x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Muros sin Fronteras

Ojo que Trump va a repetir salvo milagro

Publicada el 20/06/2019 a las 06:00 Actualizada el 19/06/2019 a las 22:04
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios



Donald Trump ha iniciado en Florida su campaña para la reelección en noviembre de 2020. Aunque parece más vulnerable que nunca, tiene muchas posibilidades de continuar en la Casa Blanca otros cuatro años. La economía va bien, el desempleo se encuentra en mínimos, sus votantes están contentos y los rivales parecen desnortados y divididos. ¿Nos suena?

Los medios de comunicación estadounidenses que tanto le critican, y con motivos sobrados, no han logrado llegar al votante indeciso, conectar con sus preocupaciones cotidianas. El discurso del presidente sobre las fake news (noticias falsas; todas aquellas que no le ensalzan) y de los medios mentirosos ha calado. Las redes sociales juegan a favor del presidente.

Deberían ver el documental The Fourth Estate: Inside New York Times' coverage of Trump.



El único que podría tener alguna posibilidad de vencerle es Joe Biden, ex vicepresidente de Barack Obama durante ocho años. Es un representante del ala conservadora del Partido Demócrata, en las antípodas de la gran estrella emergente de la política estadounidense, Alexandria Ocasio-Cortes, a la que le quedan diez años o más de aprendizaje para dar el salto a unas presidenciales. Antes deberá curtirse en la Cámara de Representantes –donde ya está– y, tal vez, dar el salto al Senado a medio plazo.



Uno de los temores, hace unos meses, era que una sobreexposición mediática y tuitera, red social en la que es una maestra, terminara por dañarla. Ha pasado casi un año desde su sorprendente victoria en las primarias de su partido, y su fuerza no decae. Estamos ante una líder capaz de defender políticas justas, mojarse en la lucha contra los poderes ocultos que mueven los hilos del poder y transmitir emoción. Otro discurso ha entrado en el Capitolio.



Les recomiendo el documental de Netflix sobre Ocasio-Cortés y otras candidatas insurgentes. Trata sobre personas ordinarias haciendo cosas extraordinarias, como intentar sacar a las grandes corporaciones del Congreso, evitar que las farmacéuticas y las aseguradoras dicten la política sanitaria de millones de estadounidenses.

Les sugiero también el documental de RTVE El poder de las farmacéuticas.

La semana pasada les hablé sobre otro documental, Push, que denuncia cómo el mercado financiero ha transformado un derecho fundamental –como es el acceso a una vivienda digna– en un activo que se compra y se vende sin necesidad de ver personas, sin tener en cuenta sus sentimientos. Lo mismo sucede con la sanidad. Ese modelo ya está en España de la mano del PP.

Ocasio-Cortés y otros candidatos similares son el futuro. Se les llama insurgentes porque se rebelan contra un poder establecido, contra una forma de hacer las cosas que está más cerca de la corrupción que de la política entendida como instrumento para mejorar la vida de la gente. Son los efectos de la candidatura de Bernie Sanders. No derrotó a Hillary Clinton, protegida por el aparato, en las primarias demócratas, pero regó EEUU de brotes verdes. Después del trumpismo, dure hasta 2020 o 2024, habrá opciones de recuperar el lenguaje, los valores y los derechos.

Trump no es comparable a la extrema derecha europea. Es lo que sostenía esta semana Paul Krugman en un artículo en The New York Times. No lo será, pero se mantiene como un foco de infección global, además de un peligro para el estatus quo surgido de la II Guerra Mundial y de la Guerra Fría.



Biden es un peso pesado, tiene discurso y don de la palabra. Su principal punto débil es que lleva demasiados años en la alta política como para no tener puntos débiles, muertos en el armario. Le podrían acusar de exagerar, al comienzo de su carrera, el currículo, o presidir el comité que interrogó a Anita Hill en su caso contra el futuro juez del Supremo Clearence Thomas. No fue un comité ejemplar, ni justo. Además tiene fama de ser tocón con las mujeres. En este terreno no le podrá atacar Trump, el machista en jefe.



Más allá de Biden está mi favorito, Beto O’Rourke, que no despega en las encuestas. Quizá he sido un poco precipitado en mi entusiasmo. Tal vez sea uno de los jóvenes demócratas que necesitan más maduración. Las primarias, como los 90 minutos en el Bernabéu, son muy largas y pueden deparar aún sorpresas. Todo empezará en el primer debate.

Según las encuestas, solo Kamala Harris, también del sector conservador del partido, hace sombra a Biden. Es una mujer con discurso y algunos puntos débiles en su etapa de fiscala general de California. Podrían formar un buen ticket electoral para 2020.

La sensación es Pete Buttigieg, gay, alcalde, veterano de Afganistán, cuyo apellido es impronunciable. No para de subir en las encuestas, todo el mundo habla de él.



La clave, como me apuntaba una amiga que vive en EEUU, es que todos los demócratas, conservadores, de centro, liberales y socialdemócratas voten en masa al candidato que gane las primarias, sea quien sea. Que no se repita lo ocurrido en 2016 cuando los seguidores de Sanders prefirieron quedarse en casa antes que votar a Hillary.

En EEUU tienen a Trump, y en Madrid tenemos al trifachito.



Si el elegido fuese Sanders o Elisabeth Warren, del sector izquierdista dentro de lo izquierdista que se puede ser en EEUU, las demás corrientes demócratas también deberían votar en masa para evitar la victoria de Trump. Es posible que ningún sector haya aprendido la lección, como tampoco se ha aprendido en España.

Permítanme un postdata urgente sobre Albert Rivera, desnortado desde que se equivocara de bando en la moción de censura contra Mariano Rajoy, debida a la Gürtel. Al no moverse por convicciones, sino por tacticismo cortoplacista, todo lo apuesta a alcanzar el poder a cualquier precio lo antes posible. Manuel Valls le ha dado una lección de estrategia, y de sentido del Estado. Sus inexplicables pactos tras el 26-A han reforzado a un muerto viviente, como era Pablo Casado. Su momento ha pasado. Lo malo es que su recambio natural, Inés Arrimadas, parece empeñada en suicidarse con él.

En España no tenemos Alexandrias Ocasio-Cortés en la primera línea de la política. Habrá que buscarlas. Quedan solo cuatro años para las siguientes elecciones municipales.

Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

19 Comentarios
  • fotovoltaico fotovoltaico 21/06/19 21:49

    Que todos los planetas y sus soles se encuentre y confabulen en la linea exsasta ,para que este hombre no salga de nuevo,se lo pedire a los dioses.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Argaru Argaru 21/06/19 20:56

    Según los datos oficiales, solo el 14 % de los norteamericanos tienen pasaporte. Esto quiere decir, que a la inmensa mayoría de los ciudadanos de este país, les importa poco o casi nada, lo que suceda fuera de sus fronteras. Es más, casi apostaría que a los de State Island les importa un pepino lo que suceda en Queens, por no salir del territorio de la ciudad de Nueva York, ciudad que he visitado en tres ocasiones, la última a primeros de junio de este año. Se podría decir, en mi opinión, que este país vive en una burbuja totalmente refractaria a lo que venga de fuera y, gracias a eso, se mantiene el “statu quo”, dónde las opciones políticas reales son votar a la derecha, Partido Demócrata o votar a la extrema derecha, Partido Republicano. No hay más. Por esta razón, el sistema permanece a salvo de cualquier contaminación, tanto interna como externa. Si no recuerdo mal, Vicente Verdú, que fue corresponsal en U.S.A de Él País, decía que del 14 % de norteamericanos que salían fuera del país, un 2 % viajaba a Europa y de ese 2 %, el 90 % opinaba que se vivía mejor en Europa que en su propio país. Y el dato no termina aquí, consideran que España es el país dónde mejor se vive en Europa pero, en cambio, la colocan en los últimos lugares a la hora de hacer negocios. Desde luego, no se puede tener todo. Está claro para ellos, que se nos da mejor el “circo” que el “pan”. No obstante, el dato relevante de todo esto es que el 86 % de los estadounidenses prefieren no salir del país y parece que están contentos con lo que está haciendo Trump, sobre todo teniendo en cuenta, cuando no existe ni posibilidad ni perspectiva de poder analizar con criterio su gestión de gobierno, dejando las “fake News” aparte. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • vel vel 20/06/19 16:43

    Fantástico como siempre. Gracias Ramón. Salud!!!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Coronel Dax Coronel Dax 20/06/19 16:41

    ¡Caramba, que queda todavía año y medio para el día de las elecciones! Eso, Sr Lobo, usted lo sabe bien, en política equivale a una Era Geológica. Pueden suceder muchas, muchas cosas antes. Por dar un dato: La economía hoy va como un cohete, pero de aquí a año y medio creo que hay plazo para que esa situación se dé la vuelta completamente (y hay ya malos presagios en el ambiente).

    Un saludo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • RqueR RqueR 20/06/19 14:47

    Pienso en abandonar el barco ... pero la media horita que me das...salud.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Juanjo Seoane Juanjo Seoane 20/06/19 13:59

    Y Joe y Alexandria como 1 y 2?

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • GRINGO GRINGO 20/06/19 14:44

      Y Bernie Sanders ???

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      1

  • bayardo bayardo 20/06/19 13:13

    Yo también estoy convencido que hay un 90% posibilidades que repita. Por varios motivos:
    1- "es la economía, estúpido, es la economía". "Vero o ben trovato" esto es así. La lista de políticos en todo el mundo que han dicho por su boca o hecho barrabasadas es muy larga. No obstante, con una tasa de paro del orden del 3%, con un canto en los dientes. Nos guste o no es así.
    2-El plus que tiene siempre el que ya está en el gobierno. Hay gente que vota al que ya es jefe. Hay gente que no le gustan los cambios por desconocidos, etc.
    3- ¿Cómo está el gallinero de enfrente? Porque en el partido demócrata pasa algo similar que con las "izquierdas" españolas: jaula de grillos.
    Así pues, siendo astutos, se trata de no meter la patita de aquí a las elecc. Creo que vamos a ver a 1 trumpito mucho mas moderado, sin salidas de tono. Tampoco tomará decisiones drásticas. NO va a asustar a los abstencionistas demócratas.
    Estoy de acuerdo. Las posibilidades son muchas son muchas. Puede haber Trump para rato. 2024

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    1

    2

    • bayardo bayardo 20/06/19 13:23

      Y eso sin contar que en 2024 se postule su hija, la ivanka trump, ojito. Que estos son capaces de eso y mas. Ya tienen la experiencia republicana de los bush. Los estadounidenses ya se han acostrumbrado a verla en funciones de gobierno, en la casa blanca, y los medios no han ardido. ¿Tontería? Pues espérate y verás.
      ...y tendría tirón entre buena parte de la población. ¿o es que acaso el "atractivo" no les funciona a otros políticos? No hay que irse muy lejos para poner ejemplos ¿verdad?.
      En el próximo mandato su padre la coloca en 1 puesto adecuado y tiene 4 años para ir moldeando su candidatura ganando puntos de popularidad con toda la maquinaria de la casa blanca trabajando para ella. Los republicanos le meterían un gol por toda la escuadra a los demócratas si ganara, colocando a la primera mujer presidenta de usa.
      ...y entonces es cuando ya le podría dar un ictus a la hillary clinton -cosa que no le deseo, claro-

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      3

      1

      • bayardo bayardo 20/06/19 16:02

        Por si alguien no lo ha entendido, o yo no he sabido explicarme; yo NO deseo que ganen los republicanos...

        Responder

        Denunciar comentario

        1

        1

  • Larry2 Larry2 20/06/19 10:25

    Sería para mí un fracaso de la sociedad americana que Trump siguiera de presidente de EEUU. De acuerdo con algún comentario que mandatarios de otros paises le rien las gracias. Es un sinverguenza, que se nutre de noticias falsas, y controla muchos medios para difundir su discurso. Pero la responsabilidad es de los americanos y solo de ellos. agur. 

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    2

    • GRINGO GRINGO 20/06/19 13:17

      Repasa los últimos presidentes republicanos, y tómate algo sentado......Trump-Bush-Reagan......

      Responder

      Denunciar comentario

      2

      1

  • hayundi hayundi 20/06/19 10:20

    El sistema en USA está podrido totalmente, el poder de las grandes corporaciones es ilimitado, el presidente es un titere en sus manos, porque solo así se puede llegar a ser presidente, incluyendo al Sr Obama aunque fuera un poco mas humanista.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    2

    3

    • GRINGO GRINGO 20/06/19 13:15

      Allí y aquí es más de lo mismo, todos están sujetos por la pasta, que es la que financia campañas y carreras políticas, como medios de comunicación.

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      2

  • jorgeplaza jorgeplaza 20/06/19 09:11

    Pues sí: lo más probable es que Trump repita y esta vez con mayoría de votos populares y no solo electorales. A lo mejor la moraleja es que a la mayoría de la gente le preocupa más tener un currelo que le permita ir tirando que respetar los derechos de las minorías de siglas interminables. O que hay más gente en los EE.UU. del tipo de los personajes sureños que suele encarnar Tommy Lee Jones que de los neoyorquinos neuróticos de las películas de Woody Allen. O también que cuando los programas más vistos de la televisión son los que son debemos prepararnos para lo peor en política. Jorge Javier tiene en su contra que es homosexual, pero no sé que hace Carlos Sobera que no está preparando ya su campaña electoral.

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    3



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.