Acoso a la televisión pública

Periodistas denuncian tras 160 'venres negros' la "parcialidad" en la televisión gallega ante la Defensora del Pueblo

Trabajadores de la CRTVG este viernes con motivo de un nuevo 'venres negro'

Trabajadores de la radiotelevisión gallega, la Compañía de Radio Televisión de Galicia (CRTVG), organizados en la plataforma Defende a Galega, presentan este viernes una queja ante la valedora do Pobo, la defensora del Pueblo en Galicia, María Dolores Fernández Galiño, por el "reiterado incumplimiento" de la ley de medios aprobada en el Parlamento autonómico en noviembre de 2011. Tras tres años denunciando cada viernes, los conocidos como venres negros que ya suman 160, solicitan ahora el amparo de esta institución porque "el derecho a recibir información veraz es un derecho fundamental" y porque "los medios públicos gallegos tienen que serlo".

"Buena parte de los principios inspiradores de la norma son incumplidos a diario por la CRTVG, especialmente aquellos que hablan de preservar la objetividad, imparcialidad, veracidad y neutralidad informativa", aseguran en la queja Defende a Galega ante la Defensora del Pueblo. Según denuncian los trabajadores de la TVG, la dirección del ente público "continúa incumpliendo disposiciones muy relevantes" del articulado de una ley de medios que está a punto de cumplir una década de su aprobación.

En concreto, Defende a Galega señala directamente a las relativas a la elección y duración del mandato del director general y destaca que Alfonso Sánchez Izquierdo lleva en el cargo desde 2009, es decir, "casi doce años ejerciendo esta responsabilidad de forma interina". Por esto, solicita a la Defensora del Pueblo que urja al Parlamento y en especial al PP, que cuenta con mayoría en la Cámara, que proponga un candidato para que "pueda ser nombrado conforme lo establece la ley de medios".

Defende a Galega también destaca la falta del establecimiento de un estatuto profesional y de un consejo de informativos, o la creación de una autoridad audiovisual independientes. Estos son "aspectos clave" para que la corporación "pueda contar con la independencia necesaria para cumplir su misión de servicio público".

Prácticas de "ocultación y censura informativa" a favor del PP

Explican que se llevan a cabo prácticas sistemáticas de "ocultación y censura informativa siguiendo tácticas sistemáticas cuando se trata de noticias contrarias a los intereses de la Xunta, del PP gallego o del PP". Además, resaltan que, cuando se incluyen este tipo de informaciones, se colocan "habitualmente" en el final de los informativos "la mayoría de las veces acompañadas de noticias negativas bien para los intereses del Gobierno central o de los partidos que lo conforman".

Asimismo, también destacan que omite la obligatoriedad de ser "el reflejo del pluralismo ideológico, político, cultural y social de Galicia". Consideran que con esta deriva se corre el riesgo de "facilitar el desmantelamiento", que también denuncian desde Defende a Galega. "Comenzó con la supresión de las delegaciones territoriales de Pontevedra, A Mariña y Ferrol hace una década y que continúa hoy con la eliminación de las desconexiones locales, ignorando, por lo tanto, mucha de la información que está más cerca de los gallegos", explican en la queja. Este proceso estaría justificado, según la plataforma de trabajadores, por la "creciente percepción social" de la "inutilidad" del ente público.

Abusiva utilización de castellano e incumplimiento de normas básicas de igualdad

En el escrito ante la Defensora del Pueblo también dedican un apartado al uso del idioma gallego en la CRTVG. "Aunque recientemente se pusieron en marcha iniciativas a favor de la difusión de la lengua, detectamos una utilización abusiva tanto del castellano tanto en la radio como en la televisión pública", aseguran y ponen como ejemplo la entrevista realizada en diciembre de 2020 en Radio Galega al exalcalde de A Coruña, Francisco Vázquez.

También destacan la ausencia "clamorosa" de programación infantil. "Durante años, la TVG desarrolló una importante labor de difusión del gallego entre la población de menos edad, infancia y adolescencia, a través del programa Xabarín Club, que marcó a toda una generación de gallegos", explican para detallar que, en la actualidad, ha pasado de ser un programa de referencia a "morir en el segundo canal".

Por último, Defende a Galega destaca el incumplimiento de las normas básicas para promover la igualdad. "La supuesta preocupación contrasta con algunas de las prácticas que se llevan a cabo, bien por la falta de control de los contenidos externalizados o bien por orden expresa de lso responsables de informativos y programas". En concreto, los trabajadores recuerdan la encerrona machista en el espacio Land Rober, presentado por Roberto Vilar, que forzó el pasado mes de abril un encuentro para que una joven que asistía como público volviera con su expareja, un hombre que ejercía sobre ella presuntamente violencia de control.

Los periodistas de RTVE, sumidos en el desconcierto

Los periodistas de RTVE, sumidos en el desconcierto

Más sobre este tema
stats