X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Buzón de Voz

La política como 'Operación Triunfo'

Publicada 14/02/2018 a las 06:00 Actualizada 13/02/2018 a las 22:26    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 56

Se han cruzado en las últimas semanas novedades relevantes en el cenagal de la corrupción y un bombardeo de encuestas que pronostican un “asalto a los cielos” de Ciudadanos mientras las fuerzas de izquierda aparecen condenadas al bucle del desentendimiento y la melancolía. Se diría que la política no es capaz de asomar más allá de la pared del cortoplacismo, y funciona como una especie de Operación Triunfo en la que lo único importante es superar las “nominaciones” de la próxima semana (o encuesta) y no ser expulsado en la siguiente cita electoral. Asistimos a un juego tan ruidoso y entretenido como jartible (algo más que cansino, que produce hartazgo, en expresión gaditana tan propia de carnavales). Dan ganas de gritar “¡despierten, coño!”, tanto a la dirigencia de las izquierdas como a la ciudadanía que esperaba y aspiraba a algo muy distinto desde el 15-M.

Sobran los motivos, pero hagamos recuento:

1.- La confesión de Ricardo Costa y el sucio amago de Francisco Granados cierran el círculo de una evidencia: el Partido Popular lleva tres décadas financiándose de forma ilegal, manejando dinero negro y compitiendo de forma desleal con el resto de fuerzas políticas. ¿Quién lo dice? Lo han admitido ya empresarios que pagaban; lo han admitido ya intermediarios mafiosos que cobraban (trama Gürtel) y han comenzado a admitirlo (¡por fin!) altos cargos del PP que conectaban a las empresas con las administraciones públicas que les recompensaban sus generosas donaciones con contratos y adjudicaciones. La diferencia entre Costa y Granados consiste en que el primero se inculpó a sí mismo y aportó pruebas, mientras el segundo (al menos de momento) ha enchufado el ventilador interno en un intento de librarse de sus delitos achacando toda la responsabilidad a Esperanza Aguirre, a Ignacio González y a Cristina Cifuentes.

2.- Sostiene Felipe González (en una entrevista en Tele 5 concedida este mismo martes) que en España no ha habido “un fenómeno de corrupción” política sino que lo que se ha producido es “un descuido generalizado”. El expresidente sabrá por qué dice lo que dice, pero discrepo radicalmente. Por supuesto que ha habido un fenómeno de corrupción política, y no hay más que comprobar en los distintos sumarios, en las toneladas de pruebas y testimonios de las diferentes ramas de la Gürtel o en el caso del 3% en Cataluña que ha existido una fórmula idéntica y mimética de desvío sistemático de fondos públicos a bolsillos particulares y al dopaje de formaciones políticas de la derecha. Esa fórmula pasa por empresarios que pagan a fundaciones o a intermediarios a cambio de que dirigentes políticos faciliten contratos de infraestructuras que además sufrían posteriormente sobrecostes millonarios. De modo que en realidad a los empresarios esta gigantesca broma no les costaba un euro, puesto que al engordar la factura final ya recuperaban lo gastado en comisiones, donaciones y extras de todo tipo que terminamos pagando también los contribuyentes.

3.- Por supuesto que ese fenómeno clamoroso de corrupción política no habría funcionado durante tantos años sin “un descuido generalizado”, o más bien sin “un descuido interesado”. Ha habido órganos de control o supervisores que han mirado para otro lado, quizás bajo la presión de un bipartidismo acostumbrado al reparto de cuotas de poder institucional. Ha habido una mayoría de medios de comunicación que también miraron para otro lado o exclusivamente en una dirección, sin duda condicionados por las mangueras de dinero público utilizadas para regar el ecosistema mediático (basta echar un vistazo a los fondos del Canal de Isabel II o de Arpegio en Madrid y a los grupos periodísticos beneficiados). Y ha habido millones de ciudadanos que también han preferido taparse la nariz ante el hedor de la corrupción y seguir votando a quienes consideran “los suyos” incluso conociendo ya las mil y una mentiras acumuladas y los latrocinios ejecutados por “los suyos”. En este imperdonable “descuido” conviene señalar que alguna influencia tiene la capacidad de las fuerzas conservadoras para marcar la agenda de debate e imponer los discursos del miedo o la fuerza del refranero, pero también habrá que admitir que las fuerzas progresistas o “del cambio” se han equivocado reiteradamente a la hora de responder a un discurso manipulador que alterna la técnica del ventilador con la desviación de los focos hacia asuntos que hagan el suficiente ruido para tapar las vergüenzas. (El ejemplo paradigmático es el caso de los ERE, donde es evidente y escandaloso el pillaje de fondos públicos para favorecer el clientelismo del PSOE, pero donde no ha habido financiación ilegal del partido ni dirigentes políticos con cuentas millonarias y dinero negro).

4.- Ningún máximo responsable de un partido político corroído por la corrupción y la financiación ilegal como lo está el PP habría resistido en el poder como viene haciéndolo Mariano Rajoy desde el primer estallido de la Gürtel o al menos desde el conocimiento público de sus mensajes de apoyo a Luis Bárcenas. Por más que siga engordándose la leyenda, si Rajoy sigue al frente de “los suyos” no es por su supuesta habilidad política y su capacidad de resistir (que la tiene, sin duda), sino más bien por el miedo a una alternativa de izquierdas en los poderes económicos, empresariales y mediáticos, así como por la incapacidad de renovación en el propio PP, inmerso e imputado en distintos procedimientos judiciales en curso.

5.- A medida que el nivel del cenagal de la corrupción crece, la batería de apoyos a un recambio en el espacio conservador también se ensancha. El éxito de Ciudadanos en Cataluña al dejar al PP en la irrelevancia y al pescar también en las aguas del PSC ha ido multiplicándose en las últimas semanas a escala estatal con la inestimable ayuda de resortes mediáticos (merece una tesis doctoral la competición entre El País y ABC a la hora de elogiar editorialmente al partido de Rivera y de jalear encuestas que lo sitúan ya en el palacio de La Moncloa). A Rajoy no sólo le han fallado Costa, Granados, Bárcenas, González, Aguirre… y por ahí hasta casi el infinito, sino también sus cálculos sobre la respuesta al independentismo catalán. Esconderse bajo las faldas del Tribunal Constitucional y del Supremo en lugar de plantear alguna iniciativa política ayudó a que el soberanismo volviera a ganar la mayoría parlamentaria el 21-D y ha permitido a Ciudadanos apropiarse de un discurso nacionalista español o patriótico más transversal.

6.- Es pronto para considerar imparable el sorpasso de Ciudadanos al PP, pero quienes saben leer la letra pequeña de los sondeos (sin cocinas) coinciden en señalar que en cualquier caso el voto desde el centro a la ultraderecha se partirá en dos, como le ocurrió al espacio desde el centro hasta la extrema izquierda tras la irrupción de Podemos. Y, a fecha de hoy, la suma de PP y Cs (o viceversa) supera claramente a los votos que sumarían PSOE y Unidos Podemos (o viceversa). Se reconfirma el fin del bipartidismo, como reconoce el propio Felipe González, y cuaja un dibujo parlamentario de cuatro grandes fuerzas estatales y unos grupos nacionalistas o independentistas que mantienen un voto fiel.

7.- Ante este escenario, y mientras no se articule una vía política de entendimiento con los independentistas, el mayor riesgo de las fuerzas progresistas es imitar las estrategias de Rajoy o de Rivera. Sánchez confía en que la división del voto a su derecha puede favorecer una victoria del PSOE por la mínima para intentar repetir el intento de investidura con el apoyo de Cs y (esta vez sí) el permiso de Podemos. Sentarse a esperar esa carambola, al estilo Rajoy, es arriesgado, porque quien busca el empate suele perder. Y lanzar mensajes un día para competir con Ciudadanos y otro para disputar votos a Iglesias, al estilo del desideologizado Rivera, puede suponerle a Sánchez la dilapidación de su principal capital político: el apoyo de las bases que le devolvieron al liderazgo. Si Iglesias, por su parte, cree que la única clave que explica su bajísima valoración en todas las encuestas es el rechazo que suscita en los demás partidos, se arriesga a caer en un ensimismamiento que puede frustrar las aspiraciones de cambio de su base electoral y limitar el espacio de Podemos al que en su día ocupó la IU de Julio Anguita.

Se acelera la presión para convertir a los ciudadanos en simples consumidores, mucho más sensibles a la reacción a golpe de oferta o de click que de proyectos creíbles de futuro o modelos de país. Esa dinámica afecta a todas las democracias capitalistas y ha desorientado aquí y en todas partes a las formaciones progresistas, precisamente cuando más falta hacen, tras el desastre social provocado por las políticas neoliberales. Es hora de dejar de discutir sobre la definición exacta de “populismo” o sobre la primogenitura en la lucha feminista. Porque mientras debatimos por algunas señas de identidad o por medallas diversas, nos siguen colando regresiones permanentes en derechos, en libertades o en igualdad. Mientras nos entretienen con el “peligro ruso”, las fake news y mil encuestas que alimentan “preverdades”, el BOE sigue en las mismas manos o acabará en otras muy parecidas.
Correo Electrónico


Hazte socio de infolibre



11 Comentarios
  • Argaru Argaru 19/02/18 16:00

    No me gusta polemizar con nadie. De hecho, manifiesto mis opiniones y no intento convencer a nadie de las mismas y siempre estoy dispuesto a aprender de todo el mundo, reconociendo mis propios errores, que seguramente, son muchos. En el comentario de JFRM he de confesar  que no entiendo el argumentario del texto, salvo que quiera decir que este país está muy bien como está, disfrutando plenamente de las ventajas de las políticas del TRIPARTIDISMO. Si no es así, le ruego me lo explique. Muchas gracias.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Cachondo Cachondo 17/02/18 13:49

    Pero si el tema de sacar ahora el rollo e la inmersión lingüística es una de las muchas cortinas de humo con que el PP quiere parar a Ciudadanos, ahora tiene que demostrar que es más “patriota” (o lo que es lo mismo, más anti catalán) que Ciudadanos. Cuando el PP llevó al TC varios artículos del Estatut (que por cierto alguno de ellos literalmente los habían votado en Valencia) y puso mesas contra los catalanes, esperaba recoger los votos del resto de España, secularmente anti catalanista, aunque volviese a poner en la palestra el “problema catalán” (que estaba resuelto con el Estatut por varias decenas de años), y ahora resulta que después de haber creado un problema que no existía (antes el 15/20% de independentistas, ahora el 47%) de esos botos se aprovecha Ciudadanos, con lo cual le ha salido el tiro por la culata. Se las daban muy felices LAS DOS DERECHAS, la españolista y la catalana, cada una recogían los votos anti y además y no menos importante TAPABAN LA METÁSTASIS DE CORRUPCIÓN DE CADA UNA. Pues ahora le ha salido el tiro por la culata al PP, es lo menos que se merece después de haber puesto por encima los votos a los intereses de España. Por otra parte el problema d castellano en Cataluña NO EXISTE, no conozco un catalán que no hable correctamente el castellano, es más, que los alumnos catalanes son los primeros en el conocimiento de la lengua castellana, según diversos estudios. APLAUDE LA GENTE BOBA, PORQUE NO RECAPACITA, QUE ESTÁ MÁS SUCIA LA ESCOBA, QUE LA BASURA QUE QUITA.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    2

  • ryper ryper 17/02/18 02:17

    Excelente reflejo de la llamada clase política que hay en el Congreso y Senado.

    También de los que andamos por la calle, a los que pomposamente se nos ha bautizado como "sociedad civil?

    Gracias Jesús por recordarnos como está el patio. Tus análisis nunca están de mas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Azalea Azalea 17/02/18 00:46

    Muy buen análisis de la situación política actual, bien argumentado . A ver si despiertan las formaciones proqesistas!!! . gracias por tu artículo Jesús.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Beethoven Beethoven 16/02/18 19:50

    Sr. MARAÑA ,COMO HAY MUCHO COMENTARIOS A SU " EDITORIAL ",SIEMPRE COHERENTE ,SÓLO HARÉ REFERENCIA AL PUNTO 2 : QUE EL CIUDADANO GONZÀLEZ ,DIGA " DESCUIDO GENERALIZADO ",DEBERÍA HABER DICHO ( ROBO GENERALIZADO ) CÓMO PUEDE SER SOCIALISTA .DICE EL Sr.ANGUITA ,QUE HABLAR DE LAS IZQUIERDAS NO DEBE INCLUIR SL PSOE ,HABIENDO EN SUS BASES SOCIALISTAS DE VERDAD.TOME BUENA NOTA EL Sr.SÁNCHEZ ,QUIENES SON SUS ENEMIGOS ,LOS TIENE DENTRO Y FUERA DEL CONGRESO
    Y QUE RECUERDE AL CIUDADANO HERÉDIA, QUE DIJO... NUESTRO ADVERSARIO EL. PP ,NUESTRO ENEMIGO PODEMOS. SUFICIENTE.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • soriafar soriafar 16/02/18 18:37

    Yo creo que si ciudadanos gana las elecciones y tal como dicen las encuestas, la suma del PP y Cs consiguen mayoría, y este ultimo gobernara, puesto a elegir, no veo a ciudadanos junto a los progresistas, y menos si Albert se deja aconsejar Aznar.
    Dicho esto y pasando al tema principal de la actualidad, "UN DESCUIDO GENERALIZADO" vaya espaldarazo que le ha dado Felipe a la derecha gobernante, y nada menos que en tele 5, cuya audiencia, estoy por decir, no es de las mas informadas políticamente hablando pero si la mas vulnerable, y además viniendo de un político de referencia como es expresidente socialista.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10

  • para3 para3 16/02/18 11:09

    Lo del descuido generalizado está claro. Lo que Felipe quiere decir es que al principio solo sacaban dinero los 4 que manejaban el cotarro y sin que se dieran cuenta los que estaban más abajo los vieron y empezaron a imitadores. El descuido es que los imitadores no tuvieron tanto cuidado y los 4 de arriba, ensimismados con "lo suyo" no se dieron cuenta. Pillaron a los imitadores y estos han dicho que no eran solo ellos los que pillaban, que los jefes también .....lo dicho, un descuido generalizado

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    12

  • jmam jmam 14/02/18 20:37

    Bravo. Y digo yo si Ud. es capaz de verlo tan claro y yo, y otros muchos lectores, lo vemos igual ¿que les falta a todos nuestros políticos para no darse cuenta?. Salud y república.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    17

    • TOTOFREDO TOTOFREDO 14/02/18 20:42

      Algunos si lo ven, pero no cuentan con la difusión necesaria.

      Responder

      Denunciar comentario

      4

      14

  • yoka yoka 14/02/18 18:15

    Lo del descuido de Felipe es pensando en si mismo que se descuido con Roldan y Cia. pero han habido muchos mas descuidos que no han salido a la luz por complicidad y la finanaciación de los Partidos Politicos, 2 para ti y 1 para mi,a costa de una Obra Publica deficiente,porque lo que se paga en negro se descuenta de la calidad de la obra,los empresarios no juegan a perder NO HA HABIDO DESCUIDO SINO COMPLICIDAD.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    27

  • CarlosP58 CarlosP58 14/02/18 17:51

    Muchas gracias a Jesús Maraña por este artículo y tantos otros que deberían ser lectura recomendada en escuelas, puestos de trabajo y bares de toda la geografía española.
    Excelentes razonamientos que mezclando información y opinión propia, no manipulan al lector, algo hoy en día muy difícil de encontrar en lo que se llama prensa española.
    Tus artículos enseñan, aumentan nuestra capacidad de análisis con datos nuevos y, sobre todo, nos permiten ejercer la crítica positiva o negativa en aquellos asuntos que consideremos oportunos.
    ¡Es una suerte que Infolibre cuente con tu presencia y la de todos aquellos empeñados en esta tarea de INFORMAR junto a ciudadanos críticos!
    Por todo ello, muchas gracias Jesús y compañía.
    Saludos y Periodismo Libre

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    30



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre