PARO REGISTRADO

El fin de la campaña de la aceituna dispara el desempleo en febrero

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha atribuido a la “incertidumbre política” la subida del paro registrado en febrero. No ha sido muy considerable el aumento, cinco centésimas, 2.231 personas2.231 persona, pero ha roto el patrón del mismo mes en los dos últimos años, en los que bajó el desempleo. Sobre todo en 2015, cuando el número de parados apuntados en las oficinas de los servicios públicos de empleo cayó en 13.538 personas, pese a que ese febrero tuvo un día menos que el de este año bisiesto. España sigue teniendo 4,152 millones de parados.

Sin embargo, menos que a la incertidumbre política habría que culpar del aumento del paro al fin de la campaña de la aceituna en Andalucía. A tenor de las cifras publicadas por el Ministerio de Empleo, el número de parados en la agricultura se disparó en 14.029 personas el pasado febrero, la mayor subida de todos los sectores. Y las provincias donde más creció el desempleo tanto en términos absolutos como relativos fueron Jaén, con 7.373 parados más, un 13,43%, y Córdoba, con 3.382 parados más, un 3,93%. Lo corroboran también las cifras de afiliación a la Seguridad Social: el número de cotizantes al Sistema Especial Agrario ha caído en 28.902 personas, el mayor descenso dentro del Régimen General.

Pero, además de esta rebaja estacional, lo cierto es que el resto de los sectores también pincharon en febrero en lo que al empleo se refiere. Menos el sector servicios, donde hay 9.753 desempleados menos, tanto la industria como la construcción han reducido sus cifras de parados la mitad que en 2015. El mismo freno se muestra en las afiliaciones a la Seguridad Social, que han crecido en 63.355 personas, un 34,6% menos que en febrero del año pasado. Mientras la hostelería, la construcción y la industria han aumentado sus cotizantes, el comercio se ha desprendido de 13.156 trabajadores en el último mes.

El titubeo del mercado laboral se refleja también en el número de los contratos firmados, que han disminuido en casi 20.000 el pasado febrero, un 1,4%. Los indefinidos han roto la barrera del 10% –se han registrado 139.364–, sobre todo porque se han disparado, un 17,7%, los de tiempo parcial, casi el triple que los indefinidos a jornada completa, que crecen un 6,4%. Los contratos temporales a tiempo completo, sin embargo, se reducen un 7,4% –en el último mes se han firmado 65.382 menos–, mientras que los más precarios, los temporales a jornada parcial, aumentan un 8,2% –32.181 más–. En comparación anual, estos contratos crecen casi un 14%, tres puntos más que los temporales con jornadas de ocho horas.

En febrero se repite el patrón de género de la salida de la crisis: el paro masculino baja –aunque poco, sólo 200 personas salen de los registros–, pero el femenino aumenta: 2.341 desempleadas más. En comparación anual, el paro de los hombres cae el doble un 10,7% que el de las mujeres 5,5%.

Por debajo del 3%

La afiliación a la Seguridad Social ha crecido el pasado febrero respecto al mismo mes de 2015 en un 2,97%, por lo que se sitúa por primera vez desde hace un año por debajo del 3%. Es decir, aumenta menos que el PIB, que terminó el año con un crecimiento del 3,2%. La previsión para este ejercicio es que se frene en el 2,7%, según los cálculos del FMI.

De esta forma, el número de cotizantes del sistema alcanza los 17,16 millones, 495.490 más que hace un año pero aún por debajo de los contabilizados en febrero de 2011. De todos los sectores de actividad, sólo se reduce respecto a 2015 el número de los afiliados de la Administración pública. La Seguridad Social cuenta 26.837 empleados públicos menos, una caída del 2,59%. El sindicato de funcionarios CSI-F lo atribuye a la falta de oferta pública de empleo y a la destrucción de casi 12.000 puestos de trabajo en la sanidad en enero y febrero.

Con estas cifras, el último mes la ratio entre afiliados y pensionistas sigue anclada en 2,25, la mínima desde 2000 e inamovible desde diciembre de 2014.

Casi un millón cobran 426 euros al mes

Un mes más continúa la caída de la protección pública del desempleo. Casi dos millones de parados  –1,96 millones– no reciben ningún tipo de prestación. La cobertura, por tanto, está ya en el 55,74%, cuando en 2011 ascendía al 70,6%. El Estado se gastó en enero –los datos sobre prestaciones se publican con un mes de retraso respecto a los del paro– 1.753 millones de euros en pagar ayudas a los desempleados, un 10,7% menos que hace un año.

También sigue cayendo el número de quienes cobran las prestaciones contributivas, las de cuantía más elevada: un 12,6%. De hecho, son más quienes perciben los subsidios asistenciales  –426 euros al mes–, casi un millón de personas, que quienes ingresan las contributivas.

“La incertidumbre política no afecta a la economía real”

El sindicato UGT ha pedido la derogación de la reforma laboral “en su totalidad” derogación de la reforma laboral “en su totalidad” para combatir la precariedad laboral y el desempleo, mientras CCOO critica que el Gobierno en funciones “se encuentre a gusto” con el modelo productivo de “servicios de bajo valor, industria decreciente, empleo precario y bajos salarios” que dejan traslucir cada mes los datos del paro. Por su parte, USO advierte de que la creación de empleo “se está ralentizando”. En ese punto coincide con la ETT Randstad, que destaca la desaceleración del número de cotizantes de la Seguridad Social: “Por primera vez desde hace dos meses el empleo crece en términos interanuales por debajo del 3%”.

Mientras, el presidente de la CEOE, Juan Rosell, descarta que la incertidumbre política en el país pueda afectar a las contrataciones, informa Europa Press. “Las empresas no son tan automáticas en el sentido de que como no hay Gobierno, no se contrata”, asegura. “La economía real, la economía del día a día va por otros lares. En este momento todavía no está afectando”, subraya.

El paro sube en 57.247 personas en enero tras el fin de la campaña navideña

El paro sube en 57.247 personas en enero tras el fin de la campaña navideña

Más sobre este tema
stats