Municipales en Francia

El Frente Nacional, a la conquista de los ayuntamientos

El resultado de la primera vuelta de las elecciones municipales, celebradas el pasado domingo 23 en Francia, confirma el avance del Frente Nacional. La formación ultraderechista no solo ha obtenido más apoyo que en los comicios de hace seis años, sino que ha alcanzado resultados históricos. La formación lepenista se sitúa con ello a la cabeza en varias ciudades, sobre todo del sureste (Aviñón, Fréjus, Tarascon, Beaucaire, Saint-Gilles) y del sur (Perpiñán, Béziers) de Francia, pero también toma posiciones en el este del país (Forbach o Hayange). Además, el secretario general del Frente Nacional, Steeve Briois, ha conquistado en la primera vuelta Hénin-Beaumont, ciudad de 25.000 habitantes [próxima a la frontera con Bélgica] donde la presencia ultraderechista se remonta a muchos años atrás.

A excepción de una localidad, donde la candidata del FN ha quedado eliminada en la primera vuelta, todos los cabezas de lista han obtenido buenos resultados en las municipales del domingo. En numerosas ciudades del sureste del país, la derecha ha desaparecido del mapa, mientras que el Frente Nacional se ha convertido en la primera fuerza política. Marine Le Pen se había fijado como objetivo obtener más de 1.000 consejeros municipales [a la sazón, encargados de elegir a los alcaldes] frentistas y veía “factible la victoria” en alrededor de “10 a 15 ciudades”. Cuando apenas habían transcurrido cuatro horas desde el cierre de los colegios electorales, en la noche del domingo al lunes, el Frente Nacional ya sumaba 456 consejeros municipales.

El FN concurrirá en la segunda vuelta en más de un centenar de localidades. Mejora así los resultados obtenidos en 1995, cuando, en la segunda vuelta, optó a la alcaldía de 119 ciudades de más de 30.000 habitantes. Hay que tener en cuenta que había presentado candidatos en 595 localidades, una cifra récord si se compara con las listas de 2001 –año en el que concurrió con 200 listas–, con el año 2008 –82 listas– y con 1995 –cuando presentó 537 listas–. En las elecciones municipales de 1995, se alzó con la victoria, entre otras, de Tolón, ciudad próxima a Niza de más de 100.000 habitantes.

En los platós de televisión y en los estudios de radio por los que se prodigó en la noche del domingo Marien Le Pen, evocó -ante los líderes de la UMP y del PS tocados por los resultados–, “el fin de la bipolarización de la vida política” y se felicitó por el “aumento excepcional del Frente Nacional”. “El FN es una gran fuerza nacional. Ser la formación más votada en un número tan importante de ciudades es la prueba de que el FN está aquí para quedarse”, dijo, tras advertir de que los electores “no responderán a la tentación […] de meterles miedo”.

Su brazo derecho, Florian Philippot, vicepresidente del partido y candidato en Forbach, ciudad próxima a Alemania, aseguró en France 2 que el voto del FN “había calado” y se había “profesionalizado”. “Marie Le Pen puso toda la carne en el asador cuando llegó a la cabeza del Frente Nacional en 2011 y ahora estamos obteniendo los resultados”, aseveró. Tras ser preguntado por el “frente republicano” que se está organizando en algunas ciudades, Philippot lo calificó de “un frente de amigotes”, “un frente de candidatos salientes que se aferran al sillón”.

Norte

Presentada desde hace varios años como “laboratorio” del Frente Nacional, la localidad de Hénin-Beaumont [próxima a la frontera belga] supone un gran triunfo para la ultraderecha. El secretario del FN y cabeza de lista, Steeve Briois, obtuvo el 50,26% de los votos en la primera vuelta y, con ello, la alcaldía. Supera así al alcalde saliente, que contaba con el respaldo del Partido Socialista, los Verdes (EEELV) y el Partido Comunista Francés (PCF), que sumaron el 32,04%.

Briois, muy satisfecho con su victoria, dio por finalizado así “el reinado socialista” y los “chanchullos del antiguo alcalde”. “Vamos a recuperar la confianza de nuestros conciudadanos traicionados, abandonados, que ya no creían en política, en el debate político”, prometió.

Steeve Briois, hombre próximo a Marine Le Pen, oriundo de la que fue ciudad minera de Pas-de-Calais, se presenta desde 1995 como cabeza de lista en esta ciudad erigida en símbolo de la progresión frentista en territorio de la izquierda. La propia Marine Le Pen aterrizó allí también en 2007, donde fue consejera municipal hasta 2011. En cada convocatoria electoral, el partido lepenista había mejorado sus resultados con respecto a los comicios precentes: el 29,3% en las legislativas de 2007, el 28,53% en las municipales de 2008, el 48,2% en las legislativas de 2012 y el 35,48%, en las presidenciales.

El FN también pugnará por la alcaldía de Lille en la segunda vuelta, una situación completamente nueva en esta importante ciudad del norte de Francia. En Roubaix, localidad socialista donde el Frente Nacional obtuvo casi el 20% de los sufragios, se quedó a tan solo 180 votos del PS.

Nordeste

En Forbach, en la cuenca minera del Mosela (22.000 habitantes), el vicepresidente del Frente Nacional, Florian Philippot, logró el 35,8% de los votos, derrotando con ello al alcalde socialista saliente.

Sudeste

En la región de Provenza-Alpes-Costa Azul, el Frente Nacional ha avanzado en varias ciudades. Especialmente en Vaucluse, donde el FN ha conseguido varios diputados y consejeros generales estos últimos años.

En Aviñón, ciudad en manos de la derecha desde 1995, el FN ha registrado un resultado histórico en la primera vuelta: el 29,8% de los votos, seguido de cerca por la candidata socialista (29,54%). El partido ultraderechista solo había obtenido un 9% en las municipales de 2008 –la UMP de Nicolas Sarkozy consiguió el 39,2% y 22,05% en las legislativas de 2012–. Estos resultados están directamente relacionados con el hundimiento de la UMP y de su candidato Bernard Chaussegros, que no consiguió más que el 20,91% de los sufragios emitidos.

Sur

Aquí es donde se ha producido uno de los mayores avances del Frente Nacional. En Beziers, el FN acudirá a la segunda vuelta del próximo domingo tras obtener el 44,88% de los votos. Todo parece indicar que se alzará con la victoria y, a estas horas, el candidato del partido lepenista en Beziers, Robert Ménard, no ha dudado en hacer un llamamiento a los electores de izquierda para que lo voten “en la segunda vuelta”.

En Perpiñán, Louis Aliot, vicepresidente del Frente Nacional, registró el 34,2% de los votos, frente al 32,7% obtenido en 1995 y el 24,4% conseguido en las legislativas de 2012. El número dos del FN supera en casi 4 puntos al alcalde saliente de la UMP, muy por delante del candidato de la coalición de izquierdas.

Oeste

El Frente Nacional también se ha hecho un hueco en tres ciudades de Bretaña. En Fougères, Saint-Brieuc y en Lorient, especialmente en esta última localidad ha logrado mejorar su resultado en más de 4 puntos con respecto a las legislativas de 2012.

En Limoges, el partido lepenista ha obtenido casi el 17% de los sufragios, todo un récord. El alcalde socialista saliente deberá vérselas en una segunda vuelta por primera vez desde 1995, tras hundirse en la primera vuelta (30,11% de los votos).

Sin embargo, si hay una ciudad donde el Frente Nacional no avanza, esa es en París. El Frente Nacional contaba con “jugar una baza importante” en la capital francesa, pero gracias a que la derecha llegaba dividida a las urnas, ha obtenido unos resultados por debajo de lo que preveían las estimaciones. Aunque en París el electorado también ha castigado la política gubernamental de los socialistas, los resultados registrados en los 20 distritos evidencian la derrota de la coalición formada por la UMP y el centro (Movimiento Demócrata y Unión de Demócratas e Independientes). La lista de la UMP-MoDem-UDI, encabezada por Nathalie Kosciusko-Morize, ha obtenido el 35,64% de los votos, frente al 34,4% cosechado por la socialista hispanofrancesa Anne Hidalgo, informa Ellen Salvi.

Frente a la deriva electoral del PS y a la probable reconquista de la derecha, ¿qué ha sucedido con los partidos de izquierda no socialista? Solo la ciudad de Grenoble parece representar una esperanza de alternativa creíble al Partido Socialista. En esta ciudad de 160.000 habitantes, la lista integrada por los ecologistas y respaldada por el Partido de Izquierda (PG) y colectivos ciudadanos ha superado en 4 puntos al PS (29,4% frente al 25,3%). “Todo lo que dijimos sobre la necesidad de reinventar la izquierda se constata en este resultado”, afirma entusiasmada la número dos de la lista, Élisa Martin, del PG. “La derecha está movilizada, mientras que el PS se hunde”, mantiene Marie-Pierre Vieu, dirigente del Partido Comunista Francés, que concurría con los socialistas, informa Stéphane Alliès. “Sin embargo, este hundimiento no conlleva el trasvase de votos a la izquierda. No basta con deslegitimar al PS para mejorar nuestros resultados; es necesario reorientar la acción de gobierno”, apostilla Martin.

Traducción: Mariola Moreno

El fundador de Reporteros sin Fronteras, alcalde por el Frente Nacional

El fundador de Reporteros sin Fronteras, alcalde por el Frente Nacional

Más sobre este tema
stats