PRIMERO DE MAYO

Toxo: “Nos merecemos otro destino y otros gobernantes”

Toxo: “Nos merecemos otro destino y otros gobernantes”

CCOO y UGT han celebrado su Primero de Mayo en Madrid con un ojo puesto en las próximas elecciones. Tanto Ignacio Fernández Toxo como Cándido Méndez han invitado a los trabajadores a convertir 2015 en el “año del cambio”, de los “actores”, precisó el líder de CCOO, y de las “políticas económicas y sociales”, apuntó el secretario general de UGT.

Tras una manifestación menos concurrida que en años anteriores y que recorrió el centro de Madrid hasta terminar en la Puerta de Sol, ambos dirigentes sindicales comenzaron sus discursos apelando a la dignidad del trabajo, “que empieza con el derecho a un empleo y a un vida digna”, indicó Fernández Toxo. Cándido Méndez, por su parte, lamentó que aún en el siglo XXI haya que seguir reclamando lo mismo que en el siglo XIX, la redistribución más equitativa de la riqueza, “una obra desgraciadamente bloqueada por las políticas de austeridad europeas”.

Muy crítico con el Gobierno, el líder de CCOO criticó a Mariano Rajoy por haber prometido la víspera que España va a ser “el campeón mundial del crecimiento” al tiempo que prevé para 2018 una tasa de paro del 15%, “tres puntos superior a la media de la UE”. “¿Es eso todo lo que puede ofrecer a la sociedad, una estadística de desempleo tan raquítica?”, preguntó. Según recalcó, sólo habrá recuperación real cuando los españoles “recuperen los estándares de calidad de vida que tenían antes de la crisis, empezando por el empleo”. Tras los recortes en educación, sanidad y dependencia, además del paro y la precariedad del empleo que se crea, Fernández Toxo volvió a preguntarse cómo es posible que, “con ese bagaje”, el PP “reclame cuatro años más de gobierno para continuar con la misma dinámica”. “Nos merecemos”, abundó, “otro destino y otros gobernantes”.

Méndez puso el foco en la “volatilidad” de los empleos de cuya creación presume el Gobierno. “¿Qué salarios tienen, qué derechos generan, cuánto cotizan?: son por horas, de escasa calidad y no generan cotizaciones para el sistema público de pensiones”, se contestó. A su juicio, “todo empieza por el trabajo”, que a su vez genera “derechos y protección, acceso a la educación y a la sanidad”. Por eso, el dirigente de UGT se lamentó de que la sociedad española haya quedado “herida en los elementos más formidables que refuerzan las instituciones democráticas”. El resultado, dijo, es un preocupante aumento de la desconfianza.

El pacto con la patronal, aún el aire

En los discursos de ambos, al igual que en las pancartas de los manifestantes, estuvieron presentes los conflictos de Coca-Cola, de las subcontratas de Movistar o la huelga en Correos del próximo lunes. También el pacto sobre salarios y negociación colectiva pacto sobre salarios y negociación colectivaque UGT y CCOO no acaban de cerrar con la CEOE. “No habrá acuerdo si no hay recuperación de la capacidad adquisitiva de los salarios”, advirtió una vez más Fernández Toxo. El pacto, que debería haberse firmado a principios de año, acumula ya un considerable retraso y mantiene al ralentí la firma de los convenios colectivos. Los sindicatos, no obstante, aún se han dado “un par de semanas” más para alcanzar un acuerdo.

A la manifestación acudieron este año los candidatos del PSOE al Ayuntamiento, Antonio Miguel Carmona, y a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo; de IU a la Comunidad, Luis García Montero, así como la responsable socialista de Empleo, Mari Luz Rodríguez, y el coordinador general de IU, Cayo Lara. Pocas banderas de Podemos pudieron verse entre los manifestantes. Dos horas antes del comienzo de la convocatoria de UGT y CCOO, Pablo Iglesias se había unido a los trabajadores de las subcontratas de Movistar en la Gran Vía de Madrid, que llevan en huelga indefinida desde hace casi un mes.

En Barcelona se han manifestado cerca de 56.000 personas según los sindicatos y 10.000 según la Guardia Urbana, convocados por UGT y CCOO. En la misma ciudad, la CGT ha reunido a un millar de manifestantes, en lo que se convirtió en una protesta contra el ingreso en prisión el próximo viernes de ocho personas por el asedio al Parlamento catalán en junio de 2011.

También en Madrid, el sindicato USO reunió a unas 2.000 personas. Su secretario general, Julio Salazar, ha reclamado también “cambios sustanciales”, que beneficien prioritariamente a las personas.

Toxo cree que Sordo es "lo que el sindicato necesita" y que su primer hito "importante" será el techo de gasto

Toxo cree que Sordo es "lo que el sindicato necesita" y que su primer hito "importante" será el techo de gasto

Más sobre este tema
stats