LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
La especulación y el rentismo siguen dominando el mercado de la vivienda tras el fin de las 'golden visa'

Crisis del coronavirus

Biden ordena la vacunación de todos los trabajadores federales para "garantizar la salud y seguridad"

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden.

infoLibre

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha ordenado este jueves la vacunación contra el covid-19 de los empleados federales con el fin de "garantizar la salud y la seguridad" vacunación contra el covid-19tanto de ellos como de los ciudadanos a los que atienden, según recoge Europa Press.

Biden ha emitido una orden en la que ha destacado que la política de su Administración pasa por detener el avance de la enfermedad, y especialmente de la variante Delta, con "medidas de salud públicas basadas en la ciencia" y en concordancia con la determinación de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), pertenecientes al Departamento de Salud, sobre el hecho de que "la mejor manera de frenar la propagación del covid-19 (...) es vacunándose".

"Es esencial que los empleados federales tomen todas las medidas disponibles para protegerse y evitar transmitir covid-19 a sus compañeros de trabajo y miembros del público (...) He determinado que, para promover la salud y seguridad de la fuerza laboral federal y la eficiencia del servicio civil, es necesario exigir la vacuna covid-19 para todos los empleados federales", ha aseverado el presidente estadounidense.

Asimismo, ha matizado que cada agencia del Gobierno implementará "en la medida que sea compatible con la Ley" un programa de vacunación para sus empleados antes de los próximos siete días a la publicación de esta orden.

Países Bajos impone desde este sábado el uso obligatorio del pasaporte de vacunación contra el covid-19

Países Bajos impone desde este sábado el uso obligatorio del pasaporte de vacunación contra el covid-19

Con esta medida, la Administración del presidente Biden pretende hacer frente a la pandemia e impulsar el ritmo de vacunación contra una enfermedad que mata a una media de 1.500 estadounidenses al día y que, además, está poniendo en peligro el proceso de recuperación económica del país. De este modo, se contradice la norma anterior decretada por el Gobierno de Estados Unidos que permitía que los empleados públicos no se vacunasen si utilizaban las medidas de protección adecuadas y presentaban pruebas negativas de detección del virus.

"Sabemos que el aumento de las vacunas detendrá la propagación de la pandemia, la controlará y devolverá a la gente a la vida normal"propagación de la pandemia, ha afirmado la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, en una conferencia previa a la publicación de la orden. "Ese es nuestro objetivo", a apuntado. Así, esta medida afectará a, aproximadamente, cien millones de estadounidenses, 80 millones de ellos se enmarcan dentro de la medida que obliga a que todas las empresas con al menos cien empleados deban exigir vacunas o los empleados deberán someterse a pruebas periódicas, según detalla la cadena CBS.

"Mi trabajo como presidente es proteger a todos los estadounidenses (...) El Departamento de Trabajo está desarrollando una regla de emergencia para exigir a todos los empleadores con 100 o más empleados, que en conjunto emplean a más de 80 millones de trabajadores, que se aseguren de que sus fuerzas laborales estén completamente vacunadas o muestren una prueba negativa al menos una vez a la semana", ha dicho el presidente.

Más sobre este tema
stats