del embarazo". La votación se salda con 780 votos a favor y sólo 72 en contra —una mayoría ampliamente superior a los tres quintos requeridos—y, así, Francia se convierte en el primer país del mundo en blindar el aborto en su Constitución. La decisión llegó tras la derogación por parte del Tribunal Supremo de Estados Unidos en el año 2022 de la sentencia que protegía el derecho al aborto a en todos los estados.

Miércoles 6  de marzo. La plana mayor de Sumar, el socio minoritario del Gobierno de coalición, reclama seguir los pasos de Francia e introducir en la Constitución española el derecho al aborto. "Esto no es un debate de partido, es un debate de país y de sociedad. Las mujeres, de cualquier color político, debemos participar del mismo", aseguró su portavoz adjunta, Aina Vidal, encargada de anunciarlo en la Cámara Baja, por "los millones de mujeres anónimas que arriesgaron su vida, por las que perdieron su vida en un cuartucho o desangradas en sus casas".

Aunque la iniciativa no cuenta con el visto bueno del Ministerio de Igualdad, dirigido por la socialista Ana Redondo, que considera que "no se dan las condiciones" por la falta de consenso con el resto de grupos, desde Sumar tienen claro que se trata de una bandera que deben enarbolar, especialmente en esta semana del 8 de marzo. La líder de Sumar y vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, aseguró este miércoles que lleva varios días "trabajando con las compañeras francesas" y que próximamente viajará a Paris para reunirse con ellas con el objetivo de que en España este derecho "obtenga el rango constitucional".

Díaz participó este miércoles en un acto bajo el nombre de Ampliando lo público con políticas feministas en el que también intervinieron otras voces de Sumar como Vidal, la portavoz de Feminismos, Igualdad y Derechos LGTBI+ de Sumar, Elizabeth Duval, o la eurodiputada María Eugenia Rodríguez Palop. Desde Bilbao reivindicó que el de Francia es "un ejemplo inspirador" y defendió la "libertad de las mujeres" —que confrontó con el discurso de la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, a la que acusó de "obligar a las mujeres a ser madres" aunque ellas no quieran— para ser madre "cómo y cuándo queramos" o para "simplemente" decidir no serlo.

Los cuidados, la "revolución pendiente"

Díaz siempre ha defendido que el feminismo es una de las señas de identidad de su proyecto, pero ahora el Ministerio de Igualdad recae en manos de los socialistas pese a que en la anterior legislatura estuvo ocupado por la número dos de Podemos, Irene Montero, que lo convirtió en su campo de batalla para confrontar con la derecha pero también con los socialistas. Los morados lucharon por tener esa cartera durante la negociación con el PSOE y, finalmente, lo consiguieron —tras la repetición electoral—pese a la oposición de la entonces vicepresidenta Carmen Calvo, que en el primer Gobierno de Pedro Sánchez estuvo al frente del departamento.

El hecho de haber renunciado a Igualdad —Díaz priorizó otras carteras como Sanidad o Cultura— ha dejado a Sumar en un segundo plano en cuanto a la defensa de políticas feministas se refiere y la vicepresidenta busca cubrir ese hueco a través de iniciativas legislativas. A su juicio, las mejores "políticas feministas" son políticas públicas como la subida del Salario Mínimo Interprofesional, la reducción de la jornada laboral, la ampliación de permisos de maternidad y paternidad o el aumento de la prestación por crianza. "La revolución pendiente es la de los cuidados", sentenció.

Díaz recupera así algunas de sus promesas de campaña como la prestación de 200 euros por crianza hasta los 18 años que, sin embargo, no están en el acuerdo de Gobierno con el PSOE, como ella misma admitió este miércoles. La líder de Sumar defendió esta ayuda, dirigida a los padres independientemente de la renta familiar, como una de las medidas "más importantes para reducir la desigualdad". En el acuerdo rubricado por Sumar y el PSOE únicamente aparece una mención a esta prestación por crianza para las familias con menores a cargo, que se comprometen a unificar con el Complemento de Ayuda a la Infancia del Ingreso Mínimo Vital y la deducción por maternidad en el IRPF.

La vicepresidenta segunda también incidió en otra medida que sí está pactada y a la que el Ministerio de Derechos Sociales, dirigido por Pablo Bustinduy, quiere dar impulso lo antes posible. Se trata de la ampliación de los permisos de maternidad y paternidad a 20 semanas, incluidos en la Ley de Familias que el Ejecutivo se comprometió a aprobar en junio de 2023, sin éxito por el adelanto electoral. El Gobierno ampliará la baja de las 16 semanas actuales y retribuirá al menos cuatro de las ocho de permiso parental por cuidados que aprobó por real decreto el pasado año, que en aquel texto no constaban como remuneradas. "Hacen falta esas cuatro semanas retribuidas para vivir con dignidad", señaló la líder de Sumar.

El feminismo del "99%"

Las líneas generales de esta legislatura están definidas por una política continuista respecto a la pasada, sin entrar en los grandes debates que pueden penalizar a la coalición: nada de prostitución, ni pornografía, ni vientres de alquiler. Pero sí un compromiso categórico contra la violencia y una política laboral con perspectiva de género. Un feminismo, como siempre se encarga de señalar Díaz, pensado para "el 99%".  "Nos preocupan las mujeres migrantes, las pensionistas, una madre que percibe una pensión contributiva humilde, una mujer racializada, esa multitud de mujeres que trabajan a tiempo parcial...", señaló la vicepresidenta.

“Tenemos que rebajar los egos y avanzar en lo que nos une”: el feminismo vuelve a marchar dividido otro 8M

“Tenemos que rebajar los egos y avanzar en lo que nos une”: el feminismo vuelve a marchar dividido otro 8M

Este "feminismo del 99" es también "conciliador", una idea que contraponen desde Sumar con el feminismo "de trincheras", representado por el anterior equipo de Igualdad. "El feminismo de Sumar no tiene una agenda exclusivamente reactiva, no se trata de reaccionar frente a ellos, sino tener una agenda constructiva. Tiene que salir del victimismo", aseguró Rodríguez Palop en el citado acto. "Ocupamos las calles en 2018 y conseguimos parar el mundo. Tenemos que superar la fragmentación, pensar en el horizonte común y tenemos que ser alegres", añadió.

Una idea en la que también incidió Duval. "Importa muy poco de dónde vengamos y mucho el granito de arena con el que contribuimos. No vivimos en tiempo en el que podamos permitirnos el repliegue o muros cada vez más estancos. Son tiempos para un feminismo amplio, plural, en el que quepa el disenso pero no el odio", aseguró la portavoz de Feminismos.

Por lo pronto, Sumar ha tomado partido por una de las dos manifestaciones que se celebrará el próximo viernes en la capital y la vicepresidenta segunda, al igual que las voces representativas del espacio, acudirá —por primera vez, ya que todos los años se ausenta por el cumpleaños de su hija— a la organizada por la Comisión 8M bajo el lema 'Patriarcado, Genocidios, Privilegios #SeAcabó' que denunciará, además, las violaciones de derechos humanos en Gaza. La grieta de ambas manifestaciones tiene que ver con la agenda: una de las marchas, la que organiza el Movimiento Feminista de Madrid lleva el abolicionismo por bandera y se opone a asumir como propias las demandas de los colectivos LGTBI; mientras que la otra sí abraza reivindicaciones transversales que ponen el foco en quienes habitan márgenes.

Más sobre este tema
stats