PORTADA DE MAÑANA
Ver
La izquierda aplaude la respuesta a los ultras franceses, pero se distancia de la idea del Frente Popular

Los abusos de la banca

La banca apela a la legislación europea para blindar el secreto de las sanciones a sus directivos

El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, junto al gobernador del Banco de España, Luis María Linde, en un acto en 2012.

La banca ha logrado convertirse en un negocio aparte en muchos sentidos. No es solo que haya impuesto con éxito conceptos como el "too big to fail" (demasiado grande como para quebrar) o los salarios estratosféricos de sus directivos sin pasar por el filtro de los accionistas. También ha logrado convencer a los legisladores de que, en ocasiones que nadie sabe bien quién determina, las multas y sanciones que reciban sus directivos podrán permanecer en secreto. Así lo prevé un anteproyecto de ley que ha elaborado el Gobierno para trasponer la directiva europea (CRD IV) de recursos bancarios.directiva europea (CRD IV)

La posibilidad de mantener en secreto las multas a banqueros poco respetuosos con la legalidad ha desatado críticas de forma inmediata. Rubén Sánchez, portavoz de FACUA-Consumidores en Acción, la considera una muestra de la "nula voluntad de combatir las prácticas irregulares".  Sánchez recuerda además que el anonimato, cuando hay irregularidades y sanciones de por medio, es norma también en sectores como el alimentario o el de las telecomunicaciones.

El economista y ex presidente del Banco Hipotecario, Julio Rodríguez, miembro de Economistas Frente a la Crisis, tampoco tiene dudas. La norma que ha elaborado el Gobierno, basada en la legislación europea (algo que destaca el Ministerio de Economía), "no es propia de regímenes democráticos y muestra unos poderes públicos acobardados ante cada vez menos entidades, pero más poderosas".

Por su parte, Fernando Herrero, secretario general de la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros  (ADICAE), reclama que las sanciones que se impongan a los banqueros sean públicas. "Podemos aceptar que se aborden con ciertas cautelas procedimientos en entidades que supongan un riesgo sistémico, pero una cosa es el procedimiento y otra la publicidad de las sanciones". Herrero reclama la participación en el Banco de España de los consumidores, como ya lo hacen, a trevés de comités consultivos, en la CNMV y en Seguros.

Centenares de imputados

En España, solo los comportamientos presuntamente irregulares en las cajas de ahorro rescatadas han provocado la imputación de 195 directivos y empresarios en la Audiencia Nacional o en juzgados de instrucción.

A muchos de esos banqueros se les acusa de aprobarse a sí mismos prejubilaciones multimillonarias, pero también de enriquecerse de forma ilícita.

Pero los bancos tienen prisa para pasar página. Para defender el anonimato de lsa sanciones, la banca apela al artículo 68 de la Directiva 2013/36/EU sobre recursos propios de la entidades, conocida como CRD IV. Es la norma que el Gobierno está a punto de trasponer mediante el anteproyecto de ley de supervisión y solvencia bancaria, desvelado por El País este fin de semana. La directiva prevé que se mantenga el anonimato de las multas en caso de que se revelen datos personales de forma desproporcionada o se perjudique la estabilidad de los mercados o una investigación criminal en curso. Para concretar hasta qué punto puede llegar el anomimato, la directiva remite "a la legislación nacional" de cada estado miembro.

Publicación en el BOE

En concreto, el anteproyecto elaborado por el Ministerio de Economía prevé, con carácter general, que las sanciones por infracciones muy graves se publiquen en el Boletín Oficial del Estado, una vez que sean firmes en vía administrativa. Pero prevé excepciones. Uno, “cuando la sanción se imponga a una persona física y, tras una evaluación previa, la publicación de los datos personales resulte ser desproporcionada”; dos,  “cuando la publicación (de las sanciones) pudiera poner en peligro la estabilidad de los mercados financieros o una investigación penal en curso” y tres, “cuando la publicación pudiera causar un daño desproporcionado a las entidades o personas físicas implicadas, en la medida en que se pueda determinar el daño”.

Silencio del Banco de España

El Banco de España, dirigido por Luis María Linde desde junio de 2012, admite que conoce el anteproyecto elaborado por el Gobierno, en fase de consulta pública, pero no lo valora. "Solo somos una parte más en el proceso", aseguró un portavoz de la institución.

En los bancos, el anteproyecto ha sido bien acogido. "Es un sector muy sensible y el más regulado del mundo" explican fuentes de la Asociación Española de Banca Privada (AEB). Por ello,  debates como el que efecta al secreto en las sanciones a los directivos, sostiene una fuente bancaria "tiene más que ver con un problema de responsabilidad más que de oscurantismo".

La posibilidad de evitar la crítica pública por comportamientos irregulares o poco éticos es la guinda a un estatus de privilegio. Según el último estudio de la Autoridad Bancaria Europea, en España había un centenar de directivos que ganaron en 2012 más de un millón de euros anuales, frente a los los 125 de 2011.

El Gobierno facilita a la banca un segundo rescate de 30.000 millones

En quinto lugar

España se sitúa en en el quinto lugar en la clasificación de banqueros millonarios, detrás de Reino Unido (2.714 banqueros), Alemania (212), Francia (177) e Italia (109).

España, sin embargo, es el segundo país donde más cobraron los banqueros de media (2,16 millones), solo superado por Chipre (2,2 millones), por delante de Reino Unido (1,95 millones), Alemania (1,55 millones) o Francia (1,56 millones).

Más sobre este tema
stats