PORTADA DE MAÑANA
Ver
El tribunal que vigila los contratos de Madrid avisa del "incremento sustancial" de los pagos fuera de control

Acoso a la televisión pública

Somoano y Gundín han eliminado en tres años cualquier rastro del equipo que llevó a los informativos de TVE a la cima profesional

La presunción de que en los informativos de TVE se estaría montando una redacción paralela, con personal adicto y dócil a la actual dirección, tuvo este lunes "confirmación absoluta", según los sindicatos, órganos internos de representación, y los propios periodistas, con el anuncio de once nuevas contrataciones externas, con solo un nombre procedente del banco de datos interno, siendo la gran mayoría de ellos antiguos trabajadores de Intereconomía. Un anuncio que ha provocado la repulsa general entre los colectivos profesionales en lo que es un paso más en la conformación de una redacción que ejecute sin protestas las indicaciones políticas emanadas desde la dirección, primero con Julio Somoano, y ahora, con mayor virulencia, de la mano de José Antonio Álvarez Gundín. 

Media mañana de este lunes. infoLibre tiene conocimiento de una propuesta de contratación externa de 11 periodistas para los Informativos de TVE. La comunicación llega al comité de empresa de Madrid a través de la Dirección de Recursos Humanos. Inmediatamente, este medio se pone en contacto con Maite Martín, secretaria general de CCOO en RTVE, y con Miguel Ángel Curieses, que ocupa el mismo puesto en UGT. Ambos sindicatos son los mayores en representación y ambos confirman la noticia mientras muestran su repulsa a lo que consideran una constatación de los planes de la dirección para montar una redacción paralela.

En línea similar se manifesta CGT y todos coinciden en la necesidad de convocar actos de protesta. A mediodía, y mientras se publica en infoLibre la noticia, se reúne el Consejo de Informativos, que coincidirá con los sindicatos en la condena de esas contrataciones. Poco antes de las 14.00 horas, mientras la redacción "echa humo", según la gráfica descripción de uno de sus miembros, en el correo interno y en las redes sociales se multiplica el mensaje de #NoalaRedacciónParalela. A esa hora, la dirección hace público un comunicado en el que habla de "refuerzo de los servicios Informativos ante el denso año electoral", y habla de "un gran esfuerzo para ofrecer la mejor cobertura con mejoras tecnológicas y en la página web", antes de explicar que "se procede a la contratación de 11 profesionales, 7 interinos y 4 eventuales, con el objetivo de contribuir al mejor funcionamiento de las distintas áreas informativas [...].  De estas 11 contrataciones puntuales, cuatro salen del banco de datos y el resto obedece al criterio de periodistas con una acreditada trayectoria profesional y con contrastada experiencia para que el resultado y la calidad de los informativos no se resientan".

A las 15 horas se inicia el Telediario 1. Al finalizar la emisión, los periodistas se ponen en pie, dan la espalda a la zona de dirección, y guardan un minuto de silencio para mostrar su oposición. Según los sindicatos, tan sólo uno de los contratados procede del banco de datos y buena parte del resto procede de Intereconomía. Mientras la noticia se multiplica en los distintos medios, el diario digital especializado en televisión Bluper publica el origen laboral de cada uno de los contratados: Alicia Gracia Morales (presentadora de Intereconomía), Susana Burgos Mazón (tertuliana y directora de Informativos de Intereconomía), Alejandra Alloza Lafuente (TVE, Periodista Digital, presentadora de Intereconomía...), Susana Castellón (TPA, Veo7, Cope...), Miguel Ángel Garrido Simón (banco de datos de TVE), Marina Vila Menor (RTVE, Antena 3...), Marta Salas Castañeda, Elena Mata Mayrand (Expansión TV, Intereconomía...), Rosa Tenorio VIan (Efe, ayudante de realización en Intereconomía), Carles Marín Lladó (Antena 3, Onda Cero...) y Myriam Noblejas Benito (Punto Radio).

Somoano desmonta la etapa anterior

Cuando, en el verano de 2013, Julio Somoano llega a Torrespaña, procedente de Telemadrid, trae con él a José Gilgado como segundo e inicia un cambio en la edición de los telediarios, y las principales áreas. Desconoce profesionalmente a la plantilla y pretende buscar nombres fundamentalmente en Radio Nacional, que dirige en ese momento Manuel Ventero, a cuyas órdenes había trabajado en su paso por la emisora pública. En esos primeros tiempos de Gobierno del PP, Somoano intenta que los cambios sean en los cargos más importantes y que los sustitutos originen el menor rechazo posible. Pero la consigna es eliminar la cúpula que ha gobernado los informativos durante toda la etapa anterior, en la que han recibido centenares de premios, incluido el de Mejor Telediario del Mundo, pero que son mirados con desconfianza, cuando no aversión, desde el Partido Popular.

Así, sitúa a Enrique Muñoz, procedente de Radio Nacional, en el Telediario 1 en sustitución de Elena Ochoa. Muñoz deja el cargo de editor de Madrid a Raúl Díaz; Ángeles Bandrés se hace cargo del fin de semana y Sergio Martín del canal 24 horas. Tambien de Radio Nacional trae Pedro Carreño como responsable de El debate de la 1.María Eizaguirre sustituye a José Luis Regalado en el TD2. Víctor Guerrero se incorpora como editor del informativo matinal y Josefa Paredes pasa a ser directora de Informativos de rtve.es.

Los cambios no son vistos con agrado por buena parte de la redacción, pero en estos primeros momentos responden –al menos en apariencia– a la necesidad de rodearse de personas de confianza en el primer escalón de mando. Cierto que han sido desplazados Xabier Fortes (responsable de La noche en 24 horas), Alicia Gómez Montano (directora de Informe Semanal, a quien sucede Jenaro Castro, el editor de Alfredo Urdaci) o Ana Pastor (cabeza visible de Los desayunos de TVE), a los que hay que sumar huida a la Ser de Pepa Bueno, editora y presentadora del Telediario 2 y pronto habrá baile de presentadores y corresponsales. Pero las señales de alarma se producirán meses después, cuando el Consejo de Informativos "expresa su preocupación ante la noticia de posibles contrataciones de personas externas a RTVE para ocupar puestos específicos en la redacción de los Telediarios". "Consideramos –decía el Consejo– que puede tratarse de un paso más hacia la creación de una redacción paralela, siguiendo la pauta de otras malogradas televisiones públicas, como Canal Nou y Telemadrid, por lo que solicitamos la suspensión de cualquier trámite para la contratación de personas externas para desempeñar funciones especialmente sensibles que pueden realizar periodistas de TVE con preparación y experiencia demostrada". Una declaración que es apoyada por quinientas firmas de profesionales.

Entretanto, las denuncias por malas prácticas informativas, con censura de noticias, ausencia de temas desfavorables para el PP y manipulación de múltiples informaciones han ido sucediéndose hasta el punto de que el órgano de representación de los periodistas ofrece una rueda de prensa, en la sede de la Asociación de la Prensa de Madrid, para "denunciar a la opinión pública la utilización partidista y progubernamental de los Servicios Informativos del medio público" en el que trabajan. "Tras dos años de malas prácticas profesionales, denunciadas de forma reiterada en los informes y dictámenes del Consejo de Informativos, los niveles de manipulación y censura han hundido la credibilidad de TVE y la acercan peligrosamente a los modelos de Telemadrid o Canal 9 –señalaban los profesionales–. La contratación de personal externo y su nombramiento para responsabilidades editoriales, cuando existe personal interno altamente cualificado, supone además de un agravio para los trabajadores, un gasto injustificado al que debe hacer frente toda la sociedad en estos momentos de graves dificultades económicas".

Gundín llega "sin complejos"

En esas fechas, el último trimestre de 2014, abandona la presidencia de la Corporación Leopoldo González-Echenique y le sustituye José Antonio Sánchez, el ex director general de Telemadrid que había protagonizado el despido de más de ochocientos trabajadores. Julio Somoano es destituido de la dirección de Informativos, a la que accede el jefe de Opinión de La Razón, José Antonio Álvarez Gundín, recibido con el exiguo apoyo del 3,75% por ciento de los periodistas de TVE. Los nombramientos de Carmen Sastre y José Gilgado como máximos responsables son contestados por la redacción y el Consejo de Informativos, pero Gundín no tiene complejos a la hora de rodearse de personas adictas a sus instrucciones.

Antes de que acabe noviembre, se les comunica su destitución a los jefes de las áreas de Internacional, Cultura y Sociedad (Diego Arizpileta, Manuel Román y Mavi Doñate, respectivamente). Serán sustituidos por Alejandro Alcalde, María José Ramudo y Francisco Arjona. Inmediatamente, la jefa de Economía, Silvia Rodríguez, dimite ante la decisión de que cesaran sus dos adjuntos, Iñaki Rodríguez y Ángeles Sánchez. En Nacional sigue Javier Alcalá, aunque las dos adjuntas a este departamento, Begoña Alegría y Yolanda Ferrer, también han sido relevadas. Para sustituir a la responsable de Economía se sabrá después que ha sido elegida Cecilia Gómez Salcedo, la firmante en su día del email en el que se descalificaba a varios miembros del Consejo de Informativos.

Tres días después son apartadas de su puesto Silvia García Vega y Cristina Ortiz, adjuntas a la responsable de Sociedad. Al tiempo, han anunciado su dimisión los dos adjuntos de Internacional, Iñigo Herraiz y Carolina Pecharromán. En definitiva, en tan sólo dos días, José Ántonió Álvarez Gundín ha eliminado a jefes y adjuntos de Internacional, Economía, Sociedad, la ya citada Nacional y Cultura.

En los días posteriores se cesa a Ricardo Villa, el creador de la exitosa página web, o al director de RTVE en Cataluña, sustituido por Eladio Jareño, hasta entonces jefe de comunicación de la presidenta del PP catalán. Lo que ya se denomina, dentro y fuera de TVE, como "purgas" llegan hasta la redacción de a pie: Juan Carlos González, la persona que se ocupaba de información laboral y cubría las noticias sobre datos de empleo, es destinado al programa dedicado a las personas sordas.

A las sucesivas purgas se han sumado ahora las contrataciones externas de personal "de toda confianza". Una realidad que resume el Consejo de informativos cuando afirma que "todo parece indicar que, con el dinero de todos los españoles, se pretende crear un aparato de propaganda al servicio del Partido Popular". El órgano de representación de los periodistas concluye que "esta ola de contrataciones sigue, como venimos denunciando hasta hoy, la senda de Telemadrid: arrinconar a los profesionales con trayectoria y sustituirlos por personas sin experiencia en la empresa y afines ideológicamente, comprometiendo así la independencia de TVE". Es lo que en Telemadrid o Canal Nou se conoció como "redacción paralela".

Más sobre este tema
stats