Fiscalidad

33 de las 35 empresas del Ibex operan en paraísos fiscales

Santander registró un 32% más de reclamaciones en 2012

Constituir una empresa en otro país, como tener dinero en una cuenta en el exterior, no es delito. Tampoco presupone irregularidad alguna. Las cosas claras. Lo que sí es cierto es que la proliferación de sociedades en territorios que no hacen preguntas o las reducen al mínimo (como el pago de impuestos) da que pensar. Más en plena crisis, cuando la creación de sociedades en paraísos fiscales aumenta.

En el caso de España, el porcentaje de empresas cotizadas que ha constituido filiales en territorios que se pueden calificar de paraíso fiscal ha pasado del 89% en 2010 al 94% en 2011. Lo dice el Observatorio de Responsabilidad Social Corporativa, que cada año analiza la calidad de la información que las empresas del Ibex 35 incluyen en sus memorias. El Observatorio 

ha contabilizado 437 sociedades constituidas en paraísos, 83 más que un año antes. Pertenecen a 33 sociedades cotizadas y, entre ellas, están todos los bancos. A la cabeza del ranking, el Banco Santander (70 filiales), seguido del BBVA (43).

En realidad, en el Ibex 35, se da un pleno. Todas las empresas tienen filiales en paraísos fiscales, aunque dos de ellas, Sacyr e Indra, según explican, ajustan la actividad de esas filiales a su objeto social. Es decir, desarrollan una actividad en esos territorios que va más allá de la llamada optimización fiscal.

Definición

El responsable del Observatorio, Orencio Vázquez, aclara que la definición de paraíso fiscal que recoge el informe es más amplia que la que utiliza el Gobierno español (Real Decreto 1080/91 de 5 de julio) y contempla las definiciones que utiliza el Parlamento Europeo, la OCDE, la orden española y Tax Justice Network, organización internacional que promueve la transparencia en las finanzas internacionales.

A la hora de clasificar un territorio como paraíso fiscal se tienen en cuenta factores como que no tenga impuestos, que no intercambie información fiscal con otros países y que se permita a los no residentes aprovecharse de su política fiscal aunque no desarrollen ninguna actividad en el territorio.

La incensante y acelerada actividad en paraísos da lugar a situaciones curiosas. En el Estado de Delaware (EE UU), asegura el informe del Observatorio de Responsabilidad Social Corporativa, tienen su sede 115 de las 437 filiales del Ibex 35. El dato, aparentemente espectacular, lo parece menos si se tiene en cuenta que, en Delaware, en un solo edificio están registradas 6.500 empresas.

Nada nuevo. En George Town, Islas Caimán, hay un edificio (Ugland House) que alberga 18.000 empresas. Sobre el papel, se entiende. Hasta el presidente de EEUU, Barack Obama, se refirió al caso en la campaña electoral de 2008: “O bien es el edificio más grande del mundo, o bien es la mayor estructura de evasión fiscal existente”, señaló .

Los datos del Observatorio Responsabilidad Social Corporativa respaldan otros más amplios. Recientemente,  el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, en sus siglas en inglés)  reveló que 130.000 políticos y empresarios de todo el mundo utilizan paraísos fiscales para hacer sus negocios y esconder su dinero. En la lista, entre otros, figuraban el extesorero de la campaña electoral de Hollande, Jean-Jacques Augier; la baronesa Thyssen o el presidente azerbaiyano, Ilham Alíyev.

El Observatorio de Responsabilidad Social Corporativa tiene previsto dar a conocer hoy en Madrid, en la sede del Parlamento Europeo en la capital, el informe del año 2011.

Izquierda Plural culpa al Gobierno

Izquierda Plural culpa al Gobierno de permitir que las compañías del Ibex operen en paraísos fiscales

Más sobre este tema
stats