Estados Unidos

Trump confirma la ruptura de Estados Unidos con el Acuerdo de París

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dando un discurso.

infoLibre

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha confirmado este jueves la ruptura de su Gobierno con el Acuerdo de París contra el cambio climático, con el que su predecesor, Barack Obama, se comprometió a finales de 2014, en un gesto sin precedentes hasta entonces por parte de una Administración norteamericana.

Trump argumenta que los compromisos recogidos en ese "mal acuerdo" perjudican a Estados Unidos y, en concreto, al desarrollo de su economía y a la creación de empleo. El objetivo del inquilino de la Casa Blanca pasa por buscar un documento más favorable y "justo", aunque por el momento no ha aclarado cómo ni cuándo lo hará.

En este sentido, ha explicado que no quiere que nada se "interponga en el camino" del desarrollo de Estados Unidos y ha apelado a su "deber solemne" de proteger los intereses de su país.

El gesto de Trump sitúa a Estados Unidos junto a Siria y Nicaragua, que tampoco se unieron a un acuerdo del que sí forman parte más de 190 países. Obama se había comprometido a que el país norteamericano reduciese las emisiones de gases contaminantes entre un 26 y un 28 por ciento para el año 2015.

Estados Unidos es el segundo país más contaminante del mundo, sólo por detrás de China. Los expertos estiman que emite a la atmósfera más del 15 por ciento de los gases registrados en todo el mundo.

Proceso de salida

El artículo 28.1 del Acuerdo de París contempla la posibilidad de que una de las partes decida dejar de serlo, pero sujeto a determinadas condiciones, por lo que ahora está por ver cómo se lleva a la práctica el cumplimiento de una de las promesas electorales más controvertidas de Trump.promesas electorales

Así, un país podrá solicitar su retirada con una petición escrita que será legalmente efectiva solo un año después de haberla presentado y que, además, no podrá presentar hasta que hayan pasado al menos tres años desde la entrada en vigor del Acuerdo de París.

En la práctica ello implica que aunque Trump haya anunciado el abandono de Estados Unidos, legalmente no podrá solicitarlo hasta noviembre de 2019 (el convenio internacional entró en vigor el 4 de noviembre de 2016) y no se haría efectivo hasta un año después, en noviembre de 2020.

Obama lamenta que Trump "rechace el futuro" y apela a la movilización de ciudades y empresas

El expresidente de Estados Unidos, Barack Obama ha lamentado que su sucesor en el cargo, Donald Trump, haya decidido romper con el Acuerdo de París, ya que implica "rechazar el futuro", y confía en que estados, ciudades y empresas tomen las riendas para "ayudar a proteger a las futuras generaciones del único planeta que tenemos".

Obama, impulsor de un acuerdo del que forman parte más de 190 países, ha recordado en un comunicado el hito que supuso este pacto hace año y medio. En este sentido, ha destacado que fue la "ambición estadounidense" la que hizo posible que las principales potencias se comprometiesen a reducir drásticamente sus emisiones de gases contaminantes.

Según Obama, entonces se apostó por un futuro con menos emisiones, incluso con el beneplácito del sector privado. "El Acuerdo de París abrió las puertas a que empresas, científicos e ingenieros invirtiesen en tecnología no contaminante en un nivel sin precedentes", ha subrayado el exmandatario, que ha destacado de forma particular el crecimiento de nuevas industrias como las relacionadas con las energías renovables.

"Las naciones que permanezcan en el Acuerdo de París serán las que recojan los beneficios de los empleos y las industrias creados", ha añadido, en una nota difundida inmediatamente después de que Trump tomase la palabra para anunciar que cumplía con su promesa electoral.

Si Europa quisiera

Más sobre este tema
stats