Teatro

El otro juicio a Blesa y Rato

Una escena de 'Hazte banquero', dirigida por Simona Levi.

Rodrigo Rato y Miguel Blesa hacían cola el martes por la mañana para entrar en la Audiencia Nacional, donde se instruye la pieza del caso Bankia sobre las tarjetas black ofrecidas por la entidad a sus altos cargos. La nube de cámaras a la salida de la sede de San Fernando de Henares da una idea de la magnitud del proceso. El jueves, otro tipo de colas acreditarán en el teatro municipal Fernán Gómez de MadridFernán Gómez de Madrid —a 20 kilómetros del polígono que aloja la Audiencia— que el juicio se extiende más allá de la Sala de lo Penal. Hazte banquero. Tartejas 'black': todo lo que quisieron ocultarte, contado con sus propias palabras, una obra de teatro de las plataformas ciudadanas Xnet y 15MpaRato sobre los correos de Blesa, lleva meses desarrollándose de forma paralela al proceso y pretende acompañarlo hasta que se cierre. Su objetivo: que la historia de los desmanes de la entidad no se difumine entre los dimes y diretes de acusación y defensa. Pero también recordar que todo esto lo inició "la gente". 

En la sala habilitada en San Fernando —adonde, por cierto, llegaba también el caso Gürtel— solo caben 15 personas en el público. Tras su estreno el pasado julio en el festival Grec de Barcelona, el Fernán Gómez se convierte durante cinco noches (hasta el 9 de octubre) en extensión del juicio, esta vez abierto a todos. Así lo formula Simona Levi, activista de 15MpaRato y Xnet y, además, directora de la obra. Sobre escena, lo que ella llama "teatro de datos": un texto construido durante un año por la propia Levi y Sergio Salgado a partir de los correos de Blesacorreos de Blesa, 8.000 mails enviados o recibidos por el que fue presidente de Caja Madrid hasta 2010. Y, ante todo, la voluntad de que no se olvide el papel de "la gente normal y corriente", cuando los que copan ahora titulares están muy lejos de esa categoría. Los correos, que darían lugar luego a la pieza separada de las tarjetas black que se juzga ahora, llegaron de manera anónima a un buzón de filtraciones gestionado por Xnet. Levi critica con amargura que "lo más difícil del proceso ha sido que se reconozca el papel de la sociedad civil". 

Ya se encargan ellos de contarlo en la escena que introduce la obra. Recuerda que 15MpaRato "pretende demostrar que algunos llaman crisis tiene responsables con nombres y apellidos", que la querella lanzada por esta iniciativa fue posible gracias al dinero procedente del crowdfundingcrowdfunding y que el proyecto, aunque luego haya contratado abogados que le represente, está gestionado por personas que no están especializadas en la materia. "El caso Bankia", dice Levi, "no lo ha abierto un fiscal, ni partido, ni Luis de Guindos, sino la gente. La obra de teatro es una manera desbordante de explicar esta historia". Y, también, de hacerla más clara. Con una duración de hora y media y un tono de comedia, explica el funcionamiento de Caja Madrid, los principales protagonistas, sus negocios estelares, las disputas internas, la llegada de Rato y el nacimiento de Bankia. Eso, con un importante apoyo audiovisual y de datos, y un buen puñado de carcajadas por parte del público. 

Pero no se trata solo de apoderarse de nuevo de la autoría de uno de los procesos judiciales más relevantes de los años de crisis —no se trata, explican, de una cuestión de ego, sino de que la gente se empodere y actúe—. Tampoco están de acuerdo con el relato que se ha hecho de las tarjetas blackblack, la única pieza de la causa—hay otras dos dedicadas a las preferentes y la salida a Bolsa de Bankia— en la que no están presentes como acusación particular: "Los medios que han sacado este tema, excepto infoLibre, se han centrado en lo escandaloso del estilo de vida". Que cambiaran hasta cuatro de veces al mes de coche oficial, que se organizaran cacerías por 30.600 dólares por persona o que en las comidas del Consejo se sirvieran botellas de vino de más de 700 euros cada una. Lo que ellos tratan de mostrar es que las tarjetas, con las que los 65 exdirectivos procesados gastaron 12 millones de euros, compraban también complicidades y voluntades políticas. 

Ildefonso Sánchez Barcoj, director financiero de la entidad, tiene el récord de gasto con 572.187 euros. Pero allí estaban los consejeros nombrados a propuesta del PP, del PSOE, de IU, de los sindicatos CC OO y UGT, y por la CEOE. La sección a la que han llamado "Votar & cobrar" se centra en la relación entre favores económicos y favores políticos. "Aquello solo funcionaba a través de la corrupción y de comprar voluntades. No tiene nada que ver la ideología, era solo cuánto yo y mi organización cobramos por nuestra actuación", denuncia Levi. "La función real del Consejo era la de ejercer control público sobre las cajas", cuentan en escena, "pero la realidad es que ellos se dedicaban a votar lo acordado y cobrar lo pactado". Para ilustrar el asunto se centran en José AntonioMoral Santín, exdiputado de IU, consejero y vocal en empresas participadas por Caja Madrid, cuyo apoyo a Rato, denuncian, facilitó el acceso del partido a créditos bancarios. Varios de los correos de Blesa, además, dejan claro que habría vendido su voto a cambio de un aumento de sus dietas. 

Este es el tema que más preocupa a Levi y el equipo de Xnet y 15MpaRato, porque lo consideran el problema de fondo... que no ha sido abordado. "Es un tema de democracia, más que solo de gestión. Lo que proponía Caja Madrid es que los partidos vigilasen su funcionamiento. Esto para nosotros no es vigilancia. Se ha demostrado que el sistema no se vigila a sí mismo, y los propios partidos no han propuesto una alternativa", explica la directora. Por eso ellos apoyan "propuestas democráticas alternativas", entre las que Levi nombra al Partido X, Barcelona en Comú, En Marea o la CUP, para establecer una "vigilancia ciudadana". ¿Y los nuevos partidos, como Podemos y Ciudadanos? "Tienen una estructura de partido clásica, y solo admiten que entres a su organización", critica. 

Mientras los ficticios Blesa, Rato y demás exdirectivos —interpretados por Josep Julien, Albert Pérez, Elies Barberà y Agnés Mateus— anden montando focos y probando la acústica del Fernán Gómez, los reales estarán camino de San Fernando de Henares. Pretenden mantener la gira, que les ha llevado por ahora a Barcelona, A Coruña y Valencia, mientras siga el juicio oral. Barajan ya una adaptación cinematográfica, al estilo de B, la película sobre el caso Bárcenas. Y Xnet anda pendiente, a la vez, de las piezas en las que sí figura como acusación. Pero, antes de la sentencia, esta "maravillosa coincidencia" se suma ya a su lista de victorias. 

Andrés Herzog cree que debería acordarse prisión provisional para Blesa y Rato

Andrés Herzog cree que debería acordarse prisión provisional para Blesa y Rato

Más sobre este tema
stats