LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
El cóctel del populismo: un tercio de descontento económico, dos de “amenaza a la nación y los valores”

Sindicatos

La quiebra del empresario a quien UGT quiere vender una de sus empresas causa un escándalo político en Bulgaria y Chipre

El secretario general de FeSP-UGT, Julio Lacuerda.

Cinco meses después de haber firmado un contrato para vender una de sus empresas, Foro de Formación, a una sociedad de participaciones financieras (soparfi) llamada Hispakol y radicada en Luxemburgo, el sindicato UGT aún no ha formalizado la operación. La firma ante notario estaba prevista para mayo, pero a día de hoy sigue pendiente de que Hispakol haga efectivo el pago, según explica Julio Lacuerda, secretario general de la Federación de Servicios Públicos de UGT (FeSP), de la que depende la empresa de formación.

Sin embargo, hay otros factores que han ralentizado y, quizá, terminen por dar al traste con la operación. El pasado miércoles Lacuerda destituyó de su cargo al gerente de Foro de Formación, Alejandro de Prado, quien ha estado al frente de la empresa desde hace más de una década. Además, su treintena de trabajadores lleva desde el mes de julio sin cobrar las nóminas. Y, para terminar de incendiar los miedos de la plantilla, ya en tensión desde la primavera, el sindicato ha presentado un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), que primero anunció como temporal pero esta misma semana ha convertido en un despido colectivo, tal y como han revelado a infoLibre fuentes internas de la empresa. UGT ofrece a los empleados indemnizaciones de 20 días por año de antigüedad, el mínimo establecido en la reforma laboral.

Preguntado por este periódico, Lacuerda asegura que Hispakol justifica el retraso en el pago porque el fondo de Nueva York al que ha pedido un crédito para comprar Foro de Formación “no se lo habilita”. infoLibre lleva días intentando sin éxito ponerse en contacto con el socio único de la sociedad luxemburguesa, Diego González Alonso, para conocer sus razones. Los trabajadores de la empresa de formación dicen no haber vuelto a ver a González Alonso ni a ninguno de los miembros de su equipo desde la pasada primavera, cuando aterrizaron en Foro para examinar las cuentas. Lacuerda, en cambio, mantiene que su última reunión con ellos fue el pasado lunes.

A las suspicacias que despertó en la plantilla la venta a una sociedad radicada en un país famoso por sus ventajas fiscales y sin experiencia alguna en el sector de la formación, se le sumaba el hecho de que, en junio de 2015, la CNMV había publicado una advertencia sobre New York Securities Bank Funds Management (NYSB), una agencia de intermediación financiera de la que este español era administrador único: NYSB carecía de autorización para prestar servicios de inversión en España. Se trataba de lo que se conoce como un chiringuito financierochiringuito financiero.

210.000 búlgaros y chipriotas sin seguro 

El caso es que al mismo tiempo que se disponía a firmar la operación ante notario, Diego González Alonso acumulaba serios problemas en otra de las empresas de su diversificado grupo, que incluye sociedades en República Dominicana, Chipre, Bulgaria, Letonia, Brasil y Miami (EEUU). En Chipre, el Insurance Companies Control Service de Chipre, el órgano regulador de los seguros, le prohibió seguir operando en la isla, donde posee una aseguradora, Olympic Insurance Company. El regulador le revocó la licencia por que incumplía los requisitos mínimos de capital para cubrir las pólizas. Tres meses después, el regulador de Bulgaria repetía la medida con la filial de Olympic en ese país.

Pero si en Chipre Diego González dejó a 10.000 ciudadanos sin seguro, en Bulgaria el número de afectados alcanza los 200.000. Según han publicado los medios locales, la aseguradora de González Alonso consiguió hacerse con un 10% de cuota de mercado ofreciendo precios low cost para sus seguros de automóvil. En total, el valor de las pólizas que se han quedado sin cobertura alcanza los 20,45 millones de euros. La Comisión de Supervisión Financiera (FSC) búlgara calcula que Olympic debe 4,78 millones de euros a los contratantes de sus pólizas por las cuotas pagadas hasta el momento.

El escándalo, por tanto, ha sido considerable. El pasado 17 de agosto, los perjudicados por la quiebra de Olympic se manifestaron con sus coches ante el Parlamento búlgaro, amenazando con dejar allí los vehículos cuando a medianoche vencieran sus pólizas. Desde ese momento, no podían circular con ellos sin seguro, a riesgo de ser multados. La Cámara interrumpió sus vacaciones para celebrar una sesión extraordinaria el martes siguiente. Ese mismo día, la vicepresidenta de la Comisión de Supervisión Financiera, Ralitsa Agayn, presentó su dimisión. La víspera, el fiscal general del Estado, Sotir Tsatsarov, había ordenado a la agencia de inteligencia del país que investigara si la Comisión de Supervisión Financiera vigiló adecuadamente las actividades de Olympic Insurance desde que se implantó en Bulgaria en 2009.

El asunto, además, ha caldeado las relaciones entre los dos países. En las fechas siguientes, se sucedieron las reuniones entre los ministros de Exteriores de Chipre y Bulgaria, quienes discutían qué país debe hacerse cargo de las compensaciones a los ciudadanos perjudicados. El Fondo de Seguros del Automóvil chipriota sólo tiene obligación de resarcir a quienes tengan sus coches matriculados en la isla, lo que deja desamparados a los 200.000 búlgaros sin póliza: el fondo con que cuenta el país eslavo para estos supuestos carece de dinero suficiente para hacer frente a un volumen tan grande de damnificados. Mientras, Chipre ha nombrado un liquidador provisional para que administre la aseguradora.

Aunque ahí no acaban los problemas de Diego González Alonso, al menos a tenor de lo que algunos medios búlgaros y chipriotas están publicando tras la quiebra de Olympic. El periódico online Bivol.bg ha relacionado al español y su aseguradora con empresarios y testarrefos de la mafia búlgara. González Alonso compró Olympic en 2016, pero la compañía había sido fundada en 1995 en Chipre. Según ha comprobado infoLibre, en el Registro Mercantil de la isla figuran como directores Diego González y Jorge González García, quien en el registro español aparece como consejero delegado de Aerlyper y consejero de Ambartel, dos firmas adquiridas por el primero que se encuentran en liquidación apenas dos años después de su compra. También era administrador único de otra firma de González Alonso, Integral de Gestiones Societarias. El secretario del consejo es un chipriota, Angelos Panayi.

Pero en la filial búlgara trabajaron antes de que el español comprara la matriz chipriota ejecutivos como Krum Dimitrov Krumov, que según Bivol.bg es el actual director Bul Ins, una aseguradora a la que el medio digital relaciona con dos jefes del crimen organizado del país eslavo. Bivol llega a preguntase si Diego González es un “hombre de paja” de los dueños de Bul Ins. Los periodistas al cargo de esta página web viven fuera de Bulgaria por las amenazas que han recibido tras publicar las relaciones entre mafias locales y políticos. Por sus trabajos de investigación, Bivol recibió en 2010 el Premio Leipzig de Medios de Comunicación, con el que también han sido galardonados Roberto Saviano, Anna Politkóvskaya y Seymour Hersh, entre otros.

No descarta la venta a Hispakol

Julio Lacuerda asegura, en declaraciones a este periódico, que desconocía los aprietos de Diego González Alonso en Chipre y Bulgaria. “Es muy probable que no vendamos [Foro de Formación a Hispakol]”, apunta, “me temo que no van a comparecer si tienen tantos problemas”. También dice que carece de “medios para investigar” y que González Alonso no le ha contado nada sobre la quiebra de Olympic. Aunque advierte de que no se va a “casar con él”, tampoco descarta que termine vendiéndole la empresa: “Si me trae el dinero, lo ingresa en una cuenta y el dinero es de curso legal, me parecerá bien”.

El dirigente sindical destaca que una de las condiciones del contrato firmado con Hispakol es que ésta mantenga los empleos. Pero cuando se le pregunta por la responsabilidad de dejar a los trabajadores en manos de un empresario con problemas de solvencia y relaciones poco claras responde que “ésa no es la cuestión”. “Yo no soy el responsable de eso ni de la nueva formulación de la formación en nuestro país”, protesta, “serán ellos los que incumplan el contrato”.

El responsable de FeSP-UGT dice que esperará esta semana y la próxima, “quizá lo que queda de este mes, pero no más” para que Hispakol haga efectivo el pago al que se comprometió en el contrato. Pero, como “los plazos ya están vencidos”, puede quedar libre de sus compromisos enseguida y vender la empresa a cualquier otro posible interesado, sostiene. Lacuerda cifra en 6,5 millones de euros el precio acordado y asegura que la operación no incluye a FuitecFuitec (Fundación para la Innovación y la Tecnología), a la que se trasladó hace unos años parte de la plantilla inicial de Foro de Formación. Uno de sus patronos es el recién destituido Alejandro de Prado.

“El ERE es al margen de la venta”, continúa Lacuerda. “Foro sigue siendo nuestra y tenemos que gestionarla, y como pasa por dificultades, debemos tomar decisiones que no nos gustan”, justifica. “No tengo por qué dejar el grifo abierto y que se me inunde la casa”, resume. Es decir, UGT no va a seguir poniendo dinero en la empresa. Desde que fue destituido De Prado, Julio Lacuerda es el gerente de Foro de Formación, según explica él mismo. “Yo no soy un empresario, que quede claro, y seré un poco más exigente con la ley que un empresario normal, por nuestra condición de sindicato”, subraya, para prometer a continuación que cumplirá con la ley “a rajatabla” y que no le va a deber “ni una peseta a nadie”.

Las empresas de Diego González Alonso

Cuando UGT anunció a la plantilla la venta de la empresa, infoLibre habló con Diego González. El financiero se presentaba como abanderado en España de un proyecto de una universidad de Miami para impartir en todo el mundo formación sobre la tecnología BIM (Building Information Modeling), un sistema integrado de aplicaciones de diseño y modelado para ingeniería y arquitectura. La universidad, que será on line, aún no tenía licencia, admitió entonces González Alonso, que esperaba obtenerla, no obstante, antes de fin de año. “Será la primera universidad BIM del mundo”, resaltó. Hasta ahora, Foro de Formación se ha dedicado a impartir cursos de formación para el empleo, desde certificados de profesionalidad hasta cursos de posgrado en colaboración con el Instituto Universitario Ortega y Gasset, adscrito a la Universidad Complutense.

UGT desiste de vender una de sus empresas de formación a una dudosa sociedad radicada en Luxemburgo

UGT desiste de vender una de sus empresas de formación a una dudosa sociedad radicada en Luxemburgo

Según relataba entonces el financiero, adquirió en 2014 “la estructura” de Hispakol, que había sido constituida un año antes en Luxemburgo por una empresa panameña, un abogado marbellí, otro de Costa de Marfil y un empresario español. “No tenía razón de ser crear la sociedad en España porque no era un proyecto español, sino internacional, tengo más firmas fuera de España que aquí, no hay nada oculto”, recalcaba.

González Alonso incluía entre sus negocios empresas de minería y tecnología. En España compró una firma de mantenimiento y reparación de avionetas, Aerlyper, y otra de servicios técnicos de ingeniería, Ambartel. Ninguna de ellas se encuentra activa, mientras sus extrabajadores les reclaman en los tribunales finiquitos e indemnizaciones. A la primera la Dirección General de la Guardia Civil le reclama 32.429 euros por el “daño y perjuicio” que ha ocasionado la “incorrecta ejecución” de un contrato que firmó con ella para comprar unos sistemas de misión para sus helicópteros, tal y como publicó el BOE el pasado día 12.

Diego González no quiso revelar a este periódico en qué jurisdicción extranjera tenía licencia bancaria NYSB, el chiringuito financiero denunciado por la CNMV en 2015. Pero, según la web búlgara Bivol, fue constituido en las islas Caimán y también tiene licencia en las islas Comoras, un archipiélago en el océano Índico, en el sureste de África. El financiero también aseguró que NYSB “ya no tiene actividad bancaria”. Pero en el registro mercantil español figura NYSB Consulting International SL como sucesora de NYSB Funds Management y con domicilio social en Santa Cruz de Tenerife. Con esa misma marca, NYSB, Diego González Alonso y su socia, Jocelyn Patricia Smythe Cortés, tienen o han tenido empresas en República Dominicana –seguros y reaseguros–, Miami y Hertfordshire (Reino Unido). Esta última figura como disuelta desde noviembre de 2013. Además, en Brasil ha abierto una filial de Hispakol, dedicada a la consultoría empresarial, y otra firma de seguros, Olympic Brasil Seguros. Según el primer diario e Chipre, Phileleftheros, Hispakol compró en 2017 empresas de seguros en América Latina por importe de 150 millones de euros.

Más sobre este tema
stats