Caso Serrano

Un testigo implica al juez Serrano en el envío a un fondo de inversión de dinero de una ayuda pública de 2,4 millones

Francisco Serrano (derecha), junto a Santiago Abascal, en una fotografía durante la etapa como parlamentario del dos veces candidato andaluz de Vox.
  • Este artículo está disponible sólo para los socios y socias de infoLibre, que hacen posible nuestro proyecto. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información que recibes depende de ti.

Surge una nueva complicación para el argumento central de la defensa de Francisco Serrano, según la cual apenas se implicó en el proyecto que terminó en un posible fraude de subvenciones, siendo simplemente engañado por sus socios. Un testigo sitúa directamente a Serrano, dos veces candidato de Vox a la presidencia de la Junta de Andalucía, en la apertura del fondo de inversión que la Policía Nacional ha pedido bloquear en busca del dinero de la ayuda pública de 2,4 millones de euros bajo sospecha de haber sido defraudada [ver aquí el dosier del caso Serrano].

El director de la sucursal sevillana de Ibercaja en la que fue abierto el fondo en febrero de 2017, M.J.R.S., ha detallado a los agentes de la UDEF que entró en conocimiento del proyecto empresarial a través de Serrano, al que llegó por un conocido. En principio el empleado de banca le hizo una propuesta para su despacho de abogados. Fue Serrano el que le habló del proyecto de fábrica de biomasa, siempre según este testimonio. Con posterioridad Serrano y sus dos socios le explicaron que “disponían de unos fondos procedentes de una subvención del Ministerio de Industria en una cuenta de la entidad de Targobank”, pero que no conseguían un aval bancario para impulsar el proyecto.

La fórmula elegida para arreglar la situación –según la declaración del testigo incluida en el informe de la UDEF 354/21, de 23 de enero, incorporado al sumario del caso– fue el ingreso de dinero de la ayuda en un fondo de inversión, de forma que lo ingresado sirviera a su vez como garantía para un aval. Bio Wood Niebla, según este testimonio, autorizó a Ibercaja a la “gestión discrecional” del dinero, pese a la advertencia en el contrato de su “posible deterioro”. Esta gestión discrecional incluía la posible inversión en “mercados extranjeros”. En dicho fondo fueron ingresados 1,3 millones desde una cuenta de Bio Wood Niebla –a la que a su vez había sido llevado el dinero de la subvención– en febrero de 2017, dos meses después de lograr la ayuda pública, según la documentación bancaria incorporada por la UDEF al informe.

A raíz de la investigación policial, M.J.R.S. está citado a declarar como testigo en el juzgado de instrucción 6 el próximo 20 de mayo. Por su parte, ni Serrano ni sus dos compañeros de aventura empresarial, Enrique Pelegrín y Javier López, responden a las preguntas planteadas sobre este informe policial, ni sobre el resto del caso, que reiteradamente viene planteando infoLibre.

Extracto del informe de la UDEF 354/21, de 23 de enero, incorporado al sumario del 'caso Serrano'.

El 'caso Serrano'

¿De qué hablamos cuando hablamos del caso Serrano? Se trata de un posible fraude de subvenciones. El Ministerio de Industria pagó en diciembre de 2016 a Bio Wood Niebla, una empresa de Serrano y su socio, Enrique Pelegrín, una ayuda de casi 2,5 millones. La sociedad logró la ayuda gracias a un documento falso, ya que se atribuía una maquinaria industrial para realizar el proyecto –una fábrica de biocombustible en Niebla, Huelva– que en realidad no poseía.

A raíz del desvelamiento de los hechos por parte de este periódico en octubre de 2019, Rubén Sánchez, vicepresidente de Facua, presentó una denuncia ante la Policía Nacional, que abrió una investigación que ahora lidera el juzgado de instrucción 16 de Sevilla. Por el camino, Serrano dimitió el verano pasado acorralado por el escándalo.

El juez que instruye el caso, Juan Gutiérrez Casillas, tiene dos frentes para investigar. Uno, cómo se obtuvo el dinero, que no sirvió para culminar el proyecto para el que fue concedido. Y dos, dónde acabó el dinero.

El rastro del dinero

A lo largo de su investigación, el Grupo de Blanqueo de Capitales y Anticorrupción de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional ha ido acumulando datos sobre el posible destino de parte del dinero. En diferentes informes incorporados al sumario, los agentes han recogido que la sociedad, tras la obtención de los fondos, desvió dinero de la ayuda a empresas de Serrano, en concreto un periódico y un bufete de abogados, y prestó dinero a un promotor, entre otros fines.

Los agentes han puesto también en manos del juez Gutiérrez Casillas la siguiente conclusión: que un millón de euros de la ayuda pagada a Bio Wood Niebla, la empresa con la que Serrano y su socio consiguieron el dinero público, fue a parar a una segunda empresa de Serrano, Proyectos e Inversiones Serralba, y de ahí a una tercera, Pellex Energía. Los investigadores además han detectado un trasiego de dinero que atribuyen a un intento deliberado de evitar su rastreo.

Un fondo por congelar

La Policía Nacional está interesada especialmente en un "fondo de inversión" abierto en Ibercaja por Bio Wood Niebla en el que llegó a haber más de 1,5 millones de euros, según los investigadores. Los agentes creen que allí fue a parar una parte del dinero, por lo que han pedido al juez que ordene su bloqueo.

Los 2,48 millones del Ministerio de Industria entraron en Bio Wood Niebla en diciembre de 2016 a través de una cuenta de Targobank. Más de 2 millones pasaron a una cuenta de Ibercaja entre febrero y marzo de 2017, según la UDEF, que detecta desde entonces "gran cantidad de movimientos de cargos y abonos [...] pudiendo crear confusión en cuanto al destino dado al importe de la subvención".

Entre dichas operaciones los agentes destacan las que tienen como destino un “fondo de inversión” que recibe "gran cantidad de cargos a favor". Y anotan: "El resultado final es que se ingresa gran parte del saldo de la subvención en este fondo. A fecha 30/7/2019 debería presentar un saldo de 1.590.632,19 euros, según la información aportada por la entidad bancaria".

Ese es el fondo que la UDEF pide congelar. Y sobre el que declaró M.J.R.S.

Una carta y un testigo

El informe 354/21, con fecha 23 de enero de este año y que el instructor ya tiene sobre mesa, amplía la visión de la la fotografía. Dicho informe se nutre de dos elementos. El primero es la respuesta de Ibercaja a la solicitud de información realizada por el juez instructor. “Se confirma la tesis sostenida por esta instrucción, respecto a la existencia de un producto financiero contratado con la entidad [Ibercaja]”, señala el informe policial. El segundo es la declaración de M.J.R.S., director de la sucursal sevillana de Ibercaja durante el periodo de las operaciones, 2016-2019, que abarca la participación accionarial de Serrano, hasta octubre de 2017. En dicha sucursal abrió Bio Wood Niebla el fondo que la UDEF ha pedido congelar en busca del dinero supuestamente defraudado.

La UDEF ya había logrado acreditar, mediante una carta firmada por Serrano en julio de 2017, su implicación directa en la gestión del proyecto. Es decir, el dos veces candidato de Vox no sólo aparece en los papeles de la solicitud de la ayuda y del Registro Mercantil, sino también en la correspondencia que acredita atención a los pormenores económicos. Lo implican sus actos y no sólo los documentos oficiales.

Ahora, con el testimonio de M.J.R.S., la Policía Nacional lo mete además de lleno en el fondo de inversión bajo sospecha.

De un banco a otro

En su declaración ante la policía, el empleado de banca afirmó que a través de un conocido llegó a Serrano, que le habló de su proyecto empresarial junto a Pelegrín. Según el director de sucursal, Serrano, Pelegrín y un tercer impulsor del proyecto, Javier López –los tres investigados en el caso– le explicaron que “disponían de unos fondos procedentes de una subvención del Ministerio de Industria en una cuenta de la entidad de Targobank”, recoge el informe de la UDEF. Pero había un problema, según la declaración del testigo: “Requerían un aval bancario para ejecutar el proyecto vinculado a dicha subvención [la fábrica de biocombustible] y su entidad no se lo facilitaba”.

El empleado de banca les ofreció traspasar el dinero de Targobank a Ibercaja, “pignorando [dejando en prenda] los fondos para poder emitir un aval”. Así se hizo, siempre según el informe. El saldo fue depositado en un fondo de inversión a nombre de Bio Wood Niebla.

Dicho fondo, una cuenta de valores vinculada a una cuenta corriente en Ibercaja, garantizaba el riesgo que asumía el banco, explicó el testigo, que afirma que desde entonces la operativa de pagos y retiradas de fondos fue casi siempre online.

El testimonio sitúa a Francisco Serrano en primera línea de las gestiones para sacar supuestamente el dinero que debía servir para una fábrica de pellets y meterlo en un fondo de inversión. Hay que recordar que ni la fábrica está construida ni el dinero ha sido devuelto. Serrano no responde sobre estas cuestiones a infoLibre.

Cuentas globales

El dinero había sido ingresado por Industria en la cuenta de Bio Wood Niebla en Targobank en diciembre de 2016. Por su parte, el fondo fue abierto el 7 de febrero de 2017. El “contrato para la prestación del servicio de asesoramiento en materia de inversión a clientes minoristas” fue suscrito por Enrique Pelegrín en representación de Bio Wood Niebla, la empresa que compartía con Serrano, según la información aportada por Ibercaja y recogida en el informe. El fondo fue asociado a una cuenta de Ibercaja.

El cliente –Bio Wood Niebla– autorizaba a Ibercaja Patrimonios Sociedad de Gestión de Capital SA a “la gestión discrecional de su cartera”, incluida la posible utilización de las llamadas “cuentas globales” para el depósito de los fondos en “mercados extranjeros cuando así lo exija la operativa habitual de negociación”, recoge el informe.

Dichas cuentas globales incluían entidades en Luxemburgo e Irlanda, además de en Estados Unidos, Bélgica y Francia, según la información facilitada por el banco a la UDEF e incorporada a su informe.

Riesgos o rentabilidades

El contrato recogía tres veces el “riesgo de deterioro” de los activos. ¿Se produjo este deterioro o hubo beneficios? Los investigadores creen –como recogen en un informe posterior, de 2 de febrero– que pudo haber “rentabilidades positivas". Y señalan: "Debe tenerse en cuenta que estas ganancias serían generadas no con capital privado, sino con un capital que tiene su origen en la Hacienda pública". Pero estas posibles ganancias no están acreditadas, al menos no en los informes de la UDEF. Lo que sí da por confirmado la UDEF es lo declarado, según su informe de 2 de febrero, por el director de la oficina de Ibercaja en la que se realizaron las gestiones, según el cual los investigados "transfirieron el saldo" a dicha entidad "con motivo de la contratación de un conjunto de productos financieros" en busca de "algún tipo de ventaja".

La UDEF no concluye cuánto dinero hay actualmente en el fondo, aunque sí hace alusión, en el informe de 2 de febrero, a que a 30 de julio de 2019 había casi 1,6 millones. Buena parte de ese dinero, según la UDEF, puede tener su origen en la subvención de Industria. Así lo explica en su informe 354/21: desde la cuenta Targobank de Bio Wood Niebla pasaron a la cuenta Ibercaja de la misma empresa más de 2 de los casi 2,5 millones de la ayuda; de estos, 1,3 millones fueron a este “fondo de inversión”, de lo cual hay un apunte de 15 de febrero de 2017.

La UDEF señala en su informe que desconocía este fondo porque es titularidad de Ibercaja, no de Bio Wood Niebla. “Por este motivo se desconocía su existencia, al no haber sido facilitado por el Fichero de Titularidades Financieras del Banco de España, ni haber colaborado la entidad Ibercaja en su identificación con anterioridad”, señala el informe 354/21.

El juez de Vox, ante el juez: tres preguntas para Francisco Serrano sobre el posible fraude con una ayuda de 2,4 millones

El juez de Vox, ante el juez: tres preguntas para Francisco Serrano sobre el posible fraude con una ayuda de 2,4 millones

Más sobre este tema
stats