DESEMPLEO REGISTRADO

La construcción copa el descenso del paro y la creación de empleo en febrero

El paro registrado en las oficinas públicas de empleo ha bajado tres décimas en febrero respecto al mes anterior. Hay 13.538 personas menos apuntadas en el antiguo Inem. Y de ellas, 10.091 corresponden a trabajadores que han encontrado un empleo en el sector de la construcción. El mismo protagonismo del ladrillo se extrae de las cifras de afiliación a la Seguridad Social, puesto que es el sector que mayor aumento de cotizantes ha experimentado en febrero respecto al mes anterior: una media de 26.068, un alza del 4,20%. Por el contrario, ha sido un mes malo para el sector servicios, con una reducción del paro de sólo una centésima: 223 parados menos. De hecho, el comercio perdió 11.569 afiliados el último mes.

“No es necesariamente negativo el repunte del empleo en la construcción”, ha asegura el secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos en la presentación de las cifras del paro registrado. “Por su efecto arrastre es un elemento a tener en cuenta. Es evidente que la recuperación no la vamos a afrontar sólo con la construcción, pero será más potente si se suman esfuerzos”, ha explicado, informa Europa Press. En los registros del Ministerio de Empleo hay 4,51 millones de parados.

La bajada del paro en febrero también ha sido fundamentalmente masculina, quizá arrastrada por la construcción: Mientras que han salido de las listas del Inem 19.857 hombres, han entrado en ellas 6.319 mujeres. Tampoco ha alcanzado el descenso a los menores de 25 años, puesto que se han apuntado 2.569 más en febrero.

Menos contratos 

Pese a la reducción del desempleo registrado en un mes en el que históricamente suele subir, los contratos han caído. Se han firmado un 10,3% menos que en enero, y eso que en enero el paro subió en 78.000 personas. Los contratos indefinidos en el último mes sólo crecieron tres centésimas: únicamente se firmaron 42 más que en enero. De los contratos registrados en febrero, el 30,24% fueron temporales y a tiempo parcial, la modalidad más precariala modalidad más precaria. No sólo son ya casi una tercera parte de la contratación, sino que además crecen casi a doble velocidad que los temporales a jornada completa. Es lo que dicen las cifras anuales: los primeros aumentan un 9,27% respecto a febrero de 2014, mientras que los segundos se han disparado un 15,97%.

Por el contrario, los indefinidos a jornada completa se redujeron en un 4,15% respecto a enero, mientras que los indefinidos a tiempo parcial subieron un 6,94%. Es decir, los contratos de menos de ocho horas se consolidan como una tendencia de éxito en el mercado laboral español como salida de la crisis.

Más de dos millones de parados no cobran ayudas públicas

También se ha convertido en una tendencia sostenida en el tiempo el descenso de la cobertura de las prestaciones de desempleo. Cada vez son menos los parados que ingresan algún tipo de ayuda pública. En enero –las cifras sobre prestaciones se publican con un mes de retraso respecto de las del paro– el número de beneficiarios ha caído un 13,8% respecto al año anterior. Más de dos millones de desempleados no cobran ayudas. En 2011, el 70% de ellos percibía algún tipo de prestación o subsidio. Hoy son sólo el 56,5%. Al tiempo, se reduce el gasto medio por beneficiario, un 4,31% en un año: 831,8 euros. En 2013 era de 928,4 euros por parado.

Por tanto, sigue cayendo la factura que el Estado paga cada mes por este concepto: 1.962 millones de euros en enero, un 17,7%. Por efecto del paro de larga duración, es la prestación contributiva la que más desciende, un 22% en un año. La cobran 969.148 desempleados, mientras que quienes perciben el subsidio –426 euros– son más: 1,06 millones.

El Gobierno ha puesto en marcha una nueva ayuda, el llamado Programa de Activación de parados de larga duración con cargas familiares, también de 426 euros, que ha recibido hasta el momento 59.011 solicitudes, de las cuales se han aprobado 8.539. El programa lleva sólo 15 días en vigor. La secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, ha explicado que otras 30.000 solicitudes han sido remitidas y están siendo tramitadas en las comunidades autónomas. En teoría, los potenciales beneficiarios de este programa ascienden a 450.000 personas.

Gasto ineficiente en bonificaciones

El sindicato UGT ha criticado el aumento de la “precariedad y la desigualdad” y reclamado políticas que estimulen el empleo de calidad, más allá del “comodín” de los descuentos en las cotizaciones a la Seguridad Social que acaba de anunciar el Gobierno –bonificación de los primeros 500 euros por cada nuevo contrato indefinido–. En 2013 y 2014, advierte, ya se gastaron 2.875 millones de euros en estas bonificacionesbonificacionesque, sobre todo, han favorecido la contratación a tiempo parcial.

CCOO, por su parte, exige una “política presupuestaria que fomente el cambio estructural del aparato productivo” y la mejora de la protección de los desempleados “más allá del acuerdo [con los sindicatos] para el Programa de Activación del Empleo”.

Finalmente, la CEOE, que se felicita por “el mayor descenso del paro en un mes de febrero desde 2001”, atribuye el aumento de los contratos indefinidos a la reducción de las cotizaciones empresariales por contingencias comunes, es decir, a la tarifa plana de 100 euros aplicada por el Gobierno.

El empleo en la construcción crece a doble ritmo que en la industria y los servicios

El empleo en la construcción crece a doble ritmo que en la industria y los servicios

Más sobre este tema
stats