POLÍTICA ENERGÉTICA

La caída de la demanda y la presión de las renovables acorralan la reforma eléctrica

El Gobierno decide subir la luz un 3,2% de forma inmediata para frenar la deuda eléctrica

El Ministerio de Industria prepara una campaña para defender las bondades de la reforma del sector eléctrico. La campaña, según fuentes del sector, ha sido autorizada y aprobada por el Gobierno. El presupuesto de la campaña no es público, pero sí lo es su finalidad: hacer frente al aluvión de críticas que ha provocado la reforma eléctrica y responder también a la presión de las grandes constructoras como Acciona, Abengoa y ACS, que han logrado que la Comisión Europea abra un expediente administrativo a España para investigar si los cambios normativos se ajustan al derecho europeo.

La campaña en marcha trata de poner la venda antes de que la herida se abra más. Porque no se trata sólo de las grandes empresas. El sector de las renovables, con la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético a la cabeza, ha presentado hasta tres denuncias en Bruselas para solicitar diversos procedimientos de incumplimiento contra España. 

Las reclamaciones de la Plataforma ante las autoridades comunitarias han recibido, sin embargo, el respaldo, que algunas fuentes consideran "impagable", de las grandes constructoras. Son empresas que tienen intereses en el sector de la energía termosolar como Acciona, Abengoa y ACS. Todas cuentan con potentes equipos jurídicos que saben cómo moverse perfectamente en Bruselas.

Argumento de las constructoras

El argumento de las constructoras, recogido por la patronal del sector Protermosolar, es que las normas aprobadas por Industria quebrantan los principios de rentabilidad razonable y de seguridad jurídica al suponer un recorte del 37% en los ingresos del sector respecto a las condiciones en que fueron decididas las inversiones.

Pero para contundencia crítica, la que ha mostrado la Comisión Nacional de la Energía (CNE), en un informe sobre el tratamiento del autoconsumo informe sobre el tratamiento del autoconsumode electricidad en la reforma aprobada por el ministerio en julio.

La CNE, que va a desaparecer este mismo mes engullida por la nueva Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC),

ha pedido a Industria que elimine el impuesto que penaliza el autoconsumo, uno de los puntos más polémicos de la reforma, con el argumento de que todos los consumidores deben contribuir a mantener el sistema eléctrico.

Informe contundente

El informe de la CNE es contundente. El regulador considera que mantener el pago de peajes por autoconsumo  "supondría un trato discriminatorio respecto a otros consumidores" que también ahorran energía con medidas como la mejora del aislamiento de la vivienda o el uso de lámparas de bajo consumo. 

Las críticas de la CNE han incendiado, una vez más, los ánimos de la patronal del sector eléctrico Unesa. La patronal sostiene que los autoconsumidores deben pagar peaje "porque están obligados, como cualquier otro consumidor eléctrico, a pagar a través de su factura los costes regulados del sistema".

"De igual modo que quienes optan por un seguro médico privado no dejan por ello de cotizar lo que les corresponde a la Seguridad Social, quienes decidan consumir electricidad autoproducida no pueden dejar de pagar los peajes que les corresponden", señala la asociación que preside Eduardo Montes.

Tras el cruce de críticas, está un mercado exangüe. La demanda no crece, el negocio mengua y las empresas temen por el beneficio. Red Eléctrica de España (REE) publica cada mes los porcentajes de la preocupación: en los ocho primeros meses del año, la demanda de electricidad ha caído un 3,2%. Es un mercado "anémico", según lo ha descrito esta misma semana la agencia de calificación de riesgos Fitch.

España y Portugal

La agencia emplea el calificativo en un informe en el que compara el déficit de tarifa español con el portugués. Su conclusión es que el desajuste eléctrico es menos problemático en Portugal porque en ese país equivale al 45% de los ingresos del sistema y a 2.800 millones, mientras en España supone el 83% de los ingresos y acumula 26.100 millones.

El informe de Fitch contiene también una conclusión que, a la vez, es un buen resumen de toda la polémica en el sector: "La nueva remuneración del régimen especial" -señala Fitch- "reducirá considerablemente los sobrecostes del sistema eléctrico, pero la naturaleza retroactiva de estas medidas genera incertidumbres legales que pueden provocar daños colaterales". ¿Cuáles son esos daños? Entre ellos, los de "disuadir a los nuevos inversores en un momento en el que se deben promocionar los negocios medioambientales".

La reforma aprobada en julio incrementó el recibo de la luz en un 3,2%, modificó el peso de los términos de potencia y energía en el recibo (lo que encarecerá el recibo al margen del consumo) e impuso un peaje, denominado "de respaldo" a los usuarios con autoconsumo.

Con el nuevo y discutido peaje el autoconsumidor pagará  por la electricidad que produzca para su propio consumo: cuando la vierta a la red, deberá pagar el peaje a la generación, mientras que para la electricidad que consuma desde la red, pagará el habitual peaje de acceso.

Industria crea un nuevo impuesto para el autoconsumo de electricidad

Industria crea un nuevo impuesto para el autoconsumo de electricidad

Más sobre este tema
stats