LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Cómo hace negocios la élite: Peninsula emplea a los hijos de Sarkozy, del expresidente de Repsol y de Borja Prado

Galicia

"No formamos parte del botín": los periodistas de la radiotelevisión de Feijóo se manifiestan hartos de la manipulación

Trabajadores de CRTVG se manifiestan por la manipulación informativa de su cadena.

El Comité Intercentros de la Corporación de Radio y Televisión de Galicia (CRTVG) y el Comité de empresas de RTVE en Galicia han convocado para este sábado 8 de septiembre en Compostela una manifestación para reivindicar "la dignidad de los medios públicos de comunicación". Esta marcha completa cuatro meses de protestas de los trabajadores del ente público gallego: cada viernes, y siguiendo el ejemplo de los Viernes Negros de RTVE –suspendidos desde el pasado 13 de julio-, los empleados se enfundan ropa negra para denunciar la manipulación y reclamar el fin de la injerencia política del gobierno de la Xunta encabezado por Alberto Núñez Feijóo.

Bajo el lema Por la dignidad de los medios públicos Por la dignidad de los medios públicos, la marcha comenzará a las 10:30 en las instalaciones de la CRTVG, pasará también por la sede de RTVE y finalizará hacía las 12:30 en la plaza de Praterías de la capital gallega. La convocatoria también incluye un llamamiento a la ciudadanía ya que entienden que "nuestro compromiso como trabajadores de los medios públicos no es tanto con la audiencia como con el conjunto de la sociedad gallega".

En un manifiesto publicado este viernes titulado Defende a Galega, los trabajadores de la radiotelevisión gallega recuerdan que desde hace 16 semanas llevan intentando "llamar la atención" sobre "la manipulación informativa, el desmantelamiento de los medios públicos y las dificultades crecientes para desarrollar el trabajo con criterios profesionales". "Cuando un partido político, una corporación, una minoría organizada o el propio gobierno se infiltra de tal forma en la Televisión de Galicia o en la Radio Galega que es capaz de imponer sus criterios de selección de noticias, su argumentario o sus intereses particulares, los medios públicos pierden su razón de ser. Se pervierte el derecho a la información y mengua la calidad democrática de la sociedad", aseguran los trabajadores en este manifiesto: "Se corrompe nuestro trabajo: no sabemos ya para quien lo hacemos o lo sabemos demasiado bien".

 

Las denuncias de manipulación en la radio y la televisión autonómica se han convertido en una constante durante los últimos meses. El pasado mayo, sus trabajadores dieron el paso de sumarse a los Viernes Negros contra la manipulación informativa, impulsada originalmente por TVE. Pocas semanas después, ya en junio, las protestas se recrudecieron tras la liquidación de Diario Cultural, un programa cultural emblemático con 28 años de historia, y de las desconexiones locales a un año de las municipales. "Estamos hartos de soportar este constante control y manipulación, somos profesionales de larga trayectoria y hasta aquí hemos llegado", denunció Concha de la Fuente, miembro del Comité Intercentros de la radio y televisión autonómica, el pasado mes de junio en infoLibre.

Este malestar entre los trabajadores se tradujo en la renuncia de Tati Moyano y Alfonso Hermida de seguir presentando el Telexornal de la noche en protesta por la manipulación en la que está sumida la cadena pública. Semanas después, la periodista volvió a los titulares ya que la dirección le abrió un expediente sancionador de falta muy grave con amenaza de despido "por haberse posicionado públicamente a favor de la pluralidad y la imparcialidad en los medios públicos".

Además, el Comité Intercentros ha solicitado en diversas ocasiones la dimisión del director general del ente, Alfonso Sánchez Izquierdo. Una de las últimas veces fue el pasado mes de octubre de 2017, tras la oleada de incendios que azotó Galicia. Los empleados denunciaron entonces la escasa y tardía cobertura de la tragedia por parte de los medios públicos. El directivo, por su parte, reivindicó "un buen trabajo con errores".

Una ley de medios que no se cumple

Asimismo, recuerdan la aprobación hace siete años de una ley de medios impulsada por el propio PP que no se está cumpliendo: "pedimos sólo eso: que se desarrolle la ley, que se cumpla. Una ley que combatió en la calle el personal de la CRTVG y que no se cumple precisamente en los puntos que velan por la pluralidad e imparcialidad editorial". También piden que se recuperen las delegaciones que se cerraron en 2010 para poder "ser los primeros en llegar a la noticia y contarla de la mejor manera posible".

 

La inexistencia de un modelo independiente de gestión de los medios públicos cobra especial importancia en una comunidad en la que las empresas informativas privadas son muy dependientes del dinero de la Xunta. El apoyo del Gobierno de Feijóo a los medios privados ha ido en aumento en los últimos años: el líder conservador gallego repartió en 2017 medio millón más que en 2016 (1,13 millones de euros) apelando a la necesidad de tener "medios plurales e independientes". "La CRTVG no forma parte del botín que se llevan los partidos que ganan las elecciones. No podemos permitirá que la dependencia del gobierno de la Xunta o de las formaciones políticas se haga crónica en los medios públicos gallegos". Y advierten: "los propios partidos son conscientes de la gravedad de la situación".

Los trabajadores de la radiotelevisión gallega también aspirar a "competir en el mismo espacio de comunicación que los otros medios". Su objetivo, explican, es dirigirse "al mayor público posible y hacerlo además con una oferta diferenciada, la propia de un medio público".

El manifiesto termina dirigiéndose directamente a los espectadores y oyentes, pero también a "todos que no nos ven ni nos oyen": "Hagan valer el derecho ciudadano de disponer de unos medios de comunicación públicos de calidad y combativos con la precariedad laboral y de recursos. No nos den por perdidos. Lo podemos hacer".

La televisión de Feijóo prohíbe a sus periodistas lucir incluso fuera de cámara las camisetas de protesta contra la manipulación

La televisión de Feijóo prohíbe a sus periodistas lucir incluso fuera de cámara las camisetas de protesta contra la manipulación

Más sobre este tema
stats