Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Las tendencias tecnológicas en 2021

"Con la pandemia hay tecnologías que han llegado para quedarse": 2021 será más digital, más móvil y… ¿más seguro?

  • Según un estudio de la consultora McKinsey, en los meses de marzo, abril y mayo se avanzó cinco años en la adopción digital
  • "Con el teletrabajo hemos visto cómo se ha tenido que legislar para controlar algo que nos ha llegado de golpe", reconoce Laura Pérez Altable, que insiste en que es "urgente y necesario" hablar de las desigualdades que abren las tecnologías en la sociedad
  • 2020 ha sido el año del "boom para el entretenimiento digital en el hogar", explica César Córcoles, que asegura que en 2021, aunque las cifras de contenido en streaming van a bajar, estarán "muy por encima de las de 2019"
  • El Internet de las cosas depende ahora de "redes obsoletas": "Hasta que el 5G no esté extendido poco se podrá hacer. Y para esto estamos hablando de que faltan 3 o 4 años", reconoce Javier Casares
  • Publicamos esta información en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información que recibes depende de ti.

Publicada el 03/01/2021 a las 06:00
Una mujer hace una foto a una pintura de una Gioconda con un móvil y una mascarilla, obra del grafitero TV Boy llamada 'Mobile World Virus', en referencia a la cancelación del Mobile World Congress a causa del coronavirus, en Barcelona/Catalunya (España) a 20 de febrero de 2020.

Una mujer hace una foto a una pintura de una Gioconda con un móvil y una mascarilla, del grafitero TV Boy, con motivo de la cancelación del Mobile World Congress de 2020 que se iba a celebrar en Barcelona.

EP

Ninguna de las predicciones de Silicon Valley realizadas para el 2020 se acercaron lo más mínimo a las tendencias que han marcado un año ya superado. La irrupción del coronavirus en enero y los confinamientos prácticamente en todos los países del mundo a partir de marzo tiraron por la borda los vaticinios de los gurús de la meca de la tecnología y los planes de todas las compañías del sector. De la noche a la mañana, medio planeta se quedó en casa con todo lo que ello suponía: teletrabajo, educación a distancia, más ocio online... Según un reciente estudio de la consultora McKinsey, las primeras ocho semanas de la pandemia, es decir, entre los meses de marzo, abril y mayo, se avanzó cinco años en la adopción digital. Asimismo, un informe de App Annie señala que durante estos últimos meses, el uso de los dispositivos móviles se ha adelantado de dos a tres años, acelerando así la transición a un mundo cada vez más dominado por las pequeñas pantallas de los smartphones.

Este 2020 deja así un nuevo escenario mucho más digital y más móvil en el que las empresas del sector se han visto reforzadas durante estos meses. Ahora, estas compañías encaran el nuevo año, como el resto, tras doce meses nada fáciles, con muchas de sus estrategias tiradas a la basura y de completa y total búsqueda de la adaptación a la nueva normalidad. "He de confesar que los primeros días del confinamiento de marzo tenía mis dudas de si aguantaríamos a nivel tecnológico al tener a todo el mundo conectado a la misma vez, pero sí, y eso demuestra que las infraestructuras que tenemos son buenas", reconoce Laura Pérez Altable, doctora en Comunicación e investigadora de la Universitat Pompeu Fabra. Pero pone en duda "cómo se adaptarán a un entorno postcovid". "El fin de la pandemia no quiere decir que dejemos de utilizar todo lo que hemos usado en 2020, pero sí lo haremos en menor medida", pronostica.

Estas empresas, además de ofrecer y mejorar sus servicios, han hecho un recorrido muy similar al resto. Aunque, la diferencia es que, en su caso, el salto al teletrabajo "ha sido más fácil porque su oficina está donde está el portátil y el wifi", explica César Córcoles, profesor de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). Opinión similar tiene Javier Casares, experto y administrador de sistemas, que añade, por esta razón, que en lo que más están trabajando para el 2021 es en la mejora de "la seguridad, pero también la privacidad". "El trabajo en remoto, que se ha extendido este 2020, ha sido un punto de inflexión para darse cuenta de que muchas de las herramientas que usamos no son tan seguras como parecen y que a veces la privacidad brilla por su ausencia", admite, en clara referencia a las brechas de seguridad que afectaron en Zoom.

Así, nueve meses después y con los programas de vacunación ya en marcha, el sector tecnológico en modo teletrabajo total se enfrenta a las incógnitas de un 2021 que estará marcado por la evolución del covid-19 y por el enigma de quién ganará la batalla entre los métodos de la nueva normalidad y las viejas costumbres. "Es difícil predecir tendencias en la situación en la que nos encontramos. Pero sí que hay cosas que, debido a la pandemia, han llegado para quedarse y se afianzarán el año próximo", explica Pérez Altable. A pesar de lo difícil que es aventurar el futuro en un mundo más cambiante que nunca, repasamos cuáles serán las principales en este ámbito durante el próximo año:

El teletrabajo (y todo lo que conlleva) seguirá siendo clave

El teletrabajo, el otro gran protagonista de este 2020, ha cambiado y está cambiando "las maneras de hacer", argumenta Córcoles. "Irse de la oficina tiene muchos efectos positivos, comenzando por reducir tiempos de desplazamiento para empleados, y una consecuencia también positiva sobre la polución en las zonas urbanas afectadas, pero la comunicación cambia de manera radical, trayendo cambios positivos pero también negativos", reconoce este experto, que recalca el aumento considerable del uso de las videoconferencias.

"Hemos aprendido a usar Zoom, hemos sacado el polvo a nuestra cuenta de Skype... Las comunicaciones interpersonales son cada vez más a través de una pantalla. Y las empresas que las desarrollan, además de tener un pico de trabajo desmesurado, han visto crecer su negocio de la misma forma y han hecho avanzar sus funcionalidades de manera muy acelerada", asegura este profesor de la UOC. Pérez Altable le suma a Google Meet. "Aunque eran herramientas que ya llevaban con nosotros mucho tiempo, con la pandemia nos hemos visto abocados a usarlas de manera habitual. Y no solo a nivel profesional. Creo que el uso de estas aplicaciones a nivel personal también se afianzará", afirma esta experta.

Pérez Altable apunta también hacia la necesidad de legislar para no perder derechos con la tecnología. "Con el teletrabajo hemos visto un ejemplo de cómo se ha tenido que llevar a cabo una legislación exprés, claramente insuficiente, para controlar algo que nos ha llegado en esta pandemia de golpe", reconoce, al tiempo que insiste en este punto que es "urgente y necesario" hablar de las desigualdades que abren en la sociedad. "No todo el mundo tiene un ordenador en casa para conectarse o conexión a internet o, simplemente, no puede teletrabajar. Creo firmemente que el teletrabajo es un lujo", explica, refiriéndose también a las brechas abiertas en la educación a distancia. Por eso, tal y como señala Córcoles, este año ha existido un "repunte enorme" en la adquisición de ordenadores en los hogares tras "mucho años de caída sostenida”.

Seguirá el ocio casero: más streaming y más videojuegos

2020 ha sido el año del "boom para el entretenimiento digital en el hogar", expone el profesor Córcoles. Y en 2021, estas plataformas de vídeo bajo demanda y de juegos mantendrán su ritmo de crecimiento. "Es evidente que el aumento de los contenidos en streaming y los videojuegos está muy asociado al hecho de que hemos pasado casi la mitad del año confinados y el resto de meses, desde marzo, disminuyendo la interacción social presencial. Pero sí creo que, aunque no con estos niveles, seguiremos consumiendo este tipo de contenidos", reconoce Pérez Altables.

Opinión muy similar mantiene Córcoles, que señala a que, aunque las cifras de consumo van a bajar "a medida que nos vacunemos y podamos salir a calle y socializar cara a cara", se mantendrán "muy por encima de donde estaban en 2019". "La normalidad hará que muchas personas no tengan la misma cantidad de tiempo libre, pero sí que nos han enseñado que eso existe y que están ahí", asegura Casares, que apunta que plataformas como Netflix, HBO, Amazon Prime o Disney+ ya han hecho una apuesta "clara" por este tipo de contenidos.

Pérez Altables también destaca que si las empresas y organizaciones "son hábiles" pueden aprovechar esta vía para "tener otra vía de ingresos". Y pone un ejemplo: "La Opera Royal House retransmitió en streaming por 16 libras, y esto hace un año era impensable… La emisión en streaming no va a desplazar al contenido presencial, pero sí va a sumar". La clave puede ser usar una fórmula mixta y apostar por ambos formatos.

Pero durante el confinamiento no sólo se vieron series y películas. Se consumieron muchas horas de videojuegos. Aunque es un sector que lleva mucho tiempo en auge, el covid-19 "ha aumentado exponencialmente" su uso, sobre todo en streaming, explica Pérez Altables. Sobre todo, destacan en este apartado los eSport que tienen, según reconoce, "un gran negocio detrás". Y también un gran recorrido.

Comprar a golpe de clic

Una de las tecnologías que más se ha incorporado sin que la sociedad se haya casi ni percatado es el pago por tarjeta. "España es uno de los países de la UE en los que más se usa el dinero en efectivo y esto ha hecho que nos obliguemos a usar más la tarjeta", argumenta Casares sobre la recomendación de no usar ni billetes ni monedas en tiempos del coronavirus. Esta pérdida de miedo a este tipo de pago también ha provocado, según este experto, que se haya dado "un paso adelante" en comprar "casi cualquier cosa por Internet". "Una vez que hemos descubiertos las bondades, y los problemas, del comercio en línea, difícilmente volveremos a los niveles de 2019, aunque naturalmente vamos a volver a las tiendas físicas", reconoce Córcoles, que señala que gracias al covid, en 2021 se alcanzarán cuotas que las empresas calculaban que se llegaría en "cuatro o cinco años".

Pérez Altable, por su parte, cree que las tiendas físicas se seguirán llenando, pero sí que el comercio electrónico ha llegado en este 2020 a "un grupo de población que sin pandemia hubiera sido muy complicado". Para esta profesora, ha sido fundamental para continuar teniendo recorrido "más allá del covid-19" que ha sido capaz de demostrar que es "seguro y cómodo". Y será clave el papel que jueguen las redes sociales. "La aparición de Instagram Shopping es importante para las pequeñas marcas y tiendas", explica esta experta, ya que este tipo de plataformas "te da opciones más personalizadas".

Eso sí, recuerda Pérez Altable, será muy significativo el "contexto de incertidumbre económica" que tiene España. "Afectará al consumo sin duda y, por tanto, resulta difícil hablar de una consolidación cuando el panorama económico que tenemos por delante es tan incierto", expone. Y lo mismo ocurre en muchos otros países.

La ¿consolidación? de TikTok, Twitch y Zoom

Si el 2020 ha sido el año del boom del entretenimiento casero, las redes sociales han sido las encargadas de darle viralidad con el móvil como principal fuente de tráfico. Y el próximo año, el uso de este tipo de plataformas se mantendrá. Uno de los grandes protagonistas ha sido, sin duda, TikTok. Según el informe de La nueva normalidad en 2021 de App Annie, esta aplicación de origen chino entrará en el club de los mil millones de usuarios activos mensuales en el que ya están Facebook, WhatsApp, YouTube o Instagram. Es más, el cálculo es que alcance los 1.200 millones. Para Pérez Altable, seguirá "entre las apps más usadas", ya que esta experta señala que la cultura de la remezcla y el remix de contenido, una tendencia aparecida durante estos meses, crecerá durante el próximo año y habrá que vigilar de cerca.

No opina lo mismo Casares. Para este experto, TikTok "van durar más o menos la moda". "Hasta hace poco era Snapchat y al poco aparece el TikTok de turno. Cuando la gente se canse y aparezca algo que atraiga más, pues iremos ahí", explica. Eso sí, apunta que lo continuará igual serán aquellas ya "establecidas", es decir, Facebook, Instagram, Twitter... Aunque, todos los expertos consultados coinciden en que la demanda de monopolio de EEUU contra el imperio de Mark Zuckerberg abre un interrogante sobre el futuro de la red social, de Instagram, de WhatsApp y del entorno de este tipo de aplicaciones en general. "Sobre todo, quién se los quedaría", argumenta Casares, en el caso de que Facebook tenga que trocear su compañía.

Pero este 2020 también ha dejado nuevas aplicaciones que se seguirán usando en 2021. Pérez Altable señala a Twitch, "que creo que se asentará el próximo año" gracias a que ha sabido diversificarse, y a Zoom, "aunque en menor medida" que este último año cuando se dará un "uso más racional".

Casares destaca que movimientos como la reciente compra de Slack por Salesforce "como herramienta de comunicación que puede luchar contra Microsoft Teams" demuestra que las compañías están reforzando "aquellas patas de negocio que aún les falta". "Y parece que hay más movimientos de este estilo", asegura este experto.

La ¿irrupción? del 5G y del Internet de las cosas

El 5G y el Internet de las cosas son dos de las grandes promesas tecnológicas de esta década. Sin embargo, parece que el 2021 aún no va a ser su año, pero lo intentará.

La llegada del 5G, que en España se empezó a desplegar este 2020. "En el día a día de las personas no va a afectar prácticamente nada", explica Casares. "Ahora mismo hay pocas aplicaciones que hagan uso del ancho de banda y de las reducciones de latencia que trae el 5G", admite Córcoles. "Si pensamos todo lo que hemos hecho este 2020 a nivel tecnológico sin 5G y pensamos todo lo que podríamos hacer gracias a la implementación del 5G la diferencia puede ser brutal", apunta Pérez Altable, que también cree que, cuando se implemente totalmente, "va a ser el gran impulsor de estos cambios y, por tanto, de nuestra sociedad y de la manera que tenemos de relacionarnos e interactuar en ella".

En lo que sí que se notará será, según Casares, en "los servicios profesionales que necesiten mucha calidad de servicio" y en "las zonas rurales o despobladas", siempre que "las operadoras no limiten la cantidad de tráfico". Y, recalca este experto, en "la capacidad de conectar muchos más dispositivos a la red de manera eficiente, y eso podría redundar en un crecimiento del ritmo de adopción del Internet de las cosas".

El Internet de las cosas, la interconexión digital de objetos cotidianos con la red, a Casares le recuerda a "esas premoniciones que se hacían a principios de los 2000 sobre Internet". Este experto reconoce que las posibilidades están "ahí" pero ahora dependen de "redes obsoletas". "Hasta que el 5G no esté extendido, muy extendido, poco se podrá hacer con el internet de las cosas. Y para esto faltan tres o cuatro años para cubrir una parte de la población razonable", explica, ya que no se espera que, hasta como pronto 2024, se llegue a un 75% de la cobertura en España.

"El impacto del covid ha impulsado la implementación del Internet de las cosas y, de hecho, en cierto modo podemos decir que la pandemia ha sido el catalizador para la adopción de estas tecnologías", asegura Pérez Altable. Sin embargo, esta profesora no cree que alcance todo su potencial en 2021: "Seguirán desarrollándose y veremos nuevas implementaciones, quizá aceleradas por la coyuntura actual".

Habrá que hacer balance en doce meses y todo dependerá, como todo en el último año, de la evolución de la pandemia

 

Suscríbete a infoLibre, forma parte de un periodismo honesto

Creemos en la información. Queremos que tú seas su dueño para que no dependa de nadie más. Por eso, nuestro proyecto se basa en la existencia de socias y socios comprometidos que nos permiten investigar y contar lo que pasa sin ataduras. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres hacerte con una, este es el enlace. La información que recibes depende de ti.
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión