Afganistán

Los talibanes entran en Kabul y el presidente de Afganistán huye del país

Familias desplazadas de las provincias del norte se refugian en un parque público en Kabul.

infoLibre

Los talibán han recuperado el poder en Afganistán tras 20 años de conflicto, después de una ofensiva fulgurante que les ha llevado a reconquistar la práctica totalidad de las capitales de provincia del país solo diez días después del comienzo de la retirada definitiva de las fuerzas internacionales, hasta culminar, este domingo, en el comienzo de las negociaciones para una rendición "pacífica" de Kabul, según recoge Europa Press. Los insurgentes anunciaron su entrada definitiva para evitar "saqueos" consecuencia de lo que perciben como un vacío dejado por las fuerzas de seguridad y, a última hora de la tarde, comunicaron que ya han accedido al Palacio de Gobierno, horas después de que el presidente afgano, Ashraf Ghani, haya huido del país. 

Los acontecimientos se han precipitado en las últimas horas, desde que los talibán han asumido por completo el control del norte del país con la toma de la ciudad de Jalalabad y cerrado su cerco a la capital, coincidiendo con el inicio de la evacuación de la Embajada de Estados Unidos en Kabul, una operación en la que participan 5.000 militares norteamericanos.

A primera hora de la mañana, tras anunciar en un comunicado que todo el país se encontraba ya bajo su control, la cúpula talibán ha apostado a sus combatientes en el extremo oeste de la ciudad y ha procedido a emprender negociaciones con el Gobierno afgano para garantizar la rendición incruenta de la ciudad. "Todas las partes del país han quedado bajo el control del Emirato Islámico", de acuerdo con un comunicado publicado por su portavoz habitual, Zabihulá Muyahid, en su cuenta de Twitter, usando la denominación empleada por el grupo.

Ante este anuncio, el ministro del Interior en funciones de Afganistán, Abdul Sattar Mirzakwal, ha informado del inicio de las conversaciones en un "entorno seguro y pacífico" para organizar un ejecutivo de transición en el país. Minutos antes de la declaración, la cadena Al Arabiya ha confirmaba la llegada en los últimos minutos de una delegación talibán al Palacio Presidencial para discutir los términos de la entrada definitiva de los insurgentes en la capital.

Ghani abandona Afganistán

Horas después, se confirmaba que el presidente Ghani había abandonado este domingo el país. El que fuera su gran rival político y ahora negociador jefe del Gobierno afgano con los talibán, Abdulá Abdulá, ha confirmado la salida del mandatario, a quien se ha dirigido ya como "expresidente". Abdulá ha transmitido un mensaje de calma y espera que "este día y esta noche tan difíciles" para el país pasen pronto y que la gente vea "días de paz", según un vídeo recogido por la cadena afgana Tolo News. La información inicial procedió de dos fuentes de la misma cadena afgana, según las cuales Ghani se habría marchado acompañado de un estrecho círculo de colaboradores.

Previamente, habría entregado las competencias sobre la autoridad de las negociaciones con los talibán a los líderes políticos del país, según explicó el ministro de Defensa en funciones, Bismila Mohammadi. El presidente afgano se habría dirigido a Tayikistán, según ha confirmado un asesor cercano del mandatario a la cadena india WION News, sin dar más detalles.

En esta misma declaración, las autoridades afganas han anunciado la creación del llamado Consejo de Coordinación que se encargará de gestionar "una transferencia pacífica de poder". Este consejo estará formado por el expresidente afgano Hamid Karzai, el negociador jefe del Gobierno afgano en las conversaciones de paz con los talibán, Abdulá Abdulá, y el antiguo señor de la guerra y líder de Hezb-e-Islami, Gulbuddin Hekmatyar, una de las figuras muyahidin de más relevancia durante la guerra contra la Unión Soviética en los ochenta.

La misión de este organismo será la de "prevenir el caos y reducir el sufrimiento de la gente, y para administrar mejor los asuntos relacionados con la paz y la transferencia pacífica" de poder en el país, en especial tras la salida del presidente Ashraf Ghani en las últimas horas.

Los talibán entran en Kabul para "evitar saqueos"

La situación se encuentra en un momento de espera y las partes no esperan una solución inmediata. El portavoz internacional de los talibán, Suhail Shahein, cree que la transición será "cuestión de días", según ha declarado a la BBC, antes de asegurar a la población de Kabul que "sus propiedades y sus vidas están a salvo". Asimismo, los insurgentes han garantizado a la población su seguridad al afirmar que no están buscando "vengarse de nadie" y que "todos los funcionarios civiles y militares permanecerán a salvo".

Durante la tarde, y tras conocerse la salida de Ghani, los talibán han anunciado su entrada definitiva en Kabul para evitar "saqueos" consecuencia de lo que perciben como un vacío dejado por las fuerzas de seguridad. De acuerdo con el portavoz habitual de los talibán, Zabihulá Muyahid, tras recibir confirmación de que las fuerzas de seguridad habían abandonado partes de la capital y sus puestos de control, las fuerzas de los talibán han entrado en la zona para evitar "el caos y los saqueos".

Tras el anuncio talibán, Mirzkwal ha anunciado este domingo el comienzo de un toque de queda nocturno en Kabul para proteger a la población. El toque de queda comenzará a las 21.00 hora local (las 18.30 hora peninsular española) y afectará a todas las zonas de la capital, de acuerdo con el anuncio recogido por Khaama Press.

Tensión en Kabul

Frente a una posible entrada por la fuerza en la capital, los responsables de la organización talibán "ordenan a todas sus fuerzas que se coloquen a las puertas de Kabul y que no intenten entrar en la ciudad" para evitar un derramamiento de sangre a la espera del inicio de un proceso de negociación para tomar la ciudad de manera incruenta. "Dado que la capital es una ciudad grande y densamente poblada, los muyahidines del Emirato Islámico no tienen la intención de entrar en la ciudad por la fuerza, sino de entrar pacíficamente en Kabul", explica la nota.

Sin embargo, la tensión en la capital está por las nubes: a los atascos de tráfico provocados por el éxodo de buena parte de la población, se suma la posibilidad de enfrentamientos esporádicos a pesar de que los talibán han garantizado que no entrarán de lleno en la ciudad hasta que culminen las negociaciones. Los insurgentes talibán se encuentran apostados en los distritos de Kampany y Barchi, aproximadamente en el extremo oeste de la ciudad, en medio de la aparición de banderas talibán en uno de los distritos metropolitanos ubicados cerca de la universidad de Kabul, de acuerdo con las fuentes de la agencia oficial de noticias rusa Sputnik.

Para rematar su victoria, los talibán también han conquistado este domingo la base aérea de Bagram, en su día el gran centro de coordinación militar de Estados Unidos en Afganistán, y han aprovechado para liberar a miles de presos de la cárcel local. Según fuentes locales de Sputnik, todos los presos han sido liberados. Se estima que había 5.000 reclusos en la cárcel de la zona, entre ellos talibán y elementos yihadistas de Estado islámico. Las tropas de Estados Unidos terminaron a principios de julio su retirada de esta base, la mayor en Afganistán, situada unos 70 kilómetros al norte de la capital.

EEUU alerta de disparos en el aeropuerto de Kabul 

Con respecto a las posiones extranajeras en el país, y según fuentes de CNN, Estados Unidos tiene intención de retirar a todo su personal de la Embajada en Kabul en las próximas 72 horas, a pesar de que en un primer momento se había comprometido a mantener una presencia mínima imprescindible. De acuerdo con estas fuentes, la mayoría del personal de la Embajada irá al aeropuerto de Kabul para viajar de regreso a Estados Unidos, y solo un pequeño número se quedará en el aeropuerto. Si todo sale según lo previsto, la Embajada de Estados Unidos en Afganistán quedaría cerrada a partir del martes.

La propia Embajada de Estados Unidos en Kabul ha informado a última hora de este domingo de que la situación de seguridad en la capital de Afganistán ha cambiado "rápidamente", después de que supuestamente se hayan registrado disparos en el aeropuerto. "Hay informaciones de que se ha producido un tiroteo en el aeropuerto; por lo que estamos pidiendo a los ciudadanos estadounidenses que se mantengan en un lugar seguro", señala en un breve aviso.

No obstante, el portavoz de los talibán ha asegurado que todas las delegaciones diplomáticas e instituciones extranjeras en Kabul, así como sus trabajadores, "no se enfrentarán a ningún peligro" "Aseguramos a todas las embajadas, centros diplomáticos, instituciones y lugares y ciudadanos extranjeros en Kabul que no se enfrentarán a ningún peligro", ha escrito en Twitter Mujahid. "Que permanezcan en Kabul con plena confianza, las fuerzas del Emirato Islámico tienen la tarea de fortalecer la seguridad de Kabul y de las demás ciudades", ha añadido el portavoz de los talibán.

Horas antes, fuentes oficiales estadounidenses bajo condición de anonimato informaron al New York Times de que el enviado especial de Estados Unidos para Afganistán, Zalmay Khalilzad, había pedido a los talibán que no entren en la capital hasta que Estados Unidos concluya las evacuaciones. Khalilzad, según las fuentes del medio, esperaba convencer a los líderes talibán de que la Embajada debe permanecer abierta y segura si el grupo espera recibir ayuda financiera estadounidense y otra asistencia como parte de un futuro Gobierno afgano.

En una entrevista esta tarde, el secretario de Estado, Antony Blinken, ha señalado que Washington mantendrá presencia diplomática en Kabul hasta que los talibán se hagan con el control de la capital y ha recalcado que el estado actual de la retirada estadounidense no es como la caótica salida de Vietnam en 1975: "Esto no es Saigón". "Estamos reubicando a hombres y mujeres de nuestra Embajada a una localización en el aeropuerto", ha contado a CNN. "A medida que continuamos reduciendo nuestra presencia diplomática, lo hacemos de manera segura y ordenada y al mismo tiempo mantenemos una presencia diplomática central en Kabul", ha asegurado.

España acelera sus planes de evacuación

En el caso de España, el Gobierno está acelerando al máximo sus planes de evacuación de los españoles que aún se encuentran en Afganistán, incluido el personal de la Embajada, así como los traductores que asistieron a las tropas y los cooperantes españoles en los últimos años. El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, José Manuel Albares, anunció el viernes el inicio de dicho plan, si bien las fuentes han confirmado que por ahora no ha comenzado la evacuación propiamente dicha, sino que se están cerrando todos los detalles con el Ministerio de Defensa, que es el que procederá a la misma.

La evacuación, han señalado las fuentes, se producirá "en cuanto las circunstancias lo permitan", teniendo en cuenta en todo momento la seguridad de las personas a las que se prevé evacuar y con la premisa, expresada por Albares, de "no dejar a nadie atrás". Así, la previsión es poder sacar de Afganistán a los seis españoles que se tiene constancia de que aún permanecían en el país, junto al personal de la Embajada -que actualmente se limita al embajador saliente, Gabriel Ferrán y su segundo y a los policías que la custodia-.

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá este lunes

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas se reunirá este lunes para tratar la evolución de Afganistán. Las delegaciones de Noruega y Estonia ante la ONU, de las que ha partido la solicitud de reunión, han confirmado en sus redes sociales la cita del lunes, que arrancará a las 10.00 hora de Washington (18 hora en España). También Rusia había mostrado su interés por reunir al principal órgano ejecutivo de la ONU.

El director del Departamento para Asia del Ministerio de Exteriores, Zamir Kabulov, había confirmado a la agencia Sputnik que su Gobierno estaba "trabajando" en esta convocatoria. Kabulov ha indicado que, a diferencia de otros países, Rusia todavía no tiene previsto evacuar al personal su Embajada. "No estamos preparando la evacuación del personal de la Embajada", ha indicado.

La ONU se reúne este lunes tras la entrada de los talibanes en Kabul mientras los países siguen evacuando sus embajadas

La ONU se reúne este lunes tras la entrada de los talibanes en Kabul mientras los países siguen evacuando sus embajadas

Más sobre este tema
stats