La portada de mañana
Ver
El Gobierno pone la primera piedra para un frente común europeo que cambie la relación con Israel

El aumento de la desigualdad

Bruselas quiere otra vuelta de tuerca laboral para acercar contratos temporales y fijos

La reforma de la Inspección de Trabajo se cae de la agenda del Ministerio de Empleo

Bruselas reclama al Gobierno una nueva vuelta de tuerca en la reforma laboral para reducir las diferencias entre los contratos indefinidos y los temporales. Un informe elaborado por los servicios técnicos de la Dirección de Asuntos Económicos de la Comisión Europea sostiene que el recorte salarial registrado en España durante la crisis ha sido "lento, ineficaz e injusto" porque ha recaído sobre todo en los trabajadores con contratos temporales. Por ello, reclama al Ejecutivo español que reduzca las diferencias entre los contratos indefinidos y los más precarios.

Aunque el informe no lo dice explícitamente, del documento se desprende que Bruselas no piensa tanto en una mejora de las condiciones de la contratación temporal como en una rebaja de las condiciones de los contratos fijos, algo que también reclama periódicamente la patronal CEOE.

El presidente de la patronal CEOE, Juan Rosell, ha abogado en numerosas ocasiones por lo que denomina un "pacto de sociedad" que permita que en treinta o cuarenta años todos los contratos sean iguales en España, y quizá a nivel europeo. La patronal piensa, sobre todo, en una única modalidad de contratación. Caída salarial

El documento de la Comisión destaca que "mientras el total de empleo [en España] cayó más de un 16%, los salarios agregados reales lo hicieron en torno a un 4,5% entre 2008 y 2013". Pero con diferencias entre empleados según su contrato. Así, explica que "la reducción en los sueldos de los trabajadores temporales empezó ya en 2009 y fue cuantitativamente mucho más grande que los ajustes observados entre los trabajadores con contratos indefinidos". Además, según el informe, los trabajadores temporales habrían sido penalizados dos veces: por mayor riesgo de despido y por haber estado sujetos a un ajuste (salarial) más fuerte.

Aunque el trabajo "técnico" no se convierte de forma automática en doctrina oficial de la Comisión Europea es más que un indicio de cómo ve Bruselas el proceso de devaluación interna en España. Y no le gusta que derechos reconocidos como la antigüedad, que encarece el despido de trabajadores fijos, hayan "distorsionado" las decisiones de las empresas sobre despidos. Lo que sugieren los técnicos es que las empresas hubieran podido mejorar la productividad contratando trabajadores mejor formados, si hubieran tenido a mano la posibilidad de despedir más barato.Contratación precaria y rebajas salariales

La contratación precaria y las rebajas salariales están en la raíz del aumento de la desigualdad que denuncian organizaciones como Cáritas. El documento elaborado por la Fundación FOESSA (Fomento de Estudios Sociales y Sociología Aplicada) ha dado la voz de alarma al concluir que el núcleo central de la sociedad española considerado en situación de integración social plena es ya una estricta minoría. En la actualidad, representa tan solo el 34,3%, mientras que en 2007 superaba el 50%.

El dato de Foessa y Cáritas significa que la población excluida en España asciende ya al 25% y afecta a más de 11.746.000 personas. De ellas, cinco millones se encuentran en exclusión severa. Además, dos de cada tres personas excluidas ya estaban en esta situación antes de la crisis.

Tener un empleo no garantiza estar al otro lado de la frontera de la pobreza y la exclusión. España registró en 2012 una tasa de pobreza entre sus trabajadores (pobreza laboral) del 12,3%. El porcentaje sitúa al país como el tercero de Europa con el porcentaje más elevado. por delante sólo están Rumanía (19,1%) y Grecia (15,1%), según un estudio de la Fundación 1º de Mayo de CCOO.

Aunque tradicionalmente los niveles de pobreza laboral de España han superado a los del conjunto de la UE, en este informe se pone de manifiesto que la situación se ha agravado en los últimos años.

Pobreza laboral

Tener trabajo no garantiza escapar de la pobreza

Tener trabajo no garantiza escapar de la pobreza

Así, mientras que el porcentaje de trabajadores pobres en España alcanzaba el 11,7% en 2009, el promedio europeo se situaba en el 8,4%. En 2012, la tasa de pobreza laboral española subió hasta el 12,3%, con un diferencial de más de tres puntos sobre la media de la UE-28 (9,1%).

Los trabajadores pobres son aquellas personas ocupadas que, a pesar de los ingresos que perciben por su empleo, viven en hogares donde no se supera el umbral de la pobreza, es decir, donde los ingresos totales se sitúan por debajo del 60% de la media de ingresos de los hogares.

Los datos de países como España, Rumanía y Grecia contrastan con los de otros estados europeos, como Finlandia, República Checa, Países Bajos y Bélgica, donde menos del 5% de los ocupados se encuentran por debajo del umbral de la pobreza.

Más sobre este tema
stats