Fondos europeos

Las pymes piden "discriminación positiva" con los fondos europeos por temor a que el Ibex acapare todo el dinero

Interior de una empresa de fabricación de perfiles metálicos en Toledo.
  • Este artículo está disponible sólo para los socios y socias de infoLibre, que hacen posible nuestro proyecto. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información que recibes depende de ti.

José María Compagni es empresario, docente universitario y secretario general de Fepyma, la Federación Española de Pymes Ascensoristas. Cuenta que el 20% del sector de fabricantes e instaladores de ascensores son empresas nacionales "autóctonas" y que las multinacionales solo ganan cuota de mercado en España por "absorción" de otras pequeñas. Con las primeras informaciones sobre la llegada de los fondos europeos NextGeneration EU (140.000 millones en los próximos seis años, la mitad ayudas directas), Compagni siguió las noticias con atención hasta que el Ministerio de Industria lanzó en diciembre pasado una consulta pública "para identificar proyectos tractores que modernicen la industria española". Y como ya se sabía que gran parte del dinero gravitaría en torno a la rehabilitación de vivienda -y el ascensor es un elemento central a la hora de garantizar accesibilidad-, Compagni ni se lo pensó.

"Elaboramos una manifestación de interés muy trabajada, con criterios de género e igualdad, medioambientales y digitales. Lo presentamos en Fepyma, unas 150 empresas medianas o pequeñas. No recibíamos noticias. Finalmente y tras mucho insistir con que queríamos reunirnos con el secretario general del ministerio [Raúl Blanco], nos dieron una reunión con otra persona menor en el escalafón. Seguimos sin noticias, y con la sensación de que van a acaparar todo las grandes...".

Es una sensación compartida en el mundo de la pyme, que lleva semanas revuelto por la intención de dos patronales de Madrid y Cataluña contrarias a la línea de CEOE de crear una organización empresarial alternativa, solo compuesta de pymes. Una de ellas, la catalana Pimec, es la mayor patronal de España con 130.000 socios. "El Ibex ha presentado Pertes (Proyectos estratégicos para la recuperación y transformación económica) por valor de 400.000 millones de euros, tres o cuatro veces la cantidad que recibirá España", comenta Jacinto Soler, director de Relaciones Institucionales de Pimec. 

"Es evidente que existe un riesgo", prosigue Soler. "Necesitamos un plan para digitalizar la pequeña y mediana empresa, programas específicos e incluso convocatorias públicas que hagan algún tipo de discriminación positiva en favor de la microempresa y la pyme". 

Hilario Alfaro, de Madrid Foro Empresarial, comparte ese desasosiego. "Están tardando en llegar los fondos a las pymes", deplora. "Muchos negocios no van a subsistir y aguantar. Tenemos dudas de la capilaridad de los fondos, de que lleguen solo a las grandes empresas. De los 27.000 millones que tienen que llegar en esta primera parte de 2021, las pymes ni los han olido. Repito, tenemos muchas dudas"

Todos los consultados recuerdan que las pequeñas y medianas empresas constituyen el 99,8% de las sociedades en España. "Y nuestra contribución al Producto Interior Bruto (PIB) es más alta aquí que en el resto de la Unión Europea", añade Alfaro. El Ministerio de Economía no ha hecho declaraciones a preguntas de este medio sobre el papel que jugarán las pymes con NextGeneration EU. 

Valga como ejemplo una de las propuestas que España ha enviado estos días a Bruselas, un campo totalmente vetado a las pymes: el cobro de peajes por utilizar cualquier autovía en España. A falta de definir el modelo (que podría ser público), en el pasado el pago por circular ha sido un negocio exclusivo de las concesionarias y grandes constructoras como Abertis, ACS, Ferrovial o FCC. Algunas con concesiones desde la Dictadura franquista prorrogadas hasta la actualidad, otras con la construcción y explotación de radiales que quebraron a partir de 2012 porque las previsiones de demanda estaban infladas. Ni rastro de pymes. 

El 99,8% de las empresas

La gobernanza de los fondos a escala estatal está regulada por el Real Decreto-ley 36/2020. Y nada más publicarse a finales del año pasado, el Ibex se ha movido muy rápido. Ya en octubre, Seopan, la patronal de las grandes constructoras, anunciaba que había presentado con Tecniberia hasta 2.277 proyectos financiables. Todas las grandes empresas han hecho sus ofertas y piden una ventanilla para reclamar los fondos. En marzo El Independiente calculó que las grandes firmas habían solicitado el 212% de los fondos que obtendrá España.

El portal OpenGenerationEU, que vigila la transparencia en el manejo de los fondos de recuperación, pide reservar contratos a las pymes. El portal reclama la "posibilidad de pensar un porcentaje de contratos reservados para pymes, autónomos y economía social". También solicita "establecer la reserva de un 10% de reserva del derecho a participar en los procedimientos de adjudicación de determinados contratos o de determinados lotes de los mismos a pymes, autónomos y empresas de la economía social". En este sentido, Jacinto Soler, de Pimec, reivindica la posibilidad de "crear consorcios de pymes". 

Ecologistas en Acción ha igualmente manifestado su preocupación, asegurando que el Real Decreto-ley 26/2020 "no garantiza suficientemente los principios de publicidad, concurrencia, objetividad, igualdad y no discriminación de acceso: no hay claridad en cómo podrán acceder pymes, personas autónomas o actores de la economía social y solidaria", dice Ecologistas aquí

Dejar atrás "las tendencias oligopólicas"

Mientras peleaba por reunirse con algún representante de Industria o del Gobierno para abordar un plan sobre ascensores, José María Compagni escribió un post relacionado con el tema en su blog: "Los políticos y funcionarios que deciden sobre los destinatarios de las ayudas de los fondos europeos de recuperación tienen la importante misión de identificar aquellos proyectos tractores que se basan en ecosistemas autóctonos, colaborativos e independientes", escribió el autor, que gusta de diferenciar entre pymes "dependientes" -viven exclusivamente de las grandes- e "independientes".

Compagni subrayó su apuesta de "promover casos de éxito de colaboración público-privada" para amarrar los fondos. "Por ejemplo", agregó, "en el sector de pymes ascensoristas se dan las condiciones idóneas para pasar de un sector progresivamente erosionado por las tendencias oligopólicas a un sector dinámico e innovador, basado en un ecosistema de pymes independientes".

Las 8 claves para que los fondos europeos lleguen a unas industrias culturales maltrechas

Las 8 claves para que los fondos europeos lleguen a unas industrias culturales maltrechas

Más sobre este tema
stats