Crisis humanitaria

Guerra de cifras: ¿cuántos refugiados han desembarcado en Europa?

Refugiados llegan a las costas griegas.

Solène Patron

Existe la guerra de las imágenes. Con fotografías de decenas, centenares, miles de personas hacinadas en barcos a la deriva en el Mediterráneo. Personas que intentan cruzar las aguas sea como sea para llegar a un destino mejor. Pero también existe la guerra de las cifras. Políticos, asociaciones, periodistas. Todos dan su propia estimación del número de migrantes y refugiados que han llegado a Europa desde el principio del año. Cifras dispares que contribuyen a reforzar la complejidad de esta crisis.

La organización que se encarga de evaluar las llegadas de refugiados a Europa es el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), que trabaja en estrecha relación con el Ministerio de Asuntos Exteriores. El organismo evalúa a diario el desplazamiento masivo de personas provocado por guerras y conflictos.

A partir de enero de 2015, los agentes de ACNUR fueron los primeros testigos del increíble aumento de las llegadas de refugiados a las costas mediterráneas. Para evaluar este fenómeno, reciben datos del Ministerio de Interior de Italia, de la Policía española, de la policía migratoria de Malta… Un conjunto de cifras que permite al organismo proponer estimaciones de la crisis bastante fiables.

381.442 personas han cruzado el Mediterráneo en 2015

En total, hasta el 9 de septiembre, 381.442 personas habían cruzado el Mediterráneo para llegar a Europa, según el último recuento publicado en la página web del organismo. Una cifra que no deja de aumentar, día tras día, y que contrasta con las declaraciones del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, que ha pedido a los estados miembros de la UE que reubiquen a 160.000 refugiados llegados a Italia, Grecia y Hungría. 

El recuento de ACNUR muestra que, desde el mes de enero, el número más importante de refugiados ha venido de Siria. En este país, arruinado por una guerra civil que dura ya cinco años, la situación humanitaria es tan catastrófica que la ONU reconoce automáticamente a cada sirio que huye de su país como refugiado.

Los sirios representan el 54% de los refugiados que han cruzado el mar este año. Los afganos son el 14% y los eritreos el 7%. Más bajos son los porcentajes de los refugiados originarios de Nigeria, Pakistán, Somalia, Irak, Sudán, Gambia y Bangladesh.

258.365 personas, es decir, la inmensa mayoría de estos refugiados, han llegado a Europa a través de las islas griegas de Quíos, Samos, Kos, y sobre todo Lesbos. En esta isla de 85.000 habitantes, 122.400 personas han llegado desde el mes de enero. Las fuerzas de seguridad y las autoridades locales están tan desbordadas que el Gobierno ha anunciado que, durante los próximos días, enviará varios barcos a Lesbos para trasladar a unos 10.000 refugiados al continente.

130.000 en agosto

Desde julio, las llegadas de refugiados no dejan de aumentar y desbordan a los gobiernos europeos y a las autoridades locales. Según el último recuento de ACNUR, 75.500 personas han llegado a las costas europeas este mes de julio, contra menos de 30.000 en 2014. Un aumento que se ha confirmado en agosto, puesto que más de 130.000 personas han cruzado el mar para llegar a Europa. 

El grueso de estas entradas se han producido en Grecia puesto que más de 107.000 personas han llegado a sus costas en agosto, una cifra que supone multiplicar por 15 veces los números de ese mismo periodo en 2014 y el 82% del total de las entradas en agosto.  Estas cifras representan el mayor incremento desde el principio de la crisis migratoria en la UE, según los datos de ACNUR.

2.850 personas al menos han muerto en el intento en 2015

Además de las llegadas, el balance de ACNUR incluye datos sobre las muertes en el Mediterráneo, muy difíciles de cuantificar. Este año, 2.850 personas habrían perdido la vida al intentar alcanzar Europa, según estas estimaciones. Una cifra muy similar a la del mismo periodo de 2014, a pesar del enorme incremento en las entradas. El refuerzo de la vigilancia en el Mediterráneo por parte de la UE puede explicar en parte la moderación de las cifras. 

Otra explicación proviene de los métodos de cálculo de este organismo. Para evaluar los muertos, los agentes de ACNUR utilizan una inmensa variedad de fuentes, entre ellas testimonios de supervivientes y declaraciones de gobiernos, guardacostas y marineros. Declaraciones parciales que impiden una evaluación precisa de estos fallecimientos. Lo que es seguro es que muchas más de 2.850 personas han perdido la vida en las aguas del Mediterráneo este año.

Los efectos de limitar la inmigración en la UE: recorte de los derechos de sus ciudadanos

Los efectos de limitar la inmigración en la UE: recorte de los derechos de sus ciudadanos

Más sobre este tema
stats