DÍA INTERNACIONAL DEL LIBRO

Libros para un día (y para el resto del año)

Una estantería repleta de libros.

Se atribuye a un editor atribulado y chistoso la frase: "Yo sólo leo los libros que publico... y a veces ni ésos". Pero, en general, los editores son buenos lectores de lo propio y de lo ajeno. Necesariamente.

Por eso hemos pedido a unos cuantos que nos hablen de libros que editoriales que no son la suya han puesto a la venta, obras que merezcan la pena. Éstas son sus recomendaciones.

Manuel Rico, poeta y director de la colección de poesía de Bartleby Editores, en cuyo catálogo está la reedición de Aullido de licántropo, de Carlos Álvarez, escrito en las celdas de castigo del franquismo y publicado por primera vez hace 30 años.

"Tres libros: Nocturno casi, de Lorenzo Oliván (Tusquets), que mezcla la experiencia de lo cotidiano con una reflexión metafísica; Las sumas y los restos, de Ana Pérez Cañamares (Devenir. Premio Blas de Otero 2013), una visión crítica de la realidad, en la estela del 15M, cargada de ironía y de emoción; y Hojas secas mojadas, de Isabel Bono (Isla de Sistolá), poesía muy depurada, de verso muy breve y muy directa, y al mismo tiempo con una gran imaginación. Me atrevo con un cuarto: Hilo de oro, la poesía completa de Eloy Sánchez Rosillo, recogida por José Luis López Morante para Cátedra."

Valerie Miles, codirectora de Granta en español, que volverá a las librerías en octubre de la mano de Galaxia Gutenberg, editorial que ha publicado la Obra poética de Octavio Paz, "el poeta más importante en lengua española de los últimos 50 años. Una reivindicación de su idea de 'poesía grande', que está en comunicación con otras tradiciones".

"Recomiendo Hablar solos, de Andrés Neuman (Alfaguara). Viene después de El viajero del siglo, una novela total, ¡qué difícil escribir después de eso! Y lo ha hecho muy bien, refutándola de alguna manera: si El viajero... fue una actuación sinfónica con muchas voces, ésta es intimista, con tres voces. Me gusta además su trato de la figura femenina, está subvirtiendo algunos tropismos literarios con las mujeres."

Darío Ochoa de Chinchetru, de Automática Editorial, que presume de haber publicado El sueño de la aldea Ding, del chino Yan Lianke, "un libro muy bello y poético aunque aborda un tema terrible: la enfermedad de quienes vendieron su sangre por unas pocas monedas".

"Invito a leer una obra cuya aparición me ha hecho mucha ilusión. De hecho, estuvimos mirándolo en su día... pero la ha publicado Capitán Swing: Los filántropos en harapos, de Robert Tressell, la novela fundacional del laborismo británico. Fue la única obra del autor y nunca se había publicado en España aunque tuvo mucha repercusión en el mundo anglosajón. Una de las grandes obras de la literatura de izquierdas. Un novelón con un contenido muy interesante en los tiempos que corren."

Enrique Murillo, editor de Los libros del Lince, feliz con el éxito de Diario del crash, de Santiago Niño-Becerra, "del que hemos vendido 25.000 ejemplares. Un autor así en una editorial chiquitina ayuda a publicar otras cosas más difíciles de editar".

"Recomiendo Za Za, emperador de Ibiza, de Ray Loriga (Alfaguara). Me gusta porque tiene ironía, porque tiene humor, porque tiene muy buena narración y además una voz narrativa muy original que se sale mucho de lo que se suele encontrar en España últimamente."

Julio Guerrero y Eugenio Martínez, editores de Ardicia Editorial, que acaban de recuperar Doctor Krupov, de Alexandr Herzen, un alegato contra el obtuso afán por legitimar el comportamiento irracional de los hombres.

"Nuestra recomendación: Cartas de una pionera, de Elinore Pruitt Stewart (Hoja de Lata). Porque es el testimonio vital de una mujer que tiene tras de sí una historia muy interesante, un libro muy fresco, muy vital, que demuestra que se puede hacer literatura desde la experiencia más cotidiana y sin grandes pretensiones intelectualoides."

Blas Parra, editor de El Nadir. También escritor, en mayo publica Contra toda duda, una serie de relatos que unen a los impresionistas, artistas impulsados por la pasión "que tanto nos falta ahora".

"Sin dudarlo, Limónov, de Emmanuelle Carrère (Anagrama)."El público que hace años se volcaba en la narrativa con Vargas Llosa o Marías, se está pasando a una mezcla de ensayo y ficción. Como Limónov, la historia de un ultraderechista ruso que sale de la Unión Soviética y en Nueva York, París o los Balcanes experimenta todo tipo de cosas. Escribiendo su biografía, el autor escribe una biografía de Rusia y del mundo. Es profundo y entretiene mucho."

Por último, Xosé Ballesteros, director de Kalandraka, editorial especializada en libro infantil entre cuyas propuestas para estos días están Gorigori, de María Jesús Jabato, ganadora del VI Premio Internacional Ciudad de Orihuela de Poesía para Niños, o La cocina de noche y Donde viven los monstruos, de Maurice Sendak.

Lo pillamos en la Feria del Libro de Buenos Aires, así que su primera recomendación lleva un sello del otro lado del charco: "¡Es un libro!, de Lane Smith (Océano Travesía), que reivindica el libro como objeto impreso, el libro y la lectura a la manera tradicional. Y también Noche de tormenta, de Michèle Lemieux (Lóguez): llevaba tiempo agotado, se le echaba de menos, ha sido premiado en Bolonia y traducido a muchas lenguas... un libro muy poético, muy dulce, de una autora muy solvente".

Sant Jordi: Barcelona se llena de cultura pero también de solidaridad y reivindicación

Más sobre este tema
stats